fbpx

Alcaldes electos de Colombia piden con urgencia una 'Conversación Nacional'

En medio de las protestas, las marchas y la violencia desatada en Colombia como consecuencia de las demandas que diversos sectores reclaman en las calles al gobierno del presidente Iván Duque, se reunieron en Palacio de Nariño los alcaldes electos con el primer mandatario de los colombianos con el propósito de generar espacios de diálogo que conduzcan a conjurar una salida digna, eficiente y oportuna a la crisis en la que se cayó por la desatención de legítimas demandas de la ciudadanía a un gobierno que lleva ya 15 meses en el poder y parece no despegar.

Claudia López, alcaldesa electa de Bogotá.

Claudia López, alcaldesa electa de Bogotá. / Foto: claudia-lopez.com

LatinAmerican Post | Alberto Castaño

Escucha este artículo


Read in english: Elected mayors of Colombia seek for an urgent 'National Conversation'

“Estamos con alcaldes y gobernadores electos reunidos en #Bogotá. Por primera vez, un gobierno los reúne antes de sus posesiones, para invitarlos a que trabajemos juntos, construiremos un mejor país, que cerremos las brechas y que haya más Equidad para todos”, trinó Duque Márquez en la noche del 24 de noviembre, tras días de marchas pacíficas pero también de actos violentos por parte de vándalos y policías por igual.

“A partir de hoy y hasta el próximo 15 de marzo, los colombianos podrán presentar su propuesta alrededor de 6 grandes temas: Crecimiento con Equidad, Transparencia y lucha contra corrupción, Educación, Paz con Legalidad, Medio Ambiente y fortalecimiento de las instituciones”, complementó Duque en otro mensaje de twitter.

Con lo que ha llamado una “Conversación Nacional” pretende zanjar de una vez por todas las desconexiones que su gobierno ha tenido con las inmensas mayorías del país cafetero que fueron ratificadas con el voto castigo en todo el país al partido de gobierno, el Centro Democrático que fue derrotado, tal como lo trinó el expresidente Álvaro Uribe Vélez, jefe natural del partido y mentor de Duque, en la red social twitter el mismo 27 de octubre, día de las elecciones regionales en todo el país.

Una de las declaraciones más llamativas que fue registrada por medios nacionales e internacionales fue la de la alcaldesa electa de la capital de la República, la politóloga Claudia López, una de las cabezas del partido verde en Colombia.

"El señor Presidente ha anunciado agenda de cómo quiere hacer el diálogo, unos temas, un calendario, etc., él se los dará a conocer”, dijo la primera mujer alcaldesa de Bogotá al inicio de la rueda de prensa desde el mismo palacio de gobierno presidencial en donde se celebró la cumbre de mandatarios del ejecutivo.

Lea también: Colombia protesta al son de las cacerolas

Inició sus anuncios informando que “de mi parte le he hecho al señor presidente, con todo respeto, cuatro sugerencias, la primera de ellas es que ninguno de nosotros, ni yo como alcaldesa de Bogotá, ni ningún alcalde electo representa a la ciudadanía en las calles, ellos tienen sus propios voceros, sus propias organizaciones y sus propias agendas y demandas y por supuesto, lo que ellos están esperando es que se los convoque a ellos para empezar la conversación o el diálogo nacional”.

“Lo segundo que le he propuesto es que hay un tema de actitud, más allá de una agenda, él ha propuesto cinco temas de aquí a marzo, pero hay un tema de actitud, para el gobierno nacional también para los gobiernos territoriales y los que nos posesionaremos el próximo primero de enero, de cara a este diálogo con la ciudadanía”, declaró Claudia López

Y agregó en ese segundo punto que “lo que más están pidiendo los ciudadanos de parte de sus gobernantes nacionales y locales es humildad para reconocer que hay cosas que van mal pese a todos los esfuerzos que se están haciendo, humildad para reconocer que ha habido errores inaceptables, como que niños y jóvenes estén nuevamente muriendo en una guerra perfectamente prevenible e indeseable que continúe, humildad para reconocer errores como que un joven como Dilan Cruz hoy esté al borde de la muerte o muy delicado de salud”, refiriéndose al caso del joven de 18 años que culminaba sus estudios de bachiller este fin de año y que al cierre de este artículo aún se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital San Ignacio como consecuencia de un disparo de una aturdidora en la cabeza por parte de un miembro del Escuadrón Móvil Antidisturbios.

