fbpx

Fuego amigo en el gobierno de Colombia

Fernando Londoño Hoyos, considerado un uribista ‘pura sangre’, afirmó que el presidente debería tomarse una licencia y dejar gobernar a la vicepresidenta Martha Lucía Ramírez

Fernando Londoño Hoyos.

Fernando Londoño Hoyos. / Foto: flickr.com/centrodemocratico

LatinAmerican Post | Alberto Castaño

Escucha este artículo


Read in english: Friendly fire in the Colombian government

Como fuego amigo fueron consideradas las afirmaciones que el exministro del gobierno Uribe, Fernando Londoño Hoyos hiciera en el editorial diario del espacio radial “La Hora de la Verdad”. Londoño, considerado un uribista ‘pura sangre’, presidente honorífico del Centro Democrático, partido de gobierno, en su espacio de opinión afirmó que el presidente debería tomarse una licencia y dejar gobernar a la vicepresidenta Martha Lucía Ramírez mientras él conversa, haciendo clara referencia a la apertura del diálogo con los sectores que en Colombia se encuentran en paro nacional reclamando reivindicaciones sociales de diversos orígenes.

Por si fueran pocos los problemas que enfrenta el joven presidente de los colombianos con un dólar al alza, con la misma tendencia el desempleo, a la baja su imagen en las encuestas, la multiplicación exponencial de la violencia contra líderes sociales y contra comunidades indígenas, los reclamos de amplios sectores del país entre los que se cuentan los estudiantes, los maestros, las comunidades indígenas y afros y algunos sindicatos, ahora se suma un nuevo frente de batalla que ha tenido que asumir con delicadeza casi quirúrgica, pues una de las más destacadas figuras ideológicas de su partido lo ha atacado sin piedad.

Frases lapidarias como “para qué Presidente si el Presidente está conversando y no gobernando”, muestran el rechazo de este político y abogado, jurado a la derecha ideológica extrema, como manifestación del rechazo ante la invitación al diálogo que el presidente Duque hizo a los diferentes sectores que están en paro.

Las declaraciones del recientemente condenado a devolver unas acciones de Invercolsa, adquiridas fraudulentamente, subieron de tono al manifestar que “mientras el Presidente conversa, que alguien gobierne, que alguien mande, que alguien dirija las Fuerzas Militares y de Policía que están siendo rebasadas no porque sean ineptas, no porque sean incapaces, sino es que la consigna es dejarse”, al referirse a que el diálogo muestra debilidad en lugar de conjurar la crisis con mano firme, como es el lema del partido político.

Este lema dice “Mano Firme, Corazón Grande”, al parecer Duque y Londoño se encuentran en los dos extremos opuestos de este lema, mientras Duque considera que está actuando con corazón grande, a Fernando Londoño le hace falta más Mano Firme, en su concepto.

Lea también: Alcaldes electos de Colombia piden con urgencia una 'Conversación Nacional'

El tamaño de la crisis obligó al presidente de Colombia a atender a los medios de comunicación, tarea no muy frecuente que realiza el primer mandatario, en la mañana del 27 de noviembre atendió varias entrevistas en diversas emisoras radiales como Blu Radio y la W del grupo Prisa en Colombia.

En la emisora Blu Radio, en la que lo entrevistó Néstor Morales, quien aparte de ser el director del programa Mañanas Blu, es cuñado del presidente, esposo de su hermana, Duque ante la pregunta de qué opinaba al respecto de las afirmaciones de Londoño Hoyos le dijo a Morales: “no me ponga a contestarle a ciertos personajes que se alimentan de su propio odio. Quiero decirle que aquí estamos con el programa de gobierno con el que yo gané la nominación, primero, dentro de mi partido”, haciendo clara referencia a que de ninguna manera está cambiando lo que prometió en campaña frente a lo que ha hecho como jefe del ejecutivo.

Y agregó que está gobernando “con el programa de gobierno con el que ganamos una consulta abierta y la primera y la segunda vuelta y con el programa de gobierno que llegó a un plan de desarrollo”, haciendo una cronología de sus triunfos en las urnas.

Lea también: ¿Cuántas víctimas han dejado las protestas latinoamericanas?

Y es que las duras críticas de Londoño a su copartidario en el Centro Democrático subieron de tono cuando se preguntó en el editorial “entretanto y de aquí a marzo, ¿quién gobierna? ¿quién manda en Colombia? ¿quién nos garantiza el ejercicio fundamental de nuestros derechos? ¿el presidente pedirá licencia para dedicarse a lo de las conversaciones? ¿o el presidente cree que gobernar es oír a todos los que están en la oposición?”

Por su parte la W Radio le preguntó sobre el mismo tema a Duque quien fue enfático en decir que “yo nunca me quedé en la crítica personal y la ponzoña. Las 16 encuestas se ganaron con un programa de gobierno” y añadió: “él (Fernando Londoño) siempre tendrá motivaciones que son más provenientes de su odio y su propia bilis”.

Estas críticas se suman a las que hicieron en una conversación privada que fue revelada a través de los medios de comunicación. El embajador de Colombia en Washington, Francisco Santos, y la entrante Ministra de Relaciones Exteriores, Claudia Blum, hicieron declaraciones a dos altos funcionarios del gobierno Duque, lo que también se consideró como ‘fuego amigo’.

Y mientras ya casi se completa una semana entera de paros y manifestaciones, en las que el presidente abrió la puerta al diálogo y en donde amplios sectores políticos han obrado de diferentes maneras, unos tratando de apaciguar los ánimos, mientras otros quieren exaltarlos, la ciudadanía en las calles contempla con estupor que uno de los pilares ideológicos del partido de gobierno hagan duras críticas al presidente de la República así como algunos de los miembros de su propio gobierno.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…