fbpx

Las clases por televisión, una opción para Latinoamérica en cuarentena

Las clases a distancia por televisión tienen una implementación reciente por la pandemia. ¿Qué desafíos implica esta nueva modalidad?.

Televisor ostrando la imagen de un hombre dando clases

La cancelación de las clases presenciales ha dado como resultado la implementación de clases por televisión durante la pandemia. / Foto: Unsplash

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: Classes on television, an option for Latin America in quarantine

La cancelación de las clases presenciales en muchos países generó distintas propuestas en el ámbito educativo. Una de las más recientes ocurrió con la posibilidad de que los alumnos se eduquen a través de la televisión, algo que se aplicó en México desde el 24 de agosto, según destaca la web de Xataka.

El titular de la Secretaría de Educación Pública del país, Esteban Moctezuma, presentó la conferencia sobre el regreso a las clases a través de la total distancia, utilizando distintas plataformas. Entre ellas, la posibilidad de sintonizar tres canales educativos para la educación básica, mientras que la superior se queda únicamente con dos.

Sin embargo, la web de la CNN destacó que, según los expertos, México iniciará la enseñanza por televisión “sin una estrategia clara”. Es decir, parece que la decisión de comenzarla de esta manera responde más a la urgencia de que los alumnos se eduquen, aunque sin ver cómo podría suceder. Veamos, entonces, algunos detalles más al respecto.

La educación a través de la televisión en la pandemia

En primer lugar, todos parecen coincidir en que se trata de una etapa de “prueba y error”. Es lo que destaca la web de El Ceo, que caracteriza a la educación por televisión como el “gran experimento de México”. Es decir, la pandemia evidenció las brechas del acceso a la información digital, por lo que esta parece ser una solución que no se sabe si será suficiente.

Es decir, se presupone que la posibilidad de que los alumnos puedan ver la televisión y educarse será mayor a la de Internet. De acuerdo con distintos relevamientos de la Transición Digital Terrestre (TDT) del gobierno, el 92,5% de los hogares en México cuentan con un televisor, aunque existen 2.7 millones de hogares que no tienen aparatos de este estilo.

Sin embargo, el programa de contenidos parece apuntar hacia la calidad. La web de Infobae destaca que en la propuesta participarán “maestros destacados por su trayectoria profesional y expertos en diversos temas”, de forma tal que se pueda generar un buen diálogo con los alumnos a través de tres tipos diferentes de programas.

Por el momento, se sabe que los programas no implican tareas para el hogar, aunque es cierto que los docentes deberán acompañar a sus alumnos para asignar actividades. Si bien se espera una buena evolución, los maestros y maestras tendrán que preparar un guion de contenidos, seleccionar las lecturas y compartir recursos adicionales.

Es decir, la TV aparece como un recurso complementario a las enseñanzas de los profesores. En esta misma línea de pensamiento se ubica el medio New York Times, que destaca que la educación por televisión “vive un auge por la pandemia del coronavirus”, ya que, en las regiones donde el acceso a Internet es limitado, se está recurriendo a tecnología menos actual para llegar a más estudiantes.

Lea también: ¿Podría el COVID-19 en las aguas residuales ser infeccioso?

La web de El País también hace referencia al “desafío de educar en Latinoamérica durante la pandemia”, ya que los maestros y los propios estudiantes se enfrentan a las dificultades por los recursos de los sistemas educativos precarizados. Es lo que también sucede en Perú, donde algunas regiones con escuelas rurales tienen imposibilitada la conexión a Internet.

En este mismo país se anunció de forma reciente un programa de televisión para estudiantes con discapacidad, una iniciativa que, según la página web de Andina Perú, está fomentada por el Ministerio de Educación gracias al programa “Aprendo en casa”. Es decir, se intenta abarcar la mayor cantidad de alumnos posibles a través de medios que se presupone que están en la mayoría de los hogares.

En Argentina ocurrió una situación similar, dado que, como menciona el medio de Cadena3, se lanzó una plataforma de contenido educativo a través de la TV Pública, de forma tal que se pueda mantener el dictado de clases durante la cuarentena. Es decir, se incorporan programas pedagógicos para que incluso las escuelas rurales puedan tener acceso al contenido.

A pesar de que esta iniciativa de educar a través de la televisión parece no ser perfecta, queda claro que es una alternativa que debemos tener en cuenta. Cuando pensamos en educación virtual, automáticamente la asociamos con Internet y las computadoras. Sin embargo, este momento tan particular del sistema evidenció las carencias de muchas familias en todo el continente.

Por ende, el hecho de que intenten masificar el contenido desde las pantallas, sin necesidad de una conexión a Internet, implica abarcar a una mayor cantidad de alumnos que tienen el derecho de estudiar. Queda por ver cuáles son las medidas que toma cada país para reducir esta brecha material que tanto preocupa a los sectores educativos.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…