fbpx

Evo Morales llega como refugiado a Argentina

Después de permanecer casi un mes como asilado político en México, salió a Cuba por unos días y ahora se encuentra en el país suramericano.

Evo Morales.

Evo Morales. / Foto: AFP

LatinAmerican Post | Juliana Suárez

Escucha este artículo


Read in english: Evo Morales arrives as a refugee in Argentina

Una de las primeras demostraciones políticas del gobierno de Álvaro Fernández en Argentina fue el recibimiento del exmandatario boliviano, que llegó el pasado jueves y lo confirmó a través de su cuenta de Twitter.

Desde el 12 de noviembre, Morales se encontraba en México, quien lo recibió tras su renuncia a la presidencia por lo que denominó un golpe de Estado de la derecha. Ante su partida hacia Argentina, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que Morales había partido hacia Argentina pero “no para siempre”. AMLO reiteró las buenas relaciones que ambos países han construido y dijo que “estaban las puertas abiertas para Evo y para todos los luchadores sociales del mundo, haciendo honor a lo que ha hecho nuestra política exterior que ha sido ejemplar en otorgar asilo a perseguidos políticos".

Asimismo, Evo Morales agradeció a López Obrador por recibirlo y a todo el pueblo mexicano, asegurando que el “país hermano nos salvó la vida” pues, tras la renuncia a la presidencia, se encontraba “triste y destrozado”.

 

 

De acuerdo con BBC, el nuevo canciller argentino, Felipe Solá, sobre la llegada de Morales al país, dijo que llegó "para quedarse y se quedará como refugiado", por lo que se espera que la estadía en Argentina sea más duradera que la de México. 

Parece apenas lógico que Morales prefiriera estar en un país próximo al suyo durante su exilio, además de que en Argentina se encuentra con sus hijos, que habían llegado allí desde finales de noviembre mientras su padre se encontraba en México como asilado. Sin embargo, la razón de su proximidad a Bolivia podría tener un carácter un tanto más político, teniendo en cuenta que apenas unos días atrás, el sábado 7 de diciembre, su partido, MAS, lo nombró jefe de campaña para las elecciones que se realizarán en el 2020.

Lea también: Evo Morales seguirá haciendo parte de las elecciones en 2020

El movimiento MAS, partido del líder político, se reunió en un congreso Nacional para hablar sobre la situación política de Bolivia. Entre los temas estuvo el castigo a miembros del partido que hayan actuado en contra a la unión del movimiento y la necesidad de encontrar unidad para las próximas elecciones. Pero además, los miembros votaron porque Evo Morales haga parte de las elecciones presidenciales como el jefe de campaña, lo que implicaría que éste hiciera política desde el exilio.

Un refugio altamente criticado

Las decisiones de Morales han sido criticadas fuertemente por la oposición, como pasó cuando se anunció su papel en la campaña presidencial. En ese momento, el candidato opositor, Carlos Mesa, afirmó que no era correcto que una persona como Morales, con tantas acusaciones en su contra, tomara un papel político tan importante después de el fracaso de las elecciones de octubre.

La llegada a Argentina, por lo mismo, causó gran indignación en sus opositores y en el gobierno de facto de Bolivia, liderado por Jeanine Áñez. Este gobierno le pidió a Argentina que no permita que Morales haga política desde su país.

La canciller de Bolivia, Karen Longaric, aseguró durante una rueda de prensa que espera que en Argentina se cumplan las condiciones de refugiado y no le permitan hacer política desde allá. Dijo que esperan que no pase como en México, donde Morales “tenía un micrófono abierto o una palestra para hacer política".

El gobierno de Fernández tiene un alto grado de afinidad con las políticas e izquierda de Morales, tanto así que el gobierno interino de Bolivia no estuvo invitado a participar a la ceremonia de posesión del presidente argentino el pasado 10 de diciembre. Sin embargo, Felipe Solá fue enfático en asegurarle al gobierno interino de Bolivia que  que el refugio se lo darían con la condición de que éste no emita declaraciones de tinte político. Esto impediría que Morales desempeñe el papel de jefe de campaña desde la Nación vecina.

Mientras tanto, el gobierno de facto continua en el proceso para poder realizar elecciones presidenciales en marzo del 2020. El jueves 12 de diciembre, Áñez anunció la posesión de varios miembros de Tribunales Electorales regionales.

 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…