fbpx

¡Alerta! Latinoamérica tiene dengue

Según el más reciente estudio publicado por la Organización Panamericana de la Salud, OPS, más de dos millones de personas han sufrido de dengue durante el 2019, es decir que tiene una incidencia de 207,9 casos por 100.000 habitantes, cifra alarmante, sobre todo si se tiene en cuenta que de esos más de dos millones, más de 700 personas han perdido la vida.

Mosquito portador virus del dengue sobre el brazo de una persona.

Mosquito portador virus del dengue sobre el brazo de una persona. / Foto: Pixabay - Imagen de referencia

LatinAmerican Post | Alberto Castaño

Escucha este artículo


Read in english: Warning: Latin America has dengue

“La región atraviesa un nuevo periodo epidémico de dengue con un incremento notable de casos”, afirmó Marcos Espinal, director del Departamento de Enfermedades Transmisibles y Determinantes Ambientales de la Salud de la OPS.

El Aedes aegypti, nombre científico del mosquito que transmite esta enfermedad, está adquiriendo una mejor capacidad de adaptación a diferentes condiciones, climas y temporadas. Sin embargo, a ello se le puede agregar que factores como el clima y la mala gestión ambiental han facilitado el riesgo epidemiológico en los países de América Latina y el Caribe.

Dentro del informe se destaca la vulnerabilidad de niños menores de 15 años, quienes en muchos países son los más afectados. El ejemplo más claro es el de Guatemala, en donde el 52% de los casos reportados como “dengue grave” lo padecen los menores y en Honduras el 66% de las muertes confirmadas a causa de este virus, se concentran en esa porción de la población.

La OPS hace un llamado a las comunidades de todos los países de América Latina a que se adelante un efectivo control en contra de la proliferación del vector que transmite esta enfermedad potencialmente mortal. Pues son en esencia Nicaragua, Brasil, Honduras, Belice, Colombia, El Salvador, Paraguay, Guatemala, México y Venezuela los países más afectados por la epidemia.

Esta no es una labor sólo de los gobiernos nacionales o regionales, es la responsabilidad de cada uno de los ciudadanos quienes deberíamos ocuparnos de no facilitar la reproducción del Aedes aegypti.

“Sin mosquitos no puede haber transmisión”, fueron las palabras de José Luis San Martín, asesor regional de dengue de la OPS, quien agregó que “el dengue es un problema de saneamiento doméstico y comunitario, la forma más efectiva de combatirlo es eliminando sus criaderos para evitar que se reproduzca”.

Lea también: ¿Sabías que fumar tabaco aumenta el riesgo de depresión y esquizofrenia?

Deshacerse de floreros, llantas abandonadas, canecas o bidones que puedan acumular agua estancada, puede ser la diferencia entre la salud y la enfermedad, pues si se le quita al mosquito el hábitat para incubar descendencia, se estará reduciendo las probabilidades de una proliferación mayor.

Es que esta especie de mosquito es un potente transmisor no sólo del dengue, también de otras enfermedades potencialmente mortales de las que la población de América Latina debe protegerse; padecimientos como de la fiebre amarilla, el chikunguña, la fiebre de Zika y el Virus Mayaro.

La hembra de este pequeño insecto puede poner hasta 400 huevos que en cuestión de pocos días serán 400 mosquitos más que potencialmente podrían llevar el dengue u otras enfermedades de casa en casa, es por ello que es tan importante realizar periódicas y cuidadosas revisiones para desocupar recipientes que pudieran contener agua estancada.

Algunos autores de publicaciones científicas aseguran que las adaptaciones que está haciendo al mosquito más resistente a diferentes climas y altitudes, se debe fundamentalmente al Cambio Climático, pues la temperatura media de ciertas regiones ha ido en aumento, permitiendo esta peligrosa adaptación.

Es importante declarar la guerra frontal a este enemigo común y si usted está padeciendo fiebre elevada, dolor de cabeza muy intenso, dolor detrás de los globos oculares, en las articulares y músculos, su caso requiere atención médica y mucho reposo, pero si usted llega a sentir dolor abdominal intenso, vómitos persistentes, respiración acelerada, hemorragias de las mucosas, fatiga, irritabilidad y presencia de sangre en el vómito debe acudir a un centro de salud lo antes posible, pues está en alto riesgo de padecer complicaciones, por lo cual la atención médica es primordial.

La asistencia a ayuda médica especializada puede marcar la clara diferencia entre la vida y la muerte. Evite automedicarse y recuerde que si dos millones de personas ya lo han sufrido durante el 2019, nadie está exento de padecer el dengue o el dengue hemorrágico.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…