fbpx

Argentina: nuevo proyecto busca impulsar su economía

Una de las primeras medidas de Alberto Fernández en la presidencia es un paquete de leyes que incluye gravámenes para intentar salir del a crisis económica que enfrenta el país.

Alberto Fernández, presidente electo de Argentina

Alberto Fernández, presidente electo de Argentina. / Foto: AP

LatinAmerican Post | Juliana Suárez

Escucha este artículo


Read in english: Argentina: new project seeks to boost its economy

Las medidas surgen como respuesta inmediata del nuevo gobierno argentino ante lo que denominó como “emergencia económica”. De acuerdo con el comunicado del Minsiterio de Economía, éstas “apuntan a que la economía deje de caer y comience a corregir sus desequilibrios para generar una mayor equidad social y solidaridad con aquellos que más han sufrido”.

El paquete, llamado ante el Congreso como Ley de Solidaridad y Reactivación Productiva tiene como finalidad activar una economía que lleva los últimos años en recesión y cuyo déficit fiscal ha impedido su desarrollo y busca lograr una reasignación de los recursos. “No podemos permitir que el déficit crezca porque no tenemos cómo financiarlo; si recurriésemos a emisión monetaria para financiarlo, sería desestabilizante. Nosotros no somos imprudentes sino que venimos a traer responsabilidad y a tranquilizar a la economía argentina”, afirmó el ministro de Economía, Martín Guzmán, quien presentó públicamente el proyecto en una rueda de prensa.

Guzmán explicó que el proyecto cuenta con cuatro ejes centrales: “jubilaciones, tributos, tarifas y deuda”. Bajo este marco, el proyecto impondrá impuestos al agro, a la compra de dólares y algunas empresas. Esto, aunque puede parecer impopular a simple vista, es la opción que tiene el gobierno frente a una crisis que sigue aumentando. Las medidas buscan favorecer a mediano y largo plazo a las empresas, así se les esté gravando en este momento. 

Lea también: Latinoamérica vive su peor momento económico en 70 años

Por lo mismo, el presidente Fernández dijo en una entrevista radial: “Les pido que no despidan, pero, a su vez, les damos ventajas para que crezcan, eso supone también moratorias para las deudas impositivas y previsionales que tienen, les damos ayuda para que se pongan de pie".

Esto es lo que aborda cada uno de los puntos, según lo explicado por el Minsitro de Economía:

Jubilaciones: se determinó como uno de los ejes pues se considera que era una de las poblaciones que se estaba viendo más afectada por la crisis, que no solo es económica sino también social. Afirmó que “en el único año del gobierno anterior en el cual la economía creció, no se compartió el crecimiento con los jubilados”, por lo que el proyecto incluye unos bonos extra en diciembre y enero para quienes perciben el haber mínimo.

Tributarias: en el ámbito tributario, aseguró que la reforma presentada en 2017 estaba pensada para un país en crecimiento, por lo que no sirve en este momento. Por el contrario, actualmente se necesitan “medidas para evitar un deterioro de la macroeconomía y de la situación de la gente”, aseguró Guzmán. Con gravámenes a activos en el exterior se busca reactivar la industria local, por lo que “se va a agravar la tenencia de activos financieros de argentinos en el exterior, pero va a haber un sistema para alentar a que los capitales vuelvan”.

En estas medidas, entre otras, entra el gravamen a los dólares, pues se espera que la economía interna pueda crecer y darle fuerza al peso argentino. Aseguró que el “70% de la recaudación del impuesto será destinado a financiar la seguridad social y el 30% para obras de infraestructura y vivienda”.

Tarifas: en este punto se busca desmontar lo que estaba pensado en la gestión anterior, por lo que tendrá “un plazo máximo de 180 días para cambiar el esquema tarifario por otro que tenga un balance adecuado entre la protección social, la producción y el fomento a la inversión en energía”.

Deuda: este es uno de los ejes determinantes en la crisis económica del país, pues al gobierno anterior le fue imposible lograr saldarla. Por lo tanto, “el Proyecto de Ley facultará al Poder Ejecutivo Nacional a llevar adelante las gestiones necesarias para la sostenibilidad de la deuda”, dice Guzmán. Es decir, que los proyectos de recuperación económica deben ir alineados con la intención de reducción de la deuda y que el mismo crecimiento económico esté en función de esto.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…