fbpx

Las primeras consecuencias de las declaraciones de Aída Merlano

La Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes abrirá una investigación al presidente Iván Duque tras las declaraciones de la excongresista.

Aída Merlano rindiendo declaración en el Palacio de Justicia de Caracas.

Aída Merlano rindiendo declaración en el Palacio de Justicia de Caracas. / Foto: youtube.com/Luigino Bracci Roa

LatinAmerican Post | Juliana Suárez

Escucha este artículo


Read in english: The first consequences of the statements of Aída Merlano

El representante David Racero, de oposición, instauró una denuncia ante la Cámara, la cual fue recibida formalmente por la Comisión de Acusaciones y empezará a investigarse. Para ello, los representantes Edward Rodríguez (Centro Democrático), Andrés Calle (Partido Liberal) y Wilmer Leal (Alianza Verde) serán quienes llevarán a cabo la investigación.

Las declaraciones de Aída Merlano incluían una presunta compra de votos para favorecer a Iván Duque en la segunda vuelta presidencial en las elecciones de 2018, que ganó. Por lo tanto, Racero escribió en la denuncia presentada que solicitaba la investigación por “INDIGNIDAD y MALA CONDUCTA a raíz de la presunta participación y conocimiento de la comisión en los delitos ya referidos.

La denuncia cita una entrevista de la Revista Semana con Vicky Dávila, donde Merlano dice que Julio Gerlein y la familia Char compraron votos para elegirlo. A la pregunta de la periodista de si el presidente Duque sabía lo que estaban haciendo estas dos familias, la excongresista respondió que sí, y que él mismo se había reunido con Julio Gerlein. 

Los delitos que listó el representante opositor en la denuncia son: constreñimiento al sufragante, corrupción al sufragante, tráfico de votos y tentativa de homicidio. 

El último, relacionado con homicidio, lo incluyó pues la excongresista afirmó que después de que escapó de la cárcel, con ayuda de las dos familias a las que cita constantemente, hubo un intento de éstas para matarla. A esto se le unió que el gobierno de Duque cambiara de manera drástica y rápida los montos de recompensa por información sobre ella. Teniendo en cuenta este último, los delitos por los que se solicita investigación son por acciones durante la campaña, pero también durante la presidencia. 

Frente a esto, Merlano afirmó en esa entrevista que: “sé que el señor Duque, una vez supo, el día 15 de octubre (15 días después de que se escapara de las autoridades), que yo me les escapé del lugar donde ellos pensaban asesinarme y enterrarme en una fosa común, el día siguiente en horas de la mañana, salió el anuncio del aumento de mi recompensa a 200 millones de pesos”. 

Finalmente, Racero afirmó que “Todos los anteriores delitos, impiden hacer efectivo el derecho a la participación política, garantizado por el artículo 40 de la Constitución Política, de conformidad con él, los ciudadanos tienen el derecho de elegir libremente” y solicitó pruebas documentales y una prueba testimonial de Aída Merlano. Posterior a la presentación de la denuncia, el presidente de la Comisión de Investigación y Acusaciones afirmó que durante el proceso, el presidente podría ser llamado a declarar.

Por su parte, el representante Edward Rodríguez, que estará en la investigación y es del partido del presidente, afirmó que aún no se ha empezado una investigación formal sino que se ha designado un equipo que incluye a miembros de la oposición, independientes y del partido de gobierno para investigar la denuncia de Racero. Ahora, este comité designado deberá reunirse para determinar si se iniciará la investigación formal o se rechazará la petición.

La tormenta política de Merlano

La política Aída Merlano estalló una tormenta cuando declaró por primera vez frente a la justicia venezolana las razones de su entrada ilegal al país. En su declaración, Merlano decía que quienes la habían ayudado a escapar de la cárcel habían intentado secuestrarla y matarla. Esto, con el fin de callar muchas verdades que ella presuntamente sabe sobre la compra de votos para la concesión de proyectos durante varios períodos presidenciales.

La familia Char y los Gerlein, dos familias políticas de mucho poder en la costa atlántica de Colombia, serían los principales acusados de la excongresista, que sirvió durante años como pieza fundamental en la compra de votos de estas familias.

Lea también Maduro vs. Duque: nuevas tensiones entre Venezuela y Colombia

Una vez más Merlano volvió a los titulares cuando le concedió una entrevista a Vicky Dávila, la cual es citada en la denuncia presentada por Racero. Y en ellas ha hablado de las implicaciones que ha tenido la maquinaria política en campañas presidenciales de los últimos presidentes de Colombia (Álvaro Uribe, Juan Manuel Santos e Iván Duque), así como de otros candidatos a la presidencia (Germán Vargas Lleras).

La excongresista ha manifestado en esas ocasiones que tiene las pruebas para inculpar a las dos familias y a los políticos que se han visto beneficiados por la compra de votos, pero ella alega necesidades de seguridad pues afirma que estas familias quieren matarla. Afirmó en la entrevista que también tiene pruebas de esto y que todo el conocimiento sobre las acciones de los Char y los Gerlein son gracias a que Julio (Gerlein), quien era su amante, le contaba lo que iba a suceder antes de que sucediera.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…