fbpx

Padre Rico, Padre Pobre: ¿por qué es el primer libro recomendado para introducirte en finanzas?

Cuando intentamos aprender del mundo del emprendimiento, se nos suele recomendar que leamos un libro: Padre Rico, Padre Pobre. ¿Por qué es la mejor obra para introducirte a las finanzas?

Portada del libro

Portada del libro "Padre Rico, Padre Pobre" de Robert Kiyosaki. / Foto: penguinrandomhouse.com

LatinAmerican Post | Ariel Cipolla

Escucha este artículo


Read in english: Rich Dad Poor Dad: Why is the first book recommended to introduce you to finance?

Padre Rico, Padre Pobre es el libro más exitoso de Robert Kiyosaki, empresario y escritor estadounidense (con ascendencia japonesa), al cual se lo considera una eminencia en el terreno del mundo empresarial, a tal punto que escribió un libro con Donald Trump, que ocupa el cargo máximo en la Presidencia de los Estados Unidos, titulado Queremos que seas rico, lanzado en el 2007. 

Cuando se suelen pedir recomendaciones sobre un libro que nos introduzca a la temática del emprendimiento empresarial, lo primero que nos suelen recomendar es esta obra cumbre del autor, aunque no entendemos muy bien por qué. Para comprenderlo, debemos hacer un pequeño análisis a la estructura del libro, donde se narra una historia verdaderamente interesante y con mensajes claros, que cualquier persona podrá entender de manera simple. 

¿Por qué este libro tiene tanto éxito?

Lanzado en 1997, Padre Rico, Padre Pobre, se trata de una obra conocida alrededor del mundo. Incluso aquellas personas que no lo conocen, automáticamente identifican su portada o saben que se trata del libro más recomendado para iniciarte en el mundo de los negocios. Su fama ha trascendido, incluso con el pasar de los años. Esto provocó una popularidad del boca en boca, donde todos reconocen que se trata de algo que se debe leer en algún momento de la vida. 

Lee también: Fingir emociones en el trabajo hace más daño que bien
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por cashflowperu (@cashflowperuoficial) el

Ahora bien, uno de los secretos del éxito de este escrito es su forma dinámica y sencilla de hablarle al lector. Lo primero que debemos saber es que se trata de una supuesta historia de vida del autor, donde nos habla de la educación financiera y de cómo las instituciones educativas y familiares no nos enseñan a hacer la "diferencia económica", sino que nos conforman con ser empleados de alguien más.

Por lo tanto, lo primero que reconocemos es que el lector seguramente se sentirá identificado en esta situación. Al fin y al cabo, es un trabajador en relación de dependencia. No obstante, el hecho de que esta obra se plantee casi en primera persona, narrando las peripecias de su niñez (que, en palabras del autor, fue el momento donde descubrió qué es lo que quería hacer con su vida en el futuro) permite que la esperanza fluya. Al fin y al cabo, si un niño cambió su mente desde pequeño para hacerse millonario, cualquiera puede lograrlo

Del mismo modo, que Robert Kiyosaki hable de sus anécdotas como hijo, comprendiendo que siempre se aprende de quien tomamos el ejemplo, genera que las personas comprendan que lo que les ha tocado en la vida no ha sido una decisión propia, sino de quienes los instruyeron. Es decir, el autor supo que debía elegir bien quién sería su fuente de inspiración: su padre rico o su padre pobre, decantándose por el primero, a pesar de que el segundo era su verdadero progenitor.

Lee también. Las estrategias de sostenibilidad son más exitosas cuando los gerentes creen en ellas

¿Cómo se habla de la independencia financiera en el libro?

La independencia financiera es explicada por Robert Kiyosaki, aunque de una manera que no contentará a todo el mundo. De acuerdo con el medio Cultura Colectiva, Padre Rico, Padre Pobre es el perfecto ejemplo del "mito del emprendedor", donde existe una idea de que todos tenemos oportunidades en la vida, solamente tenemos que saber aprovecharlas. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Educación Financiera (@tigrefinanciero) el

Desde este punto de vista, las anécdotas contadas por el autor, en caso de ser verídicas, solamente estarían reforzando un estereotipo en el cual no existe una verdad absoluta para hacer la diferencia a la hora de invertir. Incluso, desde otra perspectiva, Kiyosaki parecía tan obsesionado por volverse millonario que incluso descuidó sus lazos con su verdadero padre (el pobre) para seguir únicamente lo que hacía su mentor (el padre rico).

Entonces, notamos que la idea de ser "financieramente independiente" está fielmente asociada a la idea del empresario que se "aventura" y es "valiente", cristalizando una idea gracias a las oportunidades, que están a la vuelta de la esquina. Como en Padre Rico, Padre Pobre, también se comentan algunos de los esfuerzos que el autor tuvo que atravesar, las personas lo relacionan inmediatamente con la situación en la que se encuentran en la vida, pues la idea de generar activos es el sueño de todo americano.

No obstante, nunca se reproducen los contextos macrosociales en los cuales esas oportunidades aparecieron, por lo que más de uno podría decepcionarse al observar que no tendrá los mismos resultados que Kiyosaki, aunque pueda esforzarse incluso más que él. 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…