fbpx

Los multimillonarios que empezaron su vida en la pobreza

No todos los ricos tuvieron las mejores oportunidades de vida

Jeff Bezos y Oprah Winfrey.

Estos millonarios empresarios cuentan con una gran fortuna aunque empezaron su vida en la pobreza. / Fotos: flickr.com/Steve Jurvetson, flickr.com/aphrodite-in-nyc

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: The billionaires who started their lives in poverty

Los ricos están en el centro de atención debido a la crisis sanitaria y económica mundial del coronavirus. Según lo que retrata el medio Ámbito, los multimillonarios de los Estados Unidos lograron incluso mayores ganancias durante esta pandemia, ya que las acciones tecnológicas de sus marcas aumentaron más por el bloqueo del virus.

Esta situación genera distintos debates alrededor del mundo sobre qué debería hacerse con todo este patrimonio. Por ejemplo, la web especializada de El Economista cree que una posible solución en Argentina sería que implementasen algún “impuesto a las grandes fortunas”, que se plantee como un donativo de una única vez, para todos aquellos que posean ingresos mayores a los 3 millones de dólares.

Aunque no todos los ricos están de acuerdo, hay otros que saben lo que es la dificultad de sobrellevar las grandes crisis y están dispuestos a colaborar con esta situación. Por lo tanto, decidimos elaborar una lista de aquellos empresarios y empresarias con grandes patrimonios que, a pesar de lo que se cree, comenzaron en la pobreza.

1. Ophah Winfrey

Empezamos hablando de una mujer que es considerada como una auténtica “magnate de los medios” y estrella de la televisión, debido a su exitoso ciclo del programa conocido como The Oprah Winfrey Show, que le permitió entrevistar a distintas celebridades y lograr una fortuna de más de 2.900 millones de dólares.

Sin embargo, no toda su vida fue rica. Por el contrario, había nacido en un área rural del estado de Misisipi, con el único cuidado de su madre soltera. Quizás por eso, según retrata el medio Infobae, decidió hacer una donación de 12 millones de dólares hacia todas las ciudades en la que alguna vez vivió, ya que entiende lo complejo que puede resultar una crisis en los sectores más vulnerables.

2. Amancio Ortega

El creador de una de las tiendas de ropa más conocidas del planeta, el español Amancio Ortega, no logró su fortuna de un día para el otro. Actualmente, su imperio textil suma un valor de unos 72.200 millones de dólares, aunque su historia, en realidad, empezó en lo más bajo.

Básicamente, vemos que comenzó de forma muy humilde como recadero en la mercería La Maja, un comercio de La Coruña, donde, luego de mucho trabajo de coser a mano por un precio muy bajo, conoció a todas las personas con las que más tarde formaría su proyecto en solitario.

Lea también: Las 5 mujeres latinoamericanas más adineradas del mundo

3. George Soros

Con una posible fortuna de unos 24.200 millones de dólares, George Soros es un superviviente de la ocupación nazi a Hungría durante la Segunda Guerra Mundial. Incluso, podríamos decir que su verdadero nombre es Schwartz György, ya que tuvo que modificarlo para evitar persecuciones.

Este hombre, que según menciona la página web de La Razón, considera que esta pandemia podría “enterrar al euro”, no siempre vivió de la riqueza. Además de su persecución, había trabajado en su adolescencia como lavaplatos y pintor de casas para pagar sus estudios en la Escuela de Economía y Ciencia Política de Londres, hasta que logró sacar grandes beneficios con sus habilidades financieras.

4. Jeff Bezos

Uno de los grandes beneficiados por la crisis del coronavirus. El fundador y director ejecutivo de Amazon cuenta con un patrimonio aproximado de 72.800 millones de dólares. Además, según comenta la web de El País, su web se convirtió en un “refugio” para vender y comprar en medio de esta crisis, por lo que su éxito no hará más que aumentar.

A pesar de esto, no siempre tuvo una vida de riqueza. Este hombre había nacido en el año 1964 en Albuquerque, Nuevo México, con el nombre de Jeffrey Preston Jorgensen. Luego, su familia se trasladó a Texas y comenzó a trabajar de forma humilde, llegando, incluso, a estar en un McDonald’s, aunque luego supo ver el enorme éxito de su variada tienda y conquistó el mercado.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…