fbpx

La moda de plantar árboles: ¿una estrategia siempre positiva?

Los incendios forestales, la deforestación de distintos ecosistemas, el cambio climático planetario y otros factores ambientales, han propiciado una tendencia a ver en la plantación de árboles una remediación contra cualquier catástrofe ecológica.

Persona plantando un árbol.

Persona plantando un árbol. / Foto: Rawpixel - Imagen de referencia

LatinAmerican Post | Jorge Guasp

Escucha este artículo


Read in english: Is planting trees always a positive trend?

Sin embargo, ¿se trata en todos los casos de una iniciativa favorable? ¿Da lo mismo plantar cualquier árbol, en cualquier sitio y de cualquier manera?

Los árboles son importantes para la vida humana y silvestre

De acuerdo con el informe El Estado de los Bosques en el Mundo (FAO, Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, 2018), “los bosques y los árboles brindan beneficios importantes tanto a las personas como al planeta al fortalecer los medios de vida, suministrar aire y agua limpios, conservar la biodiversidad y responder al cambio climático”.

Pero aún cuando creamos que la plantación de árboles es siempre positiva, existen factores que debemos tener en cuenta a fin de que la introducción de especies forestales sea exitosa, y no conlleve efectos negativos.

Consecuencias de plantar especies invasoras

"Las especies invasoras son especies exóticas, es decir, de otras regiones o continentes, que el ser humano ha introducido en el ambiente, y que se reproducen en grandes números generando impacto para la biodiversidad, los ecosistemas y el bienestar humano", señala el chileno Aníbal Pauchard, fundador y director del Laboratorio de Invasiones Biológicas, en una entrevista concedida a la BBC.

Lea también: La contaminación plástica daña las bacterias que nos ayudan a respirar

Algunas especies de pino invaden los ambientes en que son introducidas, sustituyendo a la flora nativa. “El pino murrayana ha invadido matorrales, praderas, pasturas y bosques abiertos en Nueva Zelanda. El pino ponderosa ha invadido sitios disturbados en Chile, mientras que en Nueva Zelanda invade praderas y arbustales. Por último, el pino oregón ha invadido bosques mediterráneos en España y también está invadiendo los bosques patagónicos de Chile y Argentina” en Plantaciones de coníferas exóticas en Patagonia: los riesgos de plantar sin un manejo adecuado de la revista Ecología Austral

Condiciones para plantar árboles

En zonas urbanas, donde el espacio para introducir árboles es reducido, es importante elegir las especies correctas, y ubicarlas adecuadamente. Algunos árboles alcanzan grandes dimensiones y no se adaptan a su plantación en veredas angostas, donde pueden levantar el piso e interferir con tendidos eléctricos, cables de servicios, paredes, techos y otras estructuras.

Incluso en caso de haber escogido la especie correcta, y de plantarla en un sitio sin las restricciones mencionadas, un aspecto clave de la implantación es la distancia entre árboles. Si los árboles se plantan en grupo y muy cerca unos de otros, competirán por la luz y se volverán altos y delgados, condición que obligará quizá a extraer algunos de ellos al cabo de unos años.

Lea también: Por qué Bolsonaro acusa a Leonardo DiCaprio?

Otro aspecto clave es la provisión de agua, en especial durante los primeros meses posteriores a la plantación. En este sentido, plantar árboles en envases (con pan de tierra) mejora las posibilidades de supervivencia de los ejemplares, ya que el envase con tierra preserva el conjunto de raíces y la humedad. Los árboles con raíces desnudas, en cambio, tienen más dificultades de adaptación al nuevo terreno, pues en su extracción del vivero las raíces más pequeñas se cortan, y la cabellera radicular pierde humedad.

Nadie duda de la importancia de plantar un árbol. Sin embargo, como cualquier otra estrategia ambiental, la introducción de nuevos árboles requiere un análisis de las especies a plantar, de su vínculo con el entorno, del lugar de emplazamiento de las mismas y de las condiciones en que serán implantadas y tratadas a futuro.

Teniendo en cuenta estos factores podremos garantizar que se introduzcan las especies adecuadas, en condiciones que beneficien tanto a la población humana como a otras formas de vida vinculadas con los árboles.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…