fbpx

¿Sirve la tecnología para conciliar el sueño?

Una encuesta realizada por The One Pall, reveló que seis de cada 10 estadounidenses recurren a la tecnología para poder dormir.

Mujer durmiendo.

Cada vez son más populares las herramientas para poder conciliar y monitorear el sueño. / Foto: Unsplash

The Woman Post | Maria Lourdes Zimmermann

Escucha este artículo


Read in english: Does technology help to fall asleep?

Las herramientas  para conciliar el sueño comprenden desde el uso de teléfonos inteligentes para configurar la hora de ir a la cama, limitar el tiempo de uso de pantallas como móviles o tabletas en horas de la noche, hasta usar relojes para la observación de datos biométricos.

La encuesta aplicada a 2000 personas, concluyó que el 57% de los encuestados afirmaron  que la tecnología ha sido beneficiosa para mejorar su sueño y el 66% les gustaría incorporar más tecnología en sus rutinas nocturnas.

“No es extraño que las personas estén buscando algo para mejorar su sueño, ya que los resultados encontraron que los encuestados en promedio sólo duermen cinco horas y siete minutos por noche, mucho menos, de las ocho horas reglamentarias de sueño”. Adicionalmente, casi la mitad de los encuestados,(48%) admitieron tener un horario de sueño inconsistente y en promedio tienen tres noches de sueño interrumpido por semana.

Esto demuestra una dificultad para dormir en las personas estudiadas comprobando que el 61% de los encuestados tienen problemas para conciliar el sueño. Además, el 52% del grupo estudiado tiene problemas para quedarse dormido, y la temperatura es uno de los catalizadores para despertarse en medio de la noche. 49% de los encuestados se despiertan regularmente porque tienen demasiado calor, mientras que el 52% informa que se despiertan durante la noche porque tienen demasiado frío.

Lea también: El futuro está golpeando: así se transformará la producción mundial de alimentos

Hoy en día hay empresas en el mercado Estadounidense que entregan soluciones para dormir de forma adecuada con el uso de tecnologías, sumadas a estrategias de sueño. "Los resultados refuerzan lo que ya estamos viendo: la gente quiere más tecnología, datos y termorregulación cuando se trata de dormir", dijo Matteo Franceschetti, cofundador y CEO de Eight Sleep, un empresa especializada en tecnologías de sueño.

Basado en lo que el mercado está entregando a sus clientes, algunos encuestados confían en que la tecnología puede ayudarlos a superar sus problemas de sueño. El 39% de los encuestados por ejemplo cree que la tecnología podría facilitarles que se queden dormidos, mientras que el mismo número cree que podría ayudarlos a tener un sueño más reparador.

En el estudio, fue la Generación Z  quien en un 73%  quiso incorporar las tecnologías de sueño en sus rutinas, mientras sólo el 39% de los Baby boomers  le apostaron al tema.

Hoy, dormir bien es un prioridad en medio de la convulsionada vida que llevan los estadounidenses, actividad que con ayuda de la tecnología también se puede mejorar.