fbpx

Especial Premios de la Academia: The Irishman

Seguimos con nuestro especial, esta vez sobre la producción de Martin Scorsese.

Estatuilla de los Oscar y fotograma de la película 'The Irishman'.

Estatuilla de los Oscar y fotograma de la película 'The Irishman'. / Foto: Pxhere / Composición: LatinAmerican Post

LatinAmerican Post | Juliana Rodríguez Pabón

Escucha este artículo


Read in english: Special Academy Awards: The Irishman

Seguimos con nuestro especial de la categoría a Mejor película de los Premios de la Academia. Esta vez se trata de The Irishman, tal vez una de las películas más esperadas del 2019. Dirigida por Martin Scorsese, The Irishman pasa a ser un nuevo clásico de las películas de gángsters casi que automáticamente después de su estreno en salas de cine y en la plataforma de streaming Netflix.

Lee también: Especial Premios de la Academia: Little Women

¿De qué va The Irishman?

La cinta sigue la vida de Frank Sheeran, el irlandés, interpretado por Robert De Niro. Vemos al protagonista joven y viejo en distintas etapas de su vida, pues es él el narrador en voz en off que nos guía por los enredos del crimen organizado en la ciudad de Nueva York durante la segunda mitad del siglo XX. Vemos a un viejo Sheeran en una clínica de reposo repasando cómo empezó a "pintar casas" para volverse la mano derecha del líder sindical Jimmy Hoffa. 

Es una película de gángsters como muchas de las dirigidas por Scorsese. El enmarañamiento del crimen organizado contado desde los ojos del primer chofer y luego asesino a sueldo y estafador Frank Sheeran es efectivo aunque enrededado. Es una historia de crimen y traición, de amistades peligrosas y de astucia criminal. Está ambientada en la Nueva York de los años cincuenta, por lo que visualmente es interesante en cuanto a la estética gángster, que ya Scorsese había explorado en otras de sus producciones.

Lee también: Especial Premios de la Academia: Marriage Story

Una crítica

La película cuenta con un elenco excelente: Robert De Niro en todas sus formas interpretando a Frank Sheeran; Al Pacino interpreta al líder sindical Jimmy Hoffa; Joe Pesci interpreta a Rusell Buffalino, quien traicionará a Hoffa; y Anna Paquin interpreta a Peggy, la hija rebelde de Frank Sheeran. Sin embargo, resulta algo repetitivo ver de nuevo una película de Scorsese con un elenco en su mayoría masculino que cuenta una historia principalmente masculina. La película, además, dura tres horas y media y es una historia de traiciones de un lado a otro difícil de seguir. Aunque excelentemente dirigida y actuada, es imposible no pensar en otras producciones de Scorsese, como Casino, en las que ya había explorado estos temas que se tocan acá de manera más orgánica y sintetizada. 

Resulta también un poco agotador para el espectador ver una vez más a Al Pacino gritarle a sus subordinados tal y como lo hacía en Scarface. Todos los actores lo hacen magistralmente pero se los siente cómodos en los papeles que interpretan dado que son los mismos personajes que han interpretado en toda su carrera. No se siente una exposición de los actores ni un riesgo. Así, The Irishman resulta la misma película buena de siempre. Buena, pero la misma.

Está disponible en la plataforma de streaming de Netflix y representa la primera vez (con Marriage Story) que una producción para la web es nominada a la categoría de Mejor Película de los Premios Óscar.