fbpx

¿Qué es la Peste Negra y qué sabemos de su regreso?

Mientras el mundo fija su atención en el Coronavirus, la antigua peste bubónica vuelve a hacer presencia en algunos países.

Hombre haciendo una prueba en un laboratorio

Esto es lo que sabemos hasta ahora del regreso de la peste negra. / Foto: Pexels

LatinAmerican Post | Juliana Suárez

Escucha este artículo


Read in english: What is the Black Death and what do we know about its return?

A pesar de que la peste negra lleva siglos sin ser tan mortífera como lo fue en el siglo XIV y por lo que se consideró la peste más devastadora en la historia de la humanidad, su presencia en distintas partes del mundo vuelve a levantar las alertas.

Mongolia, un país cuya falta de apertura mundial no vivió la crisis del Coronavirus como los demás, comenzó a tener casos de la Peste Negra en el mes de julio. Como alerta, las autoridades decidieron entrar en cuarentena. Días después, en Mongolia Interior (que es una región de China y limita con Mongolia) se detectó un caso similar y eso encendió las alertas en la región.

Ahora, se presentó un nuevo caso en California, Estados Unidos. Éste sería el primero en detectarse en 5 años en esa zona del país. Por lo pronto, los casos que se han registrado en las últimas semanas en el mundo se han detectado en una etapa temprana, lo que ha facilitado la contención y no se ha propagado. 

¿Qué es la peste negra?

Esta enfermedad es un símbolo de las epidemias mortales dada su magintud en Eurasia durante la Edad Media. Ésta pudo ser controlada solo años después gracias a antibióticos, pero en su momento causó la muerte de alrededor de 200 millones de personas, según France 24. Actualmente, aunque siguen existiendo brotes, nunca volvieron a ser tan mortíferos como el del siglo XIV. 

La Peste Negra, o peste bubónica, es causada por una bacteria llamada Yersinia Pestis, que habita en animales pequeños y en parásitos de éstos, como las pulgas. Normalmente, el contagio de esa enfermedad se da por la picadura de los parásitos que contengan la bacteria, pero en algunos casos se da por contacto directo e incluso la ingesta de los animales donde habitan. 

Lea también: Inconsistencias a nivel mundial podrían dañar los esfuerzos contra el COVID-19

La peste ha estado presente en los últimos años en países de todas partes del mundo como Estados Unidos, Perú, Bolivia, República Democrática del Congo, China y Mongolia. Éste último es uno de los países donde normalmente se encuentran casos de la peste debido a la ingesta de animales como marmotas. En la ola iniciada en julio, fue precisamente esto lo que dio paso a la aparición de nuevos casos en la región.

A pesar de su pasado, la OMS ha catalogado éste como un brote de bajo riesgo debido a que es raramente transmitido a los humanos, aunque está presente en una gran cantidad de animales. Sin embargo, la presencia de la peste nunca se ha ido por completo. Según la organización, tiene un potencial mortal e indica que “entre 2010 y 2015 se notificaron 3.248 casos en el mundo, 584 de ellos mortales”.

Por el momento, China tiene una alarma de nivel 3 frente al brote, la segunda más baja de la escala en el país y se mantendrá hasta finales de año para prevenir su propagación. Mientras tanto, las autoridades de California han pedido que se tenga un control en sus mascotas cuando están al aire libre pues las altas temperaturas del verano en la costa pueden facilitar la propagación de las pulgas con la bacteria.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…