fbpx

Coronavirus: países comienzan a ablandar restricciones

Países de Europa comienzan a levantar las restricciones por el COVID-19 para impulsar las economías.

Personas haciendo fila fuera del supermercado con distanciamiento social durante la pandemia de coronavirus.

Las restricciones por coronavirus han empezado a cambiar en algunos países. / Foto: Rawpixel - BRISTOL, Reino Unido

Escucha este artículo


Read in english: Covid-19: countries begin to ease restrictions

Algunos países han comenzado a cambiar las restricciones de la vida cotidiana para comenzar a mover las economías en medio de la crisis mundial que ha traído el coronavirus. Aunque en la mayoría del mundo se siguen manteniendo medidas de distanciamiento social y los contagios continuan en aumento, las economías deben moverse y los países comienzan a experimentan con planes que no vayan a perjudicar la salud ni empeorar la situación.

El más reciente caso de “triunfo” sobre el virus ha sido el de Nueva Zelanda. El lunes 27 de abril, la primera ministra, Jacinda Ardern anunció que el virus estaba actualmente eliminado en su país. Esta noticia se dio después de varios días en que los contagios locales han sido frenados tras haber tenido el domingo solo un contagio. Llegar a este punto no significa que no haya contagios nuevos ni que el virus haya desaparecido del país, por lo que aún hay riesgo y se deben tomar las medidas necesarios. Lo que este anuncio representa es que el gobierno tiene actualmente más control sobre los nuevos casos y puede determinar la fuente de contagio y así contener la propagación.

En el transcurso de los meses, Nueva Zelanda contó con 1500 casos y 19 decesos, por lo que la noticia es una ventana de oportunidad para reanudar la vida económica poco a poco. Las autoridades de ese país anunciaron que las medidas seguirán y que se reanudarán algunas cuestiones económicas, mas no la vida social. Algunas actividades comerciales podrán reanudarse y serán permitidas las reuniones entre familiares o círculos cercanos, aún manteniendo una distancia de dos metros.

Según BBC, expertos se han referido al caso de Nueva Zelanda destacando la posible facilidad de contener la propagación dada su ubicación geográfica: “la ubicación remota de Nueva Zelanda y la facilidad de cierre de sus fronteras jugaron a su favor cuando estalló el virus”. Esto, también sumado a las medidas tempranas que se tomaron en el país, es lo que ha permitido reactivar su vida económica.

De acuerdo con Tredos Adhanom, director de la OMS, “algunos países están considerando cuándo pueden levantar estas restricciones, otros analizan si lo pueden hacer y cuándo introducir las medidas. Estas decisiones deben estar basadas en proteger la salud de las personas y guiadas sobre lo que hoy conocemos”. 

Lea también: Coronavirus: la realidad de los latinos en EEUU

Previamente la organización explicó 6 medidas que se deben cumplir en cada país para comenzar a levantar la cuarentena:

1. Que la transmisión del SARS-CoV-2 esté controlada.

2. Que el sistema de salud tenga la capacidad de atender a las personas contagiadas.

3. Que se hayan reducido al mínimo los brotes de COVID-19 en centros de cuidado y otros centros donde se encuentren personas con alto grado de vulnerabilidad al virus, como los adultos mayores.

4. Que las autoridades hayan implementado medidas de prevención en espacios concurridos.

5. Que se haya implementado un plan para evitar la llegada de casos importados para evitar que la propagación se vuelva a disparar.

6. Que la población haya tomado consciencia de la gravedad de la crisis sanitaria y haya compromiso con las medidas preventivas.

Como Nueva Zelanda, otros países han comenzado a activar protocolos que faciliten el desarrollo de actividades económicas. Algunos cumplen con estas condiciones de la OMS y otros simplemente irán ablandando las medidas, pero manteniendo el distanciamiento. Estos procesos tardarán en volver completamente a la normalidad pero permitirán que las economías de los países sigan funcionando y evitar que el daño sea mayor.

En Europa, lugar donde meses atrás fue el epicentro del virus pero ya ha superado sus más altos picos, se han comenzado a quitar algunas restricciones. Incluso los países más afectados, como España e Italia, empezarán a implementar procesos que permitan reabrir algunos sectores e industrias. 

Algunos comercios pequeños comenzarán a abrir en estos y otros países de Europa, tratando de reactivar la economía que hasta ahora ha estado funcionando únicamente de manera virtual. Los sectores de construcción, manufactura y agricultura también comienzan a ver una normalización en sus rutinas poco a poco.

Los países que comenzarán esta transición están fijando medidas especiales de seguridad para los servicios que comiencen a abrir, pero en todos seguirá la medida de aislamiento preventivo y distanciamiento social. De esta forma, solo las personas específicas de estas industrias podrán estar en la calle y los desplazamientos en las ciudades se limitarán a lo esencial (ir al trabajo, realizar compras, utilizar servicios médicos, etc.).

Austria, República Checa, Dinamarca, Noruega e Irán, el único país en Asia que comienza con esta decisión, son otros de los que comenzarán a partir de la última semana de abril y la primera de mayo estos procesos.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…