fbpx

Burbujatón: colectivos feministas alzan sus voces en las calles colombianas

Polifonía en un colectivo feminista que pretende mostrarle al mundo que existen otras formas de protestar y alzar las voces sin violencia. 

The Woman Post | Luisa Fernanda Báez Toro 

Escucha este artículo


El lunes 25 de Noviembre, para conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, varios colectivos feministas crearon su propia agenda en diferentes países e invitaron a las mujeres a las calles. Polifonía, un grupo colombiano, creó la 'Burbujatón': usar burbujas para protestar en contra de la violencia de género. Maria Paula Forero, miembro del colectivo, nos cuenta un poco sobre la importancia de este tipo de espacios y qué trabajo se adelanta desde el colectivo. 

 

Polifonía es un colectivo feminista que existe desde hace tres años en la Universidad Javeriana y que tiene como objetivo generar espacios de agencia y pedagogía desde las perspectivas feministas específicas de sus integrantes, a través de la creación de espacios de discusión académica y acción política. Además, busca brindar acompañamiento respecto a las violencias basadas en género y sexualidad en el contexto universitario.

El colectivo sale a las calles a conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, teniendo en cuenta la fecha del asesinato de las tres hermanas Maribal en República Dominicana y también para evidenciar que la violencia atraviesa diferente el cuerpo, los sentires, y la vida de las mujeres. Es importante poner sobre la mesa la violencia basada en género, es importante y es urgente hablar de estos temas porque tenemos cifras horribles como que en lo que va del año se han registrado 250 casos de feminicidio y al menos otros 90 casos de tentativa de homicidio.

También estamos hablando del 55% de las madres víctimas de feminicidio. De estas, 58 fueron atacadas dentro de sus viviendas, entonces, la mayoría de los victimarios son personas que están dentro de nuestros hogares lo que significa que no estamos seguras en espacios que deberían garantizarnos seguridad.

La violencia está presente en las calles en forma de acoso y también está adentro en situaciones de agresión sexual o en situaciones de agresión física, psicológica, verbal y económica. También es importante tener en cuenta que la violencia en zonas rurales también existe y es poco denunciada. Allí, solo el 8 o 9% de casos de violencia de género son denunciados. lo que significa que 91% no habla sobre las agresiones. Muchas mujeres en el ámbito rural tienen muy normalizada esta violencia.

Lea también: Así es como las mujeres colombianas se tomaron las calles

Por eso el 25 de noviembre se realizan estas actividades: para conmemorar, para hablar del tema, para que en las calles se griten las inconformidades y es por esto que salimos a marchar con Polifonía. 

El burbujatón surgió porque gracias al paro Nacional actual, se ha dado pie a muchas protestas creativas, artísticas, que se oponen a la violencia que propone el gobierno con el ESMAD y también con la policía. Quisimos, entonces, hacer parte de estas propuestas diferentes. Las burbujas siempre le han gustado a algunas mujeres del colectivo y a las marchas siempre llevamos burbujas por gustos personales. 

Después, cuando surgió la idea del burbujatón, vimos que la burbuja, en su vulnerabilidad, porque se revienta fácil cuando la tocas, también puede elevarse. Por lo que no vemos vulnerabilidad como debilidad sino como el reconocimiento de que somos seres humanos que son capaces de sentir, capaces de dejarse permear y de ser empáticos, de reconocer su tristeza y cómo manejarla. 

Esta vulnerabilidad, dolor, rabia, se pueden transformar en elementos poderosos, capaces de exigir cambios. La burbujatón, entonces, nació de ahí, de una metáfora con la burbuja y de cómo esta se ve muy linda flotando, sin importar el ambiente en el que esté es capaz de seguir existiendo porque se eleva. También como esa necesidad de seguir apostándole a las cosas diferentes, de mostrar que la protesta es pacífica y de que nuestra única intención es manifestar inconformidades. Que la violencia no es un elemento primario para las personas que nos estamos manifestando, ni en el paro ni en las protestas feministas. 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…