fbpx

Negocios piramidales en redes ¿Cuáles son sus riesgos?

Gracias a las redes sociales, cada vez aparecen más “oportunidades de negocio” que prometen buenos resultados e independencia financiera. 

Ilustración de una pirámide y el signo pesos.

Ten cuidado con los negocios que se presentan como la manera de lograr la independencia financiera. / Foto: Post Latinoamericano

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: What are the risks of pyramid schemes?

La aparición de las redes sociales permite la comunicación entre personas, incluso aunque no se conozcan demasiado. La idea de generar “ingresos increíbles” a través de los smartphones está proliferando en la actualidad, gracias a distintos sistemas que prometen el “éxito asegurado” en poco tiempo.

Uno de estos lo retrata el medio El Periódico, que menciona que una empresa que actuó en España, Portugal y Francia habría obtenido unos 12 millones de euros ilegítimos, debido a un sistema multinivel que había estafado a aquellos que habían confiado y se habían adentrado en su estructura.

Por lo tanto, notamos que esta idea de los negocios piramidales no solamente se da en el seno de las organizaciones, sino también entre personas cercanas a nosotros. En alguna que otra ocasión habremos tenido a algún conocido que nos ha prometido un “negocio espectacular”, con una propuesta que suena demasiado buena para ser real.

Los camuflajes son varios: desde que son inversiones para empresas que operan a nivel internacional hasta que se basan en sistemas de marketing digital. Por lo tanto, comprendamos un poco cómo funcionan los sistemas piramidales, para analizar si existe la posibilidad de generar ganancias o si se trata de una auténtica estafa.

¿Qué sabemos de los negocios piramidales?

De acuerdo con lo que menciona el medio La Nación, todo comenzó con Carlo Ponzi, un negociante italiano que inventó este sistema en 1919. Básicamente, se trató de un estafador que prometía generar una gran cantidad de ganancias a sus inversores, debido a la promesa de un interés del 50% en el plazo de 90 días, algo que jamás ocurrió.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Howie Reggae (@howiereggae) el

 

En la actualidad, notamos que este método evolucionó de distintas maneras. Podríamos definirlo como un esquema de negocios en el cual los participantes confían una determinada inversión, con la intención de poder recomendar y captar otros tantos clientes, con el objetivo de que las nuevas apariciones generen ganancias y beneficios en aquellos que los hayan invitado.

Lea también: Los inversores de Wall Street reaccionan al cambio climático

Es decir, la “verdadera ganancia” no se genera tanto en el hecho de vender un determinado producto, sino en la posibilidad de generar ingresos pasivos a costa de otras personas. Si nosotros reclutásemos a 1000 personas, cada una de estas nos proporcionarían un porcentaje de las ventas que lograrán.

Asimismo, también podríamos lograr dinero a través de los reclutados de nuestros reclutados, por lo que el sistema promete “la posibilidad de tener ganancias infinitas”, incluso sin movernos de nuestra casa. Una propuesta verdaderamente atractiva, especialmente cuando Internet nos permite generar comunicación masiva para distintos públicos.

¿Cuál es el problema con los negocios piramidales?

Como observamos, todo parece ser una oportunidad de ensueño: si invertimos nuestro tiempo -y dinero-, podremos tener a toda una comunidad que genere ganancias para nosotros. Sin embargo, hay algunas trampas que nadie menciona a la hora de ingresar en una estructura piramidal.

En primer lugar, el sistema se puede corromper fácilmente, algo que ocurrirá en caso de que no ingresen más personas en la pirámide. Esto lo podrás notar con la gente que ya está metida en el asunto, pues tienen una tendencia a ser demasiado insistentes con tu inclusión dentro de la estructura.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por AMVD (@amvdmexico) el

 

Es decir, las propias personas que te intentarán reclutar estarán entrando en pérdida en caso de no lograr que más personas trabajen para ellos. ¿Por qué? Pues bien, la cabeza de la pirámide siempre será la propia organización, que necesitará de una inversión de todos y cada uno de sus integrantes para lograr cada vez más dinero.

Por lo tanto, si pones un determinado monto, tu oportunidad de recuperarlo será a través de tus ingresantes y no de las ganancias que logres por la venta del producto que adquieras. O sea, la venta del producto que le compras a la empresa solo es una excusa, porque tu ganancia será mínima. Lo que realmente vale es la ganancia pasiva a través de los demás.

Entonces vemos que en caso de que no puedas solventar esa inversión que haces de manera regular, estarás en pérdida. Por ende, para evitar esa situación, tendrás que atraer gente hacia esa estructura, la cual estará en tu misma situación: hacer que otros ingresen para evitar seguir en esta rueda deficitaria.

Lea también: Valoramos más los productos cuando hace sol o nieva

¿Cómo evitar caer en esta estructura?

Existen algunas maneras de evitar los sistemas piramidales. En primer lugar, deberás desconfiar de aquellos planes de negocios que prometen altos beneficios en poco tiempo, especialmente si te habla un particular y no el miembro de una empresa. Generalmente, en la charla resaltarán algunas de tus cualidades para los negocios (que ellos no conocen) e intentarán explicarte todo “en persona”.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Agente de Cambio (@moneycorps) el

 

La idea de que te lo expliquen “cara a cara” implica un compromiso de tu parte. Esto también revela un poco que estas personas, que intentarán que ingreses en el sistema, también se sienten presas. Es decir, para recuperar la totalidad del dinero, tendrán que lograr que otros tantos caigan en el mismo truco, el sistema se hace imposible de vencer, por lo que son tanto estafadores como estafados.

Del mismo modo, si les preguntas específicamente qué es, tenderán a darte una respuesta vaga, que siempre se explica “mejor en persona”. No obstante, te darás cuenta de que emplearán la sinonimia. O sea, ellos no admitirán que se trata de un negocio piramidal, sino que le pondrán otro nombre, como “estrategia de marketing multinivel”, “estructura de marketing de redes”, etc.

Por su propia composición, todas estas estructuras están destinadas a perecer. El problema está en que, salvo que te encuentres en la parte más baja de ella, en algún momento te darás cuenta de que estás atrapado. Solo te quedan dos opciones: retirarte con una pérdida o estafar a otros para que no te estafen a ti. ¡Desconfía de estas propuestas!

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…