fbpx

Todo sobre el juicio político contra Trump

Presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Presidente de Estados Unidos, Donald Trump. / Foto: AP

LatinAmerican Post | Juliana Suárez

Escucha este artículo


Read in english: All about the political trial against Trump

El martes 21 de enero comenzó el ‘impeachment’ contra el presidente de EE.UU y el Senado tendrá los próximos días para decidir si destituirlo o absolverlo.

El proceso que ha llevado la demócrata Nancy Pelosi ha llegado finalmente al Senado de los Estados Unidos donde los congresistas decidirán el futuro del actual presidente, Donald Trump. 

A pesar de los esfuerzos de los demócratas de la Cámara baja, se espera que la decisión final sea la de absolver a Trump, pues la mayoría en el Senado es republicana, partido del presidente. Por lo mismo, el proceso previo al comienzo del juicio estuvo lleno de divisiones entre los líderes de ambos partidos; cada quien busca hacer un juicio que favorezca cada decisión.

De ahí, el día de inicio del ‘impeachment’ se vio nublado por las acusaciones contra los republicanos de tratar de llevar un proceso “amañado” para favorecer al presidente para que salga absuelto. La diferencia principal entre ambas partes consistía en la necesidad que ven los demócratas porque haya presencia de los testigos más importantes para dar su versión de los hechos. Por su parte, los republicanos están en búsqueda de un juicio rápido y corto en el que no haya testimonios orales.

En términos generales, las acusaciones contra Donald Trump tienen que ver con el uso de su poder político para un caso fuera de su cargo presidencial. Según los investigadores que llevaron el caso en la Cámara de Representantes, Trump utilizó presión con el presidente de Ucrania para que se investigara a Joe Biden, quien se supone sería su contrincante más fuerte para la reelección. De ser verdad, estaría obstruyendo a la justicia y, como dijo Chuck Schumer, líder de los demócratas en el Senado, “si se prueba, las acciones del presidente son crímenes contra la democracia misma”.

De acuerdo con Univisión, “los demócratas buscan que declaren Mick Mulvaney, jefe de gabinete interino de la Casa Blanca, John Bolton, exasesor de Seguridad Nacional expulsado por Trump abruptamente en septiembre de 2019, y otros ayudantes y exayudantes del presidente que tuvieron conocimiento o estuvieron involucrados en la campaña de presión de Trump en Ucrania”. Para impulsar esto, Chuck Schumer afirmó que los testigos podrían tanto incriminar como exculpar, pero que se tiene que permitir que hablen: “No son demócratas, son asistentes del presidente nombrados por él”, dijo.

Lea también: El nuevo plan migratorio de Trump

Por el contrario, Mitch McConnell, líder de la mayoría republicana en el Senado, propuso el día antes de comenzar el juicio que se hicieran dos jornadas de 12 horas cada una en el que tanto los fiscales encargados de la investigación en la Cámara de Representantes como la defensa de la Casa Blanca expusiera todas sus pruebas. Al ser mayoría en el Senado, McConnell logró conseguir el apoyo para que su plan fuera el que se utilizará en los siguientes días.

El primer día de debate constó de 5 horas en la que ambas bancadas discutieron las reglas de juego de los próximos días. Entre ellas, McConnell cedió a alargar a 24 horas para cada bancada para presentar sus pruebas. Igualmente, se aceptarán pruebas por parte de la Cámara, pero se dejó abierta la posibilidad de que haya una votación en contra que lo impida. Siguiendo las líneas que propuso el senador republicano, es probable que las votaciones se conozcan para antes de que comience el mes de febrero.

Se espera que el miércoles 22 de enero inicien los argumentos de las partes, en donde los demócratas seguirán intentando que se pueda contar con la presencia de testigos. 

Seguido de este inicio, se presentarán los documentos y pruebas y seguirán los alegatos iniciales de ambas partes. Después de esto, los senadores tendrán la posibilidad de exponer sus dudas y argumentos. Finalmente habrá una votación en la que se decidirá si se necesitan más pruebas o, de lo contrario, la votación final en la que el presidente Trump podrá salir absuelto de los delitos que se le intentan probar o, por el contrario, será destituido.

De acuerdo con CNN, así irá el proceso tentativamente:

Miércoles: argumentos de los demócratas

Jueves: argumentos de los demócratas

Viernes: argumentos de los demócratas

Sábado: argumentos del equipo Trump

Lunes: argumentos del equipo Trump

28 de enero: argumentos del equipo Trump

29 de enero: preguntas de los senadores

30 de enero: preguntas de los senadores

31 de enero: Cuatro horas de debate sobre si citar testigos y citaciones, una votación sobre testigos y documentos, y una votación sobre otras mociones. Si todas las votaciones son rechazadas, el Senado podría pasar a la votación absolutoria.

Lea también: Los 22 hombres más ricos del mundo tienen más que todas las mujeres en África

Los senadores deberán cumplir con una serie de reglas generales durante los días que dure el juicio:

  • No podrán hablar

  • No podrán utilizar celulares ni ningún aparato electrónico, únicamente en los recesos

  • Obedecer los protocolos

  • Votar desde su escritorio designado

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…