Le puede interesar: La violencia en Bolivia no cesa

La mandataria electa enfatizó en que “el diálogo no es para explicar con más profundidad las políticas gubernamentales y comunicarlas mejor, no, el diálogo tiene que ser, para, con humildad reconocer errores, hacer cambios y hacer concesiones, de lo contrario, no va a ser un diálogo que lleve a nada concreto, sino a más frustraciones”.

La tercera petición que Claudia Nayibe López le hizo al presidente de los colombianos fue la creación de una mesa de diálogo para “la Colombia profunda, campesina, afro, étnica, de las regiones más profundas y olvidadas de Colombia esperan que el tema de paz con ellos mismos, de inclusión de esos siete millones de colombianos que viven sin estado, sin oportunidades, sin agua potable, ellos merecen ser una mesa de diálogo concreta y aparte, que no vaya a ser que los temas urbanos y de las movilizaciones urbanas dejen en el olvido a la Colombia rural”.

Y si hasta el momento las propuestas que López Hernández le hizo al presidente de la República fueron consideradas por muchos, acertadas y mesuradas, la cuarta propuesta fue la que dio la estocada final a la jornada, haciendo alusión a un concepto que en Colombia tiene mucho valor frente a lo que muchos han calificado como el “desgobierno” que ha generado esta honda crisis nacional, ese concepto al que la alcaldesa electa se refirió es la “legitimidad”.

“El señor Presidente quiere convocarnos a un diálogo alrededor de cinco temas a los ciudadanos, a los gobiernos y a los gremios, para unir a Colombia, para inspirar confianza, para recuperar la legitimidad en las instituciones y yo con todo respeto le he dicho al señor presidente que yo creo que para unir hay que liderar, para unir, hay que tener legitimidad y son todos esos poderes establecidos, poderes sociales, económicos y gubernamentales, si de algo adolecen es precisamente de legitimidad, de manera que Colombia no se va a unir alrededor del poder para devolverle legitimidad al poder, esa no es la causa que convoca la unidad de los colombianos”.

Pero entonces ¿dónde está la solución o los interlocutores válidos para emprender esa cruzada por la unión de Colombia?, “he sugerido una causa alternativa a esa, yo creo que todos los colombianos estamos dispuestos a unir a Colombia en un pacto por nuestros jóvenes, en un pacto por la educación, por las aspiraciones de vida, por el empleo, por los sueños de nuestros jóvenes a quienes llevamos ofreciéndoles la promesa incumplida de la constitución Política del 91, ya 30 años y muchos de ellos no ven la educación superior y gratuita que les ofrecimos desde entonces como un derecho y no como una lotería”.

Lea también: De EE.UU a México: la ruta del tráfico de armas

Finalizó haciendo hincapié en que este debe ser “un pacto para incluir a la Colombia rural y profunda que sigue en medio del conflicto, que sigue en medio de la pobreza extrema y el abandono y un pacto para unirnos alrededor de nuestros jóvenes, de sus legítimas aspiraciones en el siglo XXI es algo que tal vez podría unir a Colombia, pero un pacto para relegitimar al poder, no veo que esa la causa por la que esté marchando nadie hoy en Colombia”.

De esta manera, López, próxima a posesionarse como primera mujer en ocupar el segundo cargo más importante del país comunicó al país sus sugerencias al presidente de los colombianos con un mensaje claro de liderazgo y gobernabilidad de frente y en comunión con la ciudadanía. Los colombianos podrán enfrentar una nueva semana con la esperanza puesta en que esta Conversación Nacional rinda sus frutos y el gobierno nacional tenga las herramientas suficientes para generar estabilidad en un país que al desaparecer parte de la guerra, fijó sus objetivos en otro tipo de demandas sociales prioritarias.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…