fbpx

Basuraleza: ¿Qué hacer con los residuos en las áreas naturales?

Al momento de estar en áreas naturales es importante recoger la basura que producimos.

Hojas y frutas con basura en una zona natural

La basura que produce afecta las áreas naturales. / Foto: Unsplash

LatinAmerican Post | Jorge Guasp

Escucha este artículo


Read in english: Garbage: What to do with waste in natural areas?

En la naturaleza, las hojas y ramas de la vegetación, los organismos muertos y otros elementos orgánicos, se descomponen e incorporan al suelo, nutriéndolo y modificando sus características físicas y químicas. En la sociedad, en cambio, se generan residuos que, además de demorar en desintegrarse, contaminan el ambiente.

El concepto de Basuraleza

El proyecto ‘LIBERA, unidos contra la basuraleza’ nace en el año 2017 para frenar las consecuencias de la basura abandonada en los espacios naturales, la basuraleza, en los diferentes ecosistemas españoles. Fue creado por la ONG ambiental decana de España, SEO/BirdLife, en alianza con Ecoembes, la organización medioambiental sin ánimo de lucro que promueve la economía circular a través del reciclaje de los envases”.

El destino de los residuos en áreas naturales

La creciente demanda de contacto con la naturaleza, ha incrementado la recreación y el turismo en sitios prístinos, donde muchos viajeros desaprensivos abandonan sus residuos. Algunos visitantes creen que las autoridades de los parques y reservas naturales deberían colocar recipientes para residuos, incluso en lugares remotos. Sin embargo, estas personas no reparan en la dificultad que conlleva el retiro de un enorme volumen de residuos a través de un sendero, transitable solamente a pie, para disponerlo luego en algún sitio seguro, o llevarlo al vertedero de una ciudad.

Lea también: El estrés por calor puede afectar a más de 1.200 millones de personas

Para que los residuos no se acumulen en las áreas naturales, la estrategia más simple y efectiva consiste en que los visitantes regresen de las excursiones con sus residuos a cuestas, y los retiren del parque o reserva, para depositarlo en su casa, junto con sus propios residuos domiciliarios. Otra opción es dejarlos en la administración del área natural, en algún recipiente puesto con ese fin, para que luego los empleados del parque o reserva los retiren. Sin embargo, si alguien regresa a su hogar en vehículo, nada le cuesta transportar sus residuos; a fin de cuentas, durante un par de días de estadía no se generan más de dos o tres bolsas de residuos, fácilmente trasladables por cuenta propia.

Alternativas para la disposición de algunos residuos en particular

De acuerdo con la organización estadounidense NOLS, National Outdoor Leadership School (Escuela Nacional de Liderazgo al Aire Libre), estos son algunos de los principios a aplicar para que nuestra presencia “No Deje Rastro” (así se denomina el programa de la escuela) en la naturaleza:

  • Evitar encender fuego; de ser posible, utilizar calentadores a gas, o eléctricos. Si fuese necesario hacer fuego, lo ideal es no encenderlo directamente sobre el suelo, sino en un receptáculo metálico o sobre un montículo de arena acopiado sobre una lona. De este modo se pueden eliminar fácilmente los restos del fogón improvisado, y el fuego no provoca efectos negativos sobre el suelo y la vegetación.
  • Atender el fuego, para evitar riesgos de incendio. Apagarlo bien antes de irse, y remover los restos de la combustión de la leña.
  • Si no hay baño ni letrinas, enterrar las deposiciones en un pozo de por lo menos 20 cm de profundidad, a 60 mts de cualquier curso o cuerpo de agua (para evitar la contaminación). En caso de que se trate de un grupo de personas, excavar una trinchera general de unos 30 cm de profundidad, para concentrar el impacto, y depositar en ella todas las deposiciones.  
  • El papel higiénico usado se puede quemar, aunque lo ideal es llevarlo de regreso, y depositarlo junto con los residuos en casa. Si se resuelve enterrarlo, es importante asegurarse de que se trata de papel biodegradable, y blanco (sin colorantes).
  • No verter cloro, detergentes, jabón o restos de alimentos en las fuentes naturales de agua.

El principal desafío de nuestro contacto con la naturaleza es dejar el lugar en las mismas condiciones en que lo encontramos, o incluso mejor (por ejemplo, recogiendo lo que otros dejaron, o dispersando los restos de una fogata), por respeto a la vida silvestre y a la de otros visitantes, quienes también querrán encontrar el lugar en condiciones naturales, y cedérselo en igual situación a los que lleguen en el futuro. 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…