fbpx

Por qué la trilogía del Batman de Nolan sigue siendo tan icónica

Aunque su universo está siendo expandido, muchos coinciden con que la trilogía del Batman de Nolan es la mejor. 

Fotograma de la película 'The Dark Knight Rises'.

La trilogía de Batman por Christopher Nolan es una de las sagas favoritas del público. / Foto: youtube.com/Warner Bros. Imágenes

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: Why Nolan's Batman trilogy is still so iconic

Los superhéroes son uno de los estandartes de la industria del cine. Esto se puede representar en dos ejes principales: Marvel y DC Comics. Si nos enfocamos en los segundos, podemos hablar del enorme éxito que tuvo Joker, la cinta protagonizada por Joaquin Phoenix, que incluso ganó el premio Óscar a la mejor actuación.

Para expandir el universo, se confirmó que habría una nueva película, dirigida por Matt Reeves, donde el mítico murciélago será encarnado por Robert Pattinson. En esta cinta, según menciona el medio La Tercera, Andy Serkis tendrá el rol del mayordomo Alfred Pennyworth, por lo que el actor mencionó que la relación entre ambos personajes “será el centro de la historia”.

Sabiendo esto, decidimos repasar una de las sagas más veneradas por los fanáticos de los cómics. Estamos hablando de las 3 películas dramáticas del Batman que dirigió Cristopher Nolan, donde el protagonista era Christian Bale, que supo entregar algunas de las escenas más memorables del murciélago en la pantalla grande. Repasemos las causas de su éxito.

¿Por qué el Batman de Nolan tuvo tanta popularidad?

En primer lugar, debemos hablar del comienzo de la saga, que surgió con Batman Begins, del año 2005. Allí sería el inicio de nuestro protagonista, donde se exploraría la vida de Bruce Wayne antes de convertirse en el héroe justiciero de la Ciudad Gótica que todos conocemos.

De acuerdo con el medio especializado de Hobbyconsolas, el director “aporta un cambio radical al universo de Batman”, ya que, a diferencia de lo que ocurría anteriormente, el personaje adquiría un impresionante realismo y profundidad en sus motivaciones. A pesar de esto, muchos fanáticos creen que su trama es algo lenta, aunque no le quitan méritos.

Sin embargo, todo cambiaría con su segunda entrega, del año 2009, conocida como The Dark Knight. Este filme es emblemático por varias cuestiones. En primer lugar, nuestro protagonista ya está totalmente asentado como un superhéroe. Por ende, lo único que queda por conocer es su desarrollo.

No obstante, un punto realmente importante para la historia es el villano. Se trata, ni más ni menos, que del Joker interpretado por Heath Ledger, que luego, en la vida real, acabaría suicidándose. Pues bien, su interpretación es sublime dado que logra plasmar los rasgos de locura y la inmoralidad del personaje, que no le interesa otra cosa que ver la ciudad arder.

Según lo que menciona el análisis de la web de Espinof, se trata de una “grandísima película”, haciendo que las puestas en escenas espectaculares se combinen equilibradamente con una historia atractiva. Por algo es considerada por fanáticos y críticos como la mejor cinta de la saga, ya que cierra perfectamente desde todos los ángulos.

Finalmente, en el año 2012 llegaría The Dark Knight Rises, una obra que cerraría eficientemente la línea narrativa. El sitio web de IMDb la puntúa con 8,4 estrellas de 10, lo cual muestra que se trata de una cinta buena, que logra condensar la esencia de las anteriores películas, aunque con algunos fallos.

Lea también: 5 razones para ver El Ministerio del Tiempo

Uno de los puntos más criticados son los agujeros de guion. Sin recurrir a spoilers, se trata de una entrega que intenta demostrar que algunos hechos del pasado tienen su explicación en el presente. Por ende, vemos que un villano, como es Bane, no logra estar a la altura de lo que vimos con el Joker, ya que no parecen existir motivaciones suficientes como para que se transforme en un enemigo principal.

Además, también el giro que se produce sobre el final parece demasiado abrupto y poco explicado. No obstante, logra funcionar. Justamente, su final abierto y agridulce logró cautivar a muchas personas, que todavía siguen teorizando sobre lo que significaban algunas de las escenas que tenemos al finalizar esta entrega.

La capacidad de realizar frases icónicas, planos emblemáticos y una historia todavía abierta hacen que la saga de Nolan siga todavía vigente. Sabiendo que estamos por ver una nueva historia de Batman, que seguramente mostrará desde otra perspectiva al héroe murciélago que todos conocemos, puede ser una buena opción para ver los orígenes de su popularidad en el cine.