fbpx

Movistar se despide del mercado en América Latina

Telefónica, dueña de Movistar, dejará gran parte de Latinoamérica para concentrarse en otros mercados

Persona usando un teléfono celular.

Persona usando un teléfono celular. / Foto: Unsplash - Imagen de referencia

LatinAmerican Post | Marcela Peñaloza

Escucha este artículo


Read in english: Movistar says goodbye to the market in Latin America

José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica, anunció que la empresa tomó la decisión de concentrarse en cuatro mercados: España, Alemania, Reino Unido y Brasil, y vender todas sus operaciones en América Latina. En el comunicado de prensa se explica que la decisión se tomó como un “acelerador en la transformación de la compañía”. El objetivo principal es consolidarse en mercados donde puedan crecer “con un modelo sostenible a largo plazo”.

Sin embargo, detrás de acelerar la transformación empresarial, se esconderían otros tres motivos. Las razones serían la incertidumbre geopolítica de la región, una abultada deuda que tiene Telefónica y el cambio en las preferencias de los consumidores.

En cuanto a la primera razón, el ejecutivo explicó que “las incertidumbres geopolíticas y macroeconómicas y regulatorias, y la elevada competencia en el sector requieren una asignación del capital cada vez más exigente. Si en el pasado la baja penetración de los servicios de voz y datos, especialmente en los países emergentes, aseguraba el crecimiento futuro, la madurez creciente de los mercados y la aparición de nuevos competidores sujetos a distintas reglas, demanda aproximaciones estratégicas muy focalizadas”. La difícil situación social que enfrenta Latinoamérica habría sido determinante a la hora de decidir dejar la región.

La empresa, que lleva en la región más de 30 años, se concentrará en fortalecer su presencia en Brasil y estará escuchando ofertas en cuanto a sus filiales en: Colombia, Chile, Uruguay, Perú, Ecuador, Venezuela y México. Según la BBC, la compañía espera poder vender, encontrar socios o poner en la bolsa las filiales latinas.

Lea también: Pride bank: el primer banco digital LGBTI+ está en Brasil

A la anticipada jugada de verse afectada por la inestabilidad económica de la región, se suma el cuantioso monto que Telefónica le debe a sus acreedores. BBC asegura que la importante deuda que tiene Telefónica pudo también haber jugado un papel determinante en la decisión. La compañía debe US$42.000 millones y los analistas creen que se pudo haber llegado a la conclusión de que vender activos es una buena estrategia para solventar la deuda.

Finalmente, el cambio en el mundo de las telecomunicaciones también ha puesto en jaque a la empresa. Las preferencias de los clientes se han transformado gracias a internet y los ecosistemas digitales. Esto significa que servicios que antes generaban elevados ingresos, como las llamadas a larga distancia, se han vuelto obsoletos.

¿Qué pasará con los usuarios de Movistar?

La decisión, que tomó a muchos por sorpresa, no significa que la marca vaya a desaparecer. Tampoco implica que las personas que utilizan los servicios de la empresa vayan a dejar de recibirlos. Por el momento, las operaciones se mantendrán con normalidad mientras la empresa escucha ofertas. Es decir, se espera que Telefónica solo cambie de dueños.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…