fbpx

El nuevo aeropuerto de México, construido por el Ejército Mexicano

El papel del ejército en la administración actual se ha convertido en un tema central en las discusiones en México.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.

Las decisiones del presidente López Obrador, han desatado polémica por la participación del ejército dentro del actual gobierno mexicano. / Foto: Reuters

LatinamericanPost| Luis Angel Hernández Liborio

Escucha este artículo


Read in english: The new airport that was built in Mexico by their army

El Ejército Mexicano se ha convertido en una herramienta crucial para el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que se ha beneficiado de su apoyo en todos los terrenos para sacar adelante su visión de la transformación de país. Recientemente se conoció que las ganancias obtenidas en el nuevo aeropuerto "Felipe Ángeles" serán para el Ejército Mexicano, lo que ha desatado una discusión sobre el papel que las fuerzas armadas están teniendo en el gobierno actual.

Aeropuerto Internacional "Felipe Ángeles" (AIFA)

Desde su campaña presidencial, López Obrador dejó en claro que el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) sería detenido. El NAICM estaba destinado a convertirse en uno de los mayores aeropuertos del mundo, sin embargo, López Obrador denunció que los costos eran demasiado elevados para un país con altos niveles de pobreza y que había corrupción en los contratos. Para el entonces candidato el NAICM era un lujo que el país no podía darse.

 

 

Cuando llegó a la presidencia a finales de 2018, una de sus primeras acciones fue cancelar el NAICM, con los costos que implicó cancelar los contratos vigentes y sin poder comprobar la corrupción que denunciaba. La alternativa que el presidente dio fue utilizar la Base Militar de Santa Lucía como aeropuerto civil, con esto pretende crear un sistema aeroportuario para la capital mexicana. Este sistema estará integrado por el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), el Aeropuerto Internacional de Toluca y el Aeropuerto Internacional "Felipe Ángeles" (la Base Militar de Santa Lucía) en lugar de un aeropuerto de gran magnitud.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Grupo HH (@grupo.hh) el

 

López Obrador argumentó en su momento que era menos costoso cancelar el NAICM y construir el AIFA que continuar con las obras del primero. Para lograr ese objetivo tenía un "as bajo la manga": el Ejército Mexicano. Al ser Santa Lucía una base militar, el presidente dejó en manos de ellos la construcción del aeropuerto "Felipe Ángeles", lo cual le valió severas críticas, sobre todo de la oposición. Ante los intentos de los empresarios poseedores de los contratos del NAICM de frenar el AIFA, López Obrador decidió utilizar el argumento de la seguridad nacional para seguir con su plan. El AIFA está planeado para ser inaugurado el 21 de marzo de 2022, en tiempo récord. La fecha no es al azar, el 21 de marzo se celebra el natalicio de Benito Juárez, uno de los referentes históricos del presidente López Obrador.

También puedes leer: Racismo y abuso policial en México, respuesta al asesinato de George Floyd

El AIFA, la punta del iceberg

México no participa en una guerra desde la Segunda Guerra Mundial, desde entonces, salvo algunos episodios oscuros, el papel de las fuerzas armadas se ha enfocado en apoyo a la población en desastres y labores de seguridad interna, sobre todo contra el narcotráfico. Durante su campaña López Obrador se mostró negativo hacia las fuerzas armadas, aunque al convertirse en presidente cambió su postura radicalmente. El ejército se ha convertido en un apoyo fundamental para su gobierno, por ejemplo, durante el desabasto de gasolina que vivió el país por el combate al robo de gasolina, el gobierno de México compró pipas que serían operadas por el ejército, con el fin de mejorar el abasto.

 

 

El AIFA es el más grande proyecto encargado hasta ahora al ejército, aunque lo que preocupa a los empresarios y a la oposición es que López Obrador ha dejado al margen a la iniciativa privada y ha declarado que las ganancias generadas por el AIFA serán íntegramente para los militares. México es uno de los países con menor gasto del PIB en sus fuerzas armadas, lo cual se puede explicar desde su posición pacifista. La guerra contra el narcotráfico emprendida por el expresidente Felipe Calderón hizo que el gasto militar aumentara, no obsante sigue siendo bajo comparado con otros países de la región como Brasil, Colombia o Chile. 

 

 

 

Las Fuerzas Armadas Mexicanas obtienen financiamiento a través de dos secretarías de Estado: la Secretaría de la Defensa Nacional (Ejército y Fuerza Aérea) y la Secretaría de Marina, pero gracias a sus labores adicionales obtiene financiamiento de los estados y ahora también los obtendrá del AIFA. La transparencia de esos recursos adicionales y su destino es una de las grandes incógnitas de las fuerzas armadas en México. Los militares gozan de prestigio como una de las instituciones más sólidas en el país, pese a algunos episodios de represión. López Obrador aprovecha parte de ese prestigio para consolidar una de sus obras emblemáticas y para ganar al mismo tiempo la simpatía del ejército, que vive una de sus mejores etapas en décadas, pues ninguno de los presidentes anteriores les había dado tal independencia, ni les había permitido ser parte central de la estrategia del gobierno, más allá de sus tareas de seguridad. La urgencia del presidente por llevar a cabo su transformación de forma rápida e irreversible podría ser una de las causas por las que ha visto en el ejército a su mejor aliado.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por GER NEWS (@gernews) el

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…