fbpx

“Píldoras naturales” la nueva medicina para controlar el estrés

Un estudio confirma la existencia científica de las píldoras de vitamina N.

Mujer sentada viendo un paisaje

Investigación señala que el estar en contacto con la naturaleza puede reducir el estrés. / Foto: Unsplash

The Woman Post | Maria Lourdes Zimmermann

Escucha este artículo


Read in english: "Natural pills" the new medicine to control stress

Un investigación de la Universidad de Michigan en Estados Unidos, concluyó que 20 minutos en contacto con la naturaleza pueden disminuir significativamente los niveles de la hormona del estrés.

El estudio realizado por  MaryCarol Hunter, arquitecta paisajista y ecologista profesora asociada en la Escuela de Medio Ambiente y Sostenibilidad de la Universidad de Michigan y su equipo, publicado recientemente por Frontiers in Psychology, demostró que permanecer en el bosque o incluso, simplemente hacer jardinería o sentarse tranquilamente en el patio trasero reduce significativamente el estrés.

Ese hallazgo, que los investigadores llamaron una "píldora de naturaleza", tiene un significado especial ahora que un tercio de la población mundial permanece en aislamiento.

El estudio que duró ocho semanas, contó con 36 voluntarios quienes acordaron tener una experiencia en la naturaleza durante al menos 10 minutos, al menos tres veces por semana. Las personas eran libres de elegir la hora del día, la duración y el lugar de su experiencia con la naturaleza.

Una vez cada dos semanas, los participantes recolectaron muestras de saliva antes y después de la píldora natural de ese día o de estar en contacto con la naturaleza.

Las muestras de saliva se analizaron en busca de cortisol, una hormona del estrés, y se usaron para determinar si los niveles de estrés habían cambiado al final de una determinada experiencia en la naturaleza. Descubrieron que una experiencia en la naturaleza producía una caída del 21,3% por hora en los niveles de cortisol, con la mayor eficiencia (el mejor resultado por el tiempo invertido) de las píldoras naturales que duraban de 20 a 30 minutos.

A partir de entonces, el alivio del estrés continúa aumentando, pero a un ritmo más lento. El estudio proporciona las primeras estimaciones de cómo las experiencias de la naturaleza urbana impactan los niveles de estrés en el contexto de la vida diaria.

A los participantes en el estudio se les suprimió el uso de celulares  y otros dispositivos electrónicos durante las experiencias en la naturaleza. Una de las incógnitas que se generó luego de la publicación del estudio es, si ese mismo resultado lo podría generar estar en tranquilidad en una habitación vacía por el mismo tiempo.

A lo que MaryCarol Hunter respondió: “Quizás, pero lo que haga mientras está sentado en silencio marcará la diferencia”. Hay algunos estudios que comparan actividades específicas que se realizan en interiores y al aire libre. Por ejemplo, la reducción del estrés (medido en términos de cortisol) es mayor cuando se trabaja en el jardín durante 30 minutos en comparación con sentarse adentro sin ver la naturaleza y leer revistas populares sin imágenes de la naturaleza. El ejercicio físico aporta un mayor bienestar emocional en entornos naturales que la misma actividad realizada en interiores. Las prácticas meditativas de atención plena producen mayores efectos restauradores en entornos que simulan entornos naturales en comparación con entornos urbanos o interiores explica la investigadora.

Lea también: ¿Por qué es importante respirar bien en cuarentena? Consejos para hacerlo mejor

¿Cómo puede el contacto con la naturaleza ayudar a las personas a reducir el estrés?

En este momento de incertidumbre dice Hunter, de aislamiento social y adaptación a un estilo de vida diferente, pasar tiempo en la naturaleza, mientras se mantiene un distanciamiento social adecuado, por supuesto, es un tipo de antídoto para nuestra angustia. La exposición a la naturaleza tiene muchos beneficios, como dormir mejor, reducir la inflamación, mejorar la función inmunológica y, entre ellos, un mejor estado de bienestar mental, incluida la reducción del estrés, la capacidad de mantenerse concentrado y la experiencia de asombro. También hay beneficios físicos, incluida la exposición a un aire más limpio y compuestos vegetales secundarios beneficiosos (fitoncidas) y microbios que fortalecen la salud, y la producción natural de vitamina D, un componente importante de un sistema inmunológico saludable.

Pero el estudio en sus conclusiones no genera una obligación de las personas a tener expericiencias en bosques, si no se está cerca de ellos. “Sabemos que el impacto curativo de una experiencia en la naturaleza no requiere un viaje o una inmersión completa en ella” explica la experta. De hecho, cualquier lugar que te ayude a sentirte conectado con la naturaleza servirá.

El sentido de conexión con la naturaleza puede ser pasivo o activo. Una experiencia pasiva es subconsciente. “Es una fascinación suave, el tipo de cosas que ocurren cuando la mente divaga y notas el aire en tu piel, los pájaros cantando y la forma de los árboles contra el cielo, es lo que se logró concluir en el estudio”, añade la experta. Por otra parte, “una experiencia activa es una interfaz consciente con algún aspecto de la naturaleza”. Por ejemplo, un momento sorprendente añade Hunter, cuando miras algo hermoso, o te vuelves un observador comprometido con el funcionamiento de la naturaleza, como la forma en que se abren los botones o los polinizadores interactúan con una flor, esa experiencia te ayudará a mantener tus niveles de estrés controlados.

Durante este tiempo de movimiento restringido, MaryCarol Hunter explica que es importante  intentar tomar una pastilla natural sentándose tranquilamente en el jardín o recostarse en el suelo para mirar al cielo. "Haga algo de jardinería o trabajo en el jardín, o comience a trasladar su rutina de ejercicios al aire libre”. Al dar un paseo por el vecindario, busque rutas con árboles y otros aspectos de la naturaleza que le resulte satisfactorio o emocionante experimentar. Si no puede salir al aire libre, mirar a través de una ventana a la naturaleza cercana también contribuirá al bienestar mental. Quizás pueda abrir esa ventana también, para dejar entrar los sonidos, los olores y el toque de la naturaleza del aire y el sol, es lo que recomienda la autora. Una pastilla que aporte vitamina N, la píldora de la naturaleza será perfecta para sentirse mejor.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…