fbpx

¿De verdad sabes qué es el coaching?

La primera clave está en entender que los coach y estas metodologías no nacieron hace uno o dos años.

Mujer dando una charla a un grupo de personas.

El coaching no es una metodología que haya nacido hace poco tiempo. / Foto: Rawpixel

LatinAmerican Post | Natalia Isaza Chavarría

Escucha este artículo


Read in english: Do you really know what coaching is?

Confieso que sí, en algún momento llegué a pensar…¿otra coach? ¿ahora es lo que está de moda y todo el mundo se lo cree? Sin embargo, y aunque aún no soy una, espero un día serlo, ahora hablo más desde la academia, la experiencia y desde lo que funciona. Me encuentro haciendo un diplomado en coach educativo, y vaya que sí me ha dado gratas sorpresas. Voy a enumerar las que para mi son las mayores fuentes de revolución en esta metodología integral.

La primera clave está en entender que los coach o estas metodologías no nacieron hace uno o dos años. Aunque no se tiene una total claridad, la metodología de coaching surge hace aproximadamente 20 años como un escape de la educación tradicional y del cómo se enseña, enfocándose básicamente en la incitación y la liberación del potencial, orientada a las capacidades de cada persona desde el aprender a aprender.  Va más allá de simplemente enseñar o dar a conocer un tema o teoría, se trata de compartir las experiencias y conocimientos pero incitando al coachee (quien recibe el coaching) a experimentarlo por cuenta propia, a no quedarse solo en lo que escucha o ve. Por el contrario, a cuestionarlo y reflexionarlo todo desde la experimentación.

Algo que también me ha encantado y que sé que es una de las grandes fortalezas de esta metodología, es la transmisión del conocimiento por competencias. Es decir, no aislar todas las partes que comprenden nuestra vida, por el contrario, unirlas y lograr que en sintonía se integren en todos los procesos. Cuando hablo de competencias estoy hablando del saber ser, saber hacer, saber aprender y saber convivir. Si se unen todas esas partes de nuestra vida, se puede lograr no solo un aprendizaje sino también un crecimiento constante, exponencial e integral, dándole mucha fuerza a todas las capacidades inimaginables e incalculables de cada persona.

Lea también: Los 5 smartphones con mejores cámaras de la actualidad

También quiero hacer mucho énfasis en el cambio de los objetivos, ya que con esta metodología no se piensa únicamente en el punto de llegada, sino que también se pregunta por el camino, es decir, hay objetivos finales pero también objetivos del proceso. Se busca el mayor aprovechamiento y fortaleza del desarrollo mientras se llega a la meta final.

Con todo esto que expongo aquí, lo que pretendo es que le demos otra mirada a las diferentes formas de aprendizaje, acompañamiento y formación que existen. Entendiendo que no estoy desmeritando la forma tradicional pero sí abriendo el espectro a que si no es por un camino es por otro. Se trata simplemente de encontrar cuál es el que más se adapta a nuestro proceso de aprendizaje como individuos, así podemos obtener un mayor conocimiento propio y un mayor provecho del potencial que con seguridad cada uno tiene en diferentes áreas.

Ahora que estamos en la era de lo digital, se nos hace mucho más fácil poder tocar varias puertas hasta encontrar la nuestra, entender que no nos tenemos que lastimar ni tenemos que sufrir en el camino y que precisamente es el proceso lo más importante. Cuando en él potenciamos todos los aspectos de la vida, la meta simplemente llega por añadidura.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…