fbpx

7 descubrimientos accidentales que marcaron la historia

Si bien es cierto que muchos inventos provienen de largos estudios, también hay descubrimientos que son el resultado de un simple accidente.

LatinAmerican Post | Julieta Gutierrez

¿Sabías que entre el 30 y 50% de los descubrimientos científicos han llegado al conocimiento de la humanidad de forma accidental? Así es. Aunque muchos de los inventos que hoy en día nos ha facilitado la vida provienen de años de estudios meticulosos; gran parte de esos descubrimientos se produjeron cuando alguien encontró algo que no estaba buscando.

Todos esos inesperados resultados, que provinieron de un verdadero accidente, son en la actualidad esas herramientas que utilizamos en nuestro diario vivir. Ya sea para preparar alimentos, cuidar de muestra salud o sencillamente darnos una vida mucho más cómoda.

Es por esta razón, que te mostraremos algunos de los inventos científicos que han surgido de manera accidental y que de alguna manera, le han dado un gran giro a la vida humana.

1. Rayos X

Este práctico invento, que es utilizado para identificar enfermedades del sistema óseo; fue descubierto de manera inesperada por el científico alemán Wilhelm Rontgen. Con base a un estudio sobre rayos X del "Departamento de Cristalografía y Biología de España", cuentan que el investigador se encontraba experimentando con unos tubos de rayos catódicos, (unos conductos de vidrio que sirven para emitir energía eléctrica). El científico se encontraba colocando diferentes tipos de elementos frente a los rayos y cuando menos se lo esperó, logró ver su propia mano proyectada en la pared.

2. Teflón

Hoy en día este artefacto es muy útil a la hora de preparar deliciosos platillos y a su vez tiene grandes contribuciones en el campo de la aeronáutica y la fabricación de naves espaciales. De acuerdo a un artículo del portal web “Xataca Ciencia”, el teflón fue creado improvisadamente por el químico Roy J. Plunkett en el año de 1938, cuando trabajaba para la multinacional química DuPont Corparation. Plunkett trabajaba en un proyecto experimentando con sustancias de alta masa molecular o macromoléculas, denominadas polímeros. Y en una tarde de trabajo, en medio de los residuos que sobraron del proceso experimental; vio un polvo muy peculiar que llamó su atención y al examinarlo, notó que tenía propiedades muy resistentes al calor.

Lea también: La importancia del reciclaje en América Latina durante la pandemia

3. Plástico

Es muy probable que mientras te encuentres leyendo este artículo, tengas algún tipo de plástico en tus manos o quizás estés muy cerca a uno. Lo cierto es que este invento que hoy en día podemos encontrar en cualquier lugar, (incluso en las calles y en los océanos), existe gracias a un experimento fallido, realizado por el químico Belga Leo Baekeland en el año de 1907. Pues según un artículo del medio inglés BBC News, mientras el científico trataba de hallar algo que pudiera sustituir la goma laca, que es una resina o tipo de látex; decidió mezclar las sustancias químicas de fenol con formaldehído y al notar que su resultado no era elástico como lo esperaba, comenzó a calentarlo en una olla de hierro, obteniendo una sustancia a la que llamó “Baquelita”, el primer elemento plástico de la historia.

4. Papas Chips

Seguro que muchos están muy agradecidos por este accidental descubrimiento. La historia de su exquisita creación es muy divertida. Según la revista científica “Quo”, en 1853 un chef estadounidense llamado George Crum, se encontraba lidiando con un cliente muy exigente, ya que varias veces le había regresado su comida porque las papas que había pedido no estaban tan fritas como él quería. Así que Crum cansado de tanta molestia, decidió cortar las papas de la forma más delgada y fina posible. Las volvió a fritar y luego las bañó en sal. El resultado fue más que estupendo, ya que no solo ese riguroso cliente disfrutó de ese manjar, sino que hoy en día muchos de nosotros pasamos muy buenos momentos con este rico pasabocas.

5. Fuegos artificiales

La historia de los fuegos artificiales no pudo ser más accidental. De acuerdo al medio de reseñas históricas “CurioSfera”, todo comenzó aproximadamente hace 2000 años atrás cuando un peculiar cocinero en China, quiso crear una receta nueva mezclando sal, carbón y azufre en una caña de bambú. Y aunque nadie sabe exactamente qué tenía en mente este creativo chef; de un momento a otro comenzó a saltar chispas de la olla, generando una pequeña explosión, obteniendo finalmente una bengala centellante. ¿Fascinante no crees? Ahora, desde cualquier parte del mundo, multitud de personas podemos disfrutar esos colores y figuras reflejadas en el cielo.

Lea también: La historia de Blockbuster: su auge y su caída

6. Velcro

Según la página web de la empresa “Velcro Companies”, que fue fundada por el ingeniero suizo Georges de Mestral, cuenta que todo comenzó cuando en 1941, el ingeniero decidió dar un tranquilo paseo con su perro en el bosque. Allí notó que pequeñas porciones de unas plantas conocidas como arrancamoños y abrojos, se habían pegado a su pantalón. Al ver esto, pensó en recrear esta especie de pegado creando un cierre de dos lados y lo llamó velcro. El descubrimiento inesperado fue todo un éxito. Su producto fue legalizado en 1955 y se distribuyó en todo el mundo. Ahora, podemos encontrar este producto en maletas, bolsos, chaquetas y hasta en medidores de presión arterial.

7. Microondas

Según la revista científica “Quo”, este increíble descubrimiento que nos ha facilitado la vida en muchas ocasiones, se llevó a cabo en 1946 cuando un ingeniero conocido como Percy Spencer se encontraba trabajando en un boceto con el radar. En ese momento estaba probando un tubo de vacío, que es un componente electrónico utilizado para modificar o amplificar una señal eléctrica. En medio de su experimento, se dio cuenta que la barra de chocolate que traía en el bolsillo se había derretido en cuestión de segundos. Y como el ingeniero no quiso quedarse con la duda, comenzó a apuntar el tubo a otros alimentos como huevos y maíz. Así, logró darse cuenta que esas “microondas” producían energía y calor en dichos alimentos. Finalmente, Spencer presentó al mundo el primer microondas el cual ha sido todo un éxito hasta el día de hoy.