fbpx

La diferencia en la agenda ambiental de Donald Trump y Joe Biden

Los dos candidatos para las futuras elecciones presidenciales de Estados Unidos tienen distintas visiones del medio ambiente.

Donald Trump y Joe Biden

Los candidatos presidenciales han manifestado sus diferencias en temas de medio ambiente. / Fotos: twitter.com/realDonaldTrump, twitter.com/JoeBiden

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: The difference in Donald Trump and Joe Biden's environmental agenda

El medio ambiente es un tema que preocupa a casi toda la población. Esto se puede notar, por ejemplo, en la investigación que menciona la Revista Nuevas Energías, donde se dice que los argentinos “están cada vez más preocupados por el medio ambiente”. Sin embargo, se trata de un tema que es agenda en todo el mundo.

Obviamente, percibir el cambio climático o la calidad medioambiental implica que los ciudadanos se hagan responsables de sus propias acciones. No obstante, también las medidas estatales deben ayudar a que todos logremos un objetivo ecológico. Por ejemplo, la web de CNN destaca que “la calidad del aire en Estados Unidos es dramáticamente peor que en años atrás”, por lo que los ciudadanos respiran aire insalubre y muy contaminado.

Ante esta situación, decidimos averiguar qué es lo que opinan Donald Trump y Joe Biden, candidatos a las elecciones presidenciales estadounidenses, observando si estas temáticas medioambientales forman parte de sus campañas o si, por el contrario, no se trata de un tema en el que hagan hincapié.

Donald Trump

El actual presidente de los Estados Unidos de América buscará la reelección en las votaciones que se llevarán a cabo en noviembre de este año. Por ende, se trata de una personalidad que ya conocimos, sabiendo que tuvo varios discursos bastante controversiales sobre el medio ambiente. Por ejemplo, el medio El País destaca que “no se cree el informe del cambio climático”, siendo un documento que detalla los efectos de este sobre la economía, la salud y el planeta.

En ese mismo sentido, la página web de El Diario destaca que el gobierno actual “dio un giro a la normativa que protege el medio ambiente y la salud pública”, donde todo se justifica con la protección de puestos de trabajo y el crecimiento económico, ya que impulsar o mantener maniobras para cuidar el planeta implicaría reducir la producción.

Lea también: ‘Timochenko’ y Salvatore Mancuso, en defensa de la JEP

O sea, durante la anterior administración de Obama se habían impulsado normas para proteger el agua, por ejemplo, que luego se eliminaron porque “destruyen puestos laborales”. Es decir, su idea parece ser la de enfrentar casi cualquier acuerdo climático, con el argumento de que puede ser un peligro para los puestos fabriles del país.

Siguiendo con su pensamiento acerca del medioambiente, vemos relaciones con los acuerdos internacionales. Pues bien, de acuerdo con lo que indica La Vanguardia, Donald Trump decidió retirarse del Acuerdo de París. Nuevamente, apartarse de esta idea global para enfrentar la crisis climática recortando las emisiones de gases de efecto invernadero fue rechazada para “cuidar el trabajo”.

Joe Biden

El candidato de los demócratas parece tener una visión más abierta hacia el cambio climático. De acuerdo con lo que comenta la web especializada de EfeVerde, el exvicepresidente durante el mando de Barack Obama prometió que invertirá 1,7 billones de dólares en energía limpia, además de que devolverá al país al Acuerdo de París para neutralizar la emisión de gases tóxicos.

Al mismo tiempo, deberá pensar en términos electorales, ya que haber desplazado al anterior candidato Bernie Sanders, con una perspectiva más radical para evitar la contaminación, implicará tomar medidas de cuidado. Según destaca el medio Univision, la campaña demócrata “cree que el cambio climático es una amenaza existencial”, aunque resta por ver cuál es la real involucración de Joe Biden en el asunto.

Otra de las recientes declaraciones del candidato Biden implica “transformar el sector eléctrico estadounidense para producir energía sin emisiones de carbono”, tal cual comenta el medio El Comercio. Por ende, podría decirse que tiene una visión mucho más proteccionista del planeta, sin que eso implique la destrucción de las industrias nacionales.  

Desde el punto de vista de Biden, apostar por la reducción en la contaminación significará un mayor estímulo para la creación de empleo durante su hipotético mandato, a diferencia de Donald Trump, que opone el cuidado de medio ambiente a la generación y mantención de los puestos de empleo. Veremos cuál es la visión que prevalecerá en las votaciones.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…