fbpx

¿Cómo se protege un parque nacional?

Un Parque Nacional es un espacio que conserva naturaleza y otros recursos, para que la población disfrute y se beneficie de esos elementos, y para que prospere la vida silvestre. Pero para que esa preservación sea posible, es necesario adoptar medidas legales y de gestión concretas.

Parque natural

Parque natural / Foto: Pixabay - Imagen de referencia

LatinAmerican Post | Jorge Guasp

Escucha este artículo


Read in english: How is a national park protected?

El primer paso: la declaración legal

En el territorio de un parque nacional legalmente constituido, convergen dos aspectos jurídicos básicos: la jurisdicción (se trata de un territorio nacional) y el dominio (la propiedad de la tierra). En Argentina, la Ley 22.351 (Parques Nacionales) fue sancionada en 1980, y establece en su Artículo 1º que “a los fines de esta ley podrán declararse Parque Nacional, Monumento Natural o Reserva Nacional, las áreas del territorio de la República que por sus extraordinarias bellezas o riquezas en flora y fauna autóctona, o en razón de un interés científico determinado, deban ser protegidas y conservadas…”.

Veda de actividades que atentan contra el patrimonio natural y cultural

En el artículo 5º de la mencionada Ley, se establece la prohibición de “la enajenación y arrendamiento de tierras del dominio estatal así como las concesiones de uso, con las salvedades contempladas en el Artículo 6; la exploración y explotación mineras; la instalación de industrias; la explotación agropecuaria, forestal y cualquier tipo de aprovechamiento de los recursos naturales; la pesca comercial; la caza y cualquier otro tipo de acción sobre la fauna, (salvo en casos de control biológico); la introducción, trasplante y propagación de fauna y flora exóticas; los asentamientos humanos; la introducción de animales domésticos; construir edificios o instalaciones (salvo los destinados a la autoridad de aplicación, de vigilancia o seguridad de la Nación, y a vivienda propia en las tierras de dominio privado)”.

Lea también: El colapso climático está aumentando la violencia hacia las mujeres

Evaluaciones de impacto ambiental

La Administración de Parques Nacionales tiene su propio reglamento de impacto ambiental, por el cual todas las actividades desarrolladas bajo su jurisdicción son sometidas a un análisis de las acciones y de sus consecuencias ambientales, y a la proposición de medidas de mitigación y de monitoreo destinadas a mantener las condiciones naturales del espacio protegido.

Control efectivo en el territorio

Una característica general de las áreas naturales protegidas nacionales es la presencia de guardaparques, personal de campo que realiza tareas de control y vigilancia, y hace cumplir las reglamentaciones propias de los Parques Nacionales, al tiempo que monitorea el estado de la flora, la fauna, y otros recursos, tanto naturales como culturales, y atiende a los visitantes a fin de garantizar su seguridad y calidad de experiencia.  

Regulaciones de ingreso y permanencia

La mayoría de los Parques Nacionales posee una o más portadas de acceso, en las que se informa a los visitantes acerca del comportamiento permitido dentro del área protegida, y sobre los servicios que ésta brinda. En el caso de los Parques más visitados, suele cobrarse un derecho de acceso. Algunas actividades, como por ejemplo el senderismo a través de áreas que implican riesgos físicos, se realizan con un registro previo en el que se consignan los datos personales de los visitantes, y se les comunican los horarios de partida y las precauciones a adoptar a fin de evitar accidentes, incendios, y daños a los recursos físicos y biológicos.  

Lea también: Enero de 2020 fue el mes más cálido de la historia

Concesiones de servicios controladas por la administración

En los Parques Nacionales, los servicios turísticos se brindan a través de concesiones y permisos, que son regulados por el personal de las áreas naturales protegidas. Las obras se planifican para minimizar el daño a los recursos naturales, y se monitorea su funcionamiento a fin de preservar tanto los atractivos naturales como la experiencia de los visitantes. Los concesionarios son aliados en la tarea de conservar la naturaleza, ya que se encuentran en sitios clave desde el punto de vista paisajístico y ecológico (alojamientos a orillas de ríos, lagos o mares; cumbres de montañas, etc.).

Los Parques Nacionales son para la sociedad, pero también necesitan de ella

El ser humano necesita de la naturaleza, no solo para sobrevivir sino también para desconectarse de la vida artificial y frenética que caracteriza a las ciudades. Pero la naturaleza también requiere del ser humano, que en muchos casos representa su principal enemigo. El futuro de los Parques Nacionales depende, por lo tanto, de la conducta humana, no solo dentro de ellos sino también en su entorno, puesto que la naturaleza es ajena a los límites trazados por el hombre.  

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…