fbpx

¿Por qué la pandemia afecta la bolsa de valores?

El desplome de las bolsas, la lucha por el petróleo y el precio del dólar disparado por la emergencia sanitaria hacen ver muy cerca una recesión

Persona con teléfono inteligente mostrando datos de valores.

La pandemia ha afectado el mercado de valores. / Foto: Unsplash

LatinAmerican Post | Juliana Suárez

Escucha este artículo


Read in english: Why does the pandemic affect the stock market?

Las bolsas de valores del mundo sufrieron su peor caída de los últimos tiempos desde que el coronavirus comenzó a expandirse por el mundo. Fue en los últimos días de febrero cuando Wall Street se mostró a la baja, al igual que las principales bolsas del mundo. 

Esta semana, a pesar de que el virus ha bajado su presencia en algunos países como en China, donde se originó, el incremento en otros países, especialmente en Estados Unidos,  continúa afectando la bolsa. Esto a pesar de que la semana pasada logró registrar la subida más alta después de varias jornadas negras. La reacción de “rebote” se dio después de que el Congreso aprobara un paquete de reactivación de la economía que consistía en una inyección de dos billones de dólares.

Sin embargo, las otras bolsas siguen desplomándose. Tal es el caso, por ejemplo, de la bolsa de Tokio, otra de las más importantes del mundo, que desde la semana pasada sigue cayendo varios puntos porcentuales.

La razón puede ser más simple de lo que parece: la constante incertidumbre se ve reflejada inmediatamente en la confianza de los inversores, lo cual afecta directamente en las bolsas de valores. Esto, a mayor escala, ha generado una crisis económica global, teniendo en cuenta que las dos superpotencias, Estados Unidos y China, han sido dos de los países más afectados por el brote del virus.

El movimiento de las bolsas va directamente relacionado con el optimismo o pesimismo frente a lo que sucede en el mundo. En esta época sería apenas entendible que prime la negatividad sobre lo que espera en el futuro, cosa que los inversionistas demuestran y se ve reflejado en la bolsa. “Los inversionistas prefieren sacar ese dinero por el miedo de que los mercados sigan colapsando por las distintas consecuencias del Coronavirus”, afirma Pablo Alonso, economista de Boston University en entrevista para LatinAmerican Post. La falta de confianza llevó a una baja de más de 10% en la semana crítica (en febrero), lo que disparó instantáneamente el precio del dólar, que afecta a las industrias y las economías de los países, cosa que no ocurría desde 2008. 

“Lo primero que una persona piensa en un momento de crisis es que va a necesitar liquidez”, dice Alonso, "porque es probable que los negocios y el costo de vida en general comiencen a complicarse, por ejemplo en este caso en particular, en una cuarentena. En ese orden de ideas, lo primero que se ve afectado son las acciones, pues muchas personas le dan prioridad al dinero más a la mano."

Otro punto importante es es el rendimiento per sé de las compañías que hacen parte de la bolsa de valores. Actualmente, con tantos países iniciando los períodos de cuarentena, las empresas han comenzado a reportar pérdidas en toda su cadena de producción, afectando así sus ganancias. Este bajo desempeño es también una de las razones por las que los inversores deciden apostarle a inversiones más seguras que unos mercados vólatiles, dice Alonso.

Sin embargo, no todas las empresas han sido afectadas en la bolsa, dado que lo que ofrecen es ayuda en tiempos de una emergencia sanitaria. Con los días y meses que transcurren con el coronavirus aumentando, las empresas han tenido que demostrar su resiliencia y adaptarse a las necesidades. Eso ha ido ayudando a que las bolsas del mundo mantengan fuerza al menos en algunos sectores.

Lea también: Brexit causaría un aumento significativo en precios de la comida

Tal ha sido el caso de la empresa estadounidense 3M, una de las principales productoras de tapabocas. Esta empresa vende uno de los tapabocas que la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) ha afirmado tiene los niveles más altos de protección, lo que significó inmediatamente una subida en el valor de sus acciones.

Lo mismo ha empezado a suceder con empresas como Johnson & Johnson y algunas farmacéuticas como la estadounidense Abbot. La primera, por ejemplo, inició la semana liderando la bolsa gracias a la fabricación de sus productos médicos y por un contrato para la vacuna del coronavirus. 

Pese a que empresas han logrado tener fortalecimiento durante la crisis en sus acciones, el panorama mundial de la bolsa de valores aún es incierto y puede seguir a la baja mientras la emergencia sanitaria no se controle.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…