fbpx

Evo Morales seguirá haciendo parte de las elecciones en 2020

Aunque por primera vez en 18 años no estará en las elecciones como candidato, su partido, MAS, lo nombró jefe de campaña para los próximos comicios presidenciales.

Evo Morales.

Evo Morales. / Foto: flickr.com/Simon Wedege

LatinAmerican Post | Juliana Suárez

Escucha este artículo


Read in english: Evo Morales will be part of the 2020 elections

El sábado 7 de diciembre, el Movimiento Al Socialismo, MAS, partido del expresidente de Bolivia, Evo Morales, realizó un Congreso ampliado al que asistieron diversos movimientos políticos que conforman el partido. Entre los temas que se discutieron, se votó por nombrar a Morales como parte fundamental de las próximas elecciones presidenciales. 

Para las elecciones de 2020, Morales será el jefe de campaña de MAS y, aunque aún no ha decidido cuál será la llave que los representará, será el expresidente quien los guiará. La representación de Morales se da como una forma de exculparlo por los presuntos fraudes que declaran sus opositores, y reafirma la confianza que tienen los miembros del partido con el que fue su representante durante casi 14 años.

El exmandatario agradeció por la confianza de su partido a través de su cuenta de Twitter. “Hermanas y hermanos su unidad, energía y fuerza me emociona. Volveré y volveremos millones pronto al gobierno con nuestra Revolución Democrática y Cultural”, dijo. Igualmente, a través de su cuenta ha arremetido contra la “derecha golpista”, asegurando que su partido logrará recuperar la democracia que se les fue arrebatada, pues Morales argumenta su renuncia por un golpe de Estado.

 

 

Tras darse a conocer la noticia de que sería el jefe de campaña, Morales afirmó desde Cuba, donde se encuentra desde el viernes 6 de diciembre para un tratamiento médico, que regresará a Bolivia. “En cualquier momento, digan lo que digan, hagan lo que hagan, voy a estar en Bolivia para enfrentarnos a las elecciones y las ganemos como siempre hemos hecho”, replicó El Universal.

En la reunión, realizada en el enclave cocalero Cochabamba, también se determinó que el partido debe pasar por una reestructuración en la que se asegure que sus miembros estén comprometidos y alineados con la misma causa. Según los dirigentes, MAS pasa por una situación crítica tras el que denominaron golpe de Estado, por lo que deben reorganizarse y la unidad debe primar. Según TeleSur TV, el presidente del partido, Rimer Ágreda, dijo que “se dará un voto castigo a todos los miembros que hayan traicionado el partido, y aseguró que no aceptarán a personas que no forman parte de los movimientos sociales”.

Lea también: Evo Morales, de viaje en Cuba

Elecciones 2020

Aunque aún no se conoce la fecha exacta, el gobierno interino dio una tentativa de que se realizarían en marzo del 2020. La presidenta interina, Jeanine Áñez ha trabajado en conjunto con la OEA, tras las peticiones de la organización, para realizar unos comicios que permitan restaurar la confianza del pueblo en la democracia del país. 

Marzo es una fecha que está entre los límites que declara la Constitución para estos casos, pero tendrán que esperar a la conformación de un nuevo Tribunal Supremo Electoral (TSE), que es la autoridad encargada de la transparencia de los resultados, para poder proceder a realizar la primera vuelta.

Por lo pronto no hay llaves confirmadas, pero algunos nombres ya empiezan a sonar. Una de las figuras principales es Carlos Mesa, el candidato de oposición a Morales, quien había tenido la votación más alta después del expresidente en las elecciones del 20 de octubre. Otro de los nombres que suena es el del surcoreno Chi Yung Chang, quien también hizo parte de los comicios en octubre.

Entretanto, los opositores de MAS siguen divididos en dos grupos principales: hay quienes creen que deben unirse para asegurarse tener más adeptos que el partido de Evo Morales, mientras que otros aseguran que la renuncia de Morales ha generado un quiebre en ese partido que le impedirá a la izquierda boliviana reponerse para las elecciones de 2020.

El partido de Morales, MAS, sigue teniendo gran representación y acogida en el pueblo boliviano, pues ha tratado de reinvindicar a una parte de la población que anteriormente era discriminada en un mayor grado. Por lo mismo, la figura que escoja el partido para representarlos aún tendría oportunidades en las elecciones. Para evitar que MAS continúe en la presidencia, los opositores tendrán la necesidad de unirse para buscar una opción fuerte.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…