fbpx

Cómo afrontaría LATAM la recesión por el Coronavirus

América Latina tendrá que enfocarse en ‘revivir’ sectores económicos que se verán fuertemente impactados por la pandemia.

Gráfico de barras con flecha hacia abajo.

La pandemia ha impactado sectores de la economía que controlan la manera de plantear ante la crisis. / Foto: Post Latinoamericano

LatinamericanPost| Jorge Herández

Escucha este artículo


Read in english: How LATAM would cope with the Coronavirus recession

América Latina tendrá que enfocarse en ‘revivir’ sectores económicos que se verán fuertemente impactados por la pandemia: la baja afluencia de turistas, sobre todo en el Caribe; la reducción del valor de materias primas como el cobre, que se desplomó hasta los 2.16 dólares la libra; la salida de capital en la región por la hecatombe financiera por el Covid-19, entre otros.

En su columna de opinión, la secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe - Cepal, Alicia Bárcena, aseguró que el Covid-19 “irrumpió” en un mundo altamente poblado (7.700 millones de personas), globalizado y ambientalmente enfermo. La recesión económica que vivirá la región será de grandes proporciones, toda vez que los cinco principales canales externos de impacto para LATAM y el Caribe se vieron directamente afectados.

“La declinación de la actividad económica de nuestros principales socios comerciales, especialmente China; la baja en el precio de nuestras materias primas; la interrupción de las cadenas globales y regionales de valor; la baja aguda en la demanda de servicios de turismo; y un aumento en la aversión al riesgo y el empeoramiento de las condiciones financieras globales y la salida de capitales de la región, con la consecuente devaluación de nuestras monedas”, es el diagnóstico entregado por Bárcena en cuanto a los sectores que más sufrirán los embates de la pandemia.

Mientras los gobiernos luchan por evitar la propagación del virus y reducir la tasa de mortalidad a causa del Covid-19, los asesores económicos no ven con buenos ojos la paralización total o parcial de un país, toda vez que se viene de un 2019 con un “pobre crecimiento” de la región, que apenas alcanzó un 0.1 por ciento.

Lea también: Cómo identificar los factores que afectan la transmisión de COVID-19

¿Fin del capitalismo de accionistas?

El desafío que se viene es enorme y “obliga a renovar la caja de herramientas. Cada país tendrá que explorar y expandir creativamente el marco de sus posibilidades de respuesta, reconociendo que no hay recetas conocidas, pero reconociendo también que hay algunos pasos imperiosos”, opinó la Secretaria Ejecutiva de la Cepal. Los esfuerzos de estímulo fiscal para asegurar los servicios de salud, proteger los ingresos y los empleos en algunos países, garantizar los insumos básicos para la población y garantizar el acceso al test de Coronavirus, así como proveer de fondo a los sistemas de salud en este momento, han sido medidas acertadas para no paralizar la economía de cada nación.

“Ante la evidencia de esta crisis la comunidad mundial tendrá que confrontar el hecho de que la globalización no funcionó como prometía y que debe ser reformada”, enfatizó Bárcena, quien además precisó que América Latina debe de pasar de un capitalismo de accionistas a uno de grupos de interés que sea más justo e inclusivo. “El capitalismo accionario, con su mirada cortoplacista, no ha tomado en cuenta las consecuencias de sus objetivos financieros para los trabajadores, los clientes, los proveedores, las comunidades y el medioambiente. El Manifiesto de Davos 2020 pone al centro de la actividad de la empresa el beneficio de los diversos grupos de interés, y brinda una alternativa al capitalismo accionario y cortoplacista”, señaló.

Desde la Cepal, explicó Bárcena, el debate actual ofrece un punto de partida fundamental para repensar el sistema económico mundial, empezando como se indica en Davos con un cambio de perspectiva en el estilo gerencial de las empresas, pero también, como sugiere el debate económico, cuestionando la arquitectura del sistema desde sus valores, hacia su componente regulador.

Lea también: ¡Inédito! El deporte se paraliza como nunca había ocurrido

Para la Funcionaria, la región necesita que la igualdad y la sostenibilidad ambiental sean los pilares fundamentales para el nuevo modelo de desarrollo. Por eso, es necesario impulsar la creación de una conciencia corporativa con visión colectiva, para que todos participen plenamente en la construcción de la igualdad y de una senda de desarrollo sostenible, como el aprovechamiento de las reservas de litio en Argentina, Bolivia y Chile, o promover la generación y uso de energías renovables. Las precisiones de Bárcena hacen eco más ahora, en medio de la pandemia, cuando los gobiernos intentan evitar el naufragio económico.

 

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…