fbpx

Las pruebas de virginidad todavía existen en el mundo

Esta práctica se ha utilizado históricamente para torturar y castigar a mujeres jóvenes en algunas partes del mundo .

Mujer sentada mirando por una ventana.

Mujer sentada mirando por una ventana. / Foto: Pixabay - Imagen de referencia

The Woman Post | Luisa Fernanda Báez Toro

Escucha este artículo


Read in english: Virginity testing is still a thing is some parts of the world

La semana pasada, un rapero llamado TI reveló que un médico revisa el himen de su hija. "Vamos a sentarnos y el médico viene y habla, y el médico mantiene un alto nivel de profesionalismo", dijo en el podcast Ladies Like Us. "Es como, 'Usted sabe, señor, tengo que hacerlo, para compartir información' - Yo digo, 'Deyjah, ellos quieren que firme esto para que podamos compartir información. ¿Hay algo que no quieras que sepa? ¿Ves, Doc? No hay problema'".

Sus palabras han causado mucha controversia (y la razón resulta obvia), pero queremos hablar sobre el tema principal de sus declaraciones: las pruebas de virginidad siguen siendo una cosa. Esta práctica se ha utilizado históricamente para torturar y castigar a mujeres jóvenes en algunas partes del mundo.

Según The Rolling Stone, en esta práctica, un médico inserta dos dedos en la vagina de la mujer para verificar si su himen está intacto.

Aunque este no es un método que realmente pueda probar si una persona todavía es virgen porque el himen puede romperse incluso al andar en bicicleta, en varias culturas de todo el mundo esta prueba se usa para ver si una niña es elegible para el matrimonio.

Y no solo está sucediendo allí. Según un informe publicado por Marie Claire, de 288 médicos entrevistados en 2016, un miembro de la familia le había pedido al 10% que realizara la prueba de dos dedos en alguna paciente, y el 34% dijo que se la habían realizado ellos mismos.

En octubre de 2018, la OMS, los Derechos Humanos de las Naciones Unidas y ONU Mujeres emitieron una declaración pidiendo la eliminación de las pruebas de virginidad.

Lea también: Mujeres tienen mayor riesgo de sentir dolores crónicos

“Las pruebas de virginidad son una violación de los derechos humanos de las niñas y las mujeres y pueden ser perjudiciales para su bienestar físico, psicológico y social. Las pruebas de virginidad refuerzan las nociones estereotipadas de sexualidad femenina y desigualdad de género. El examen puede ser doloroso, humillante y traumático”, dice el comunicado de prensa.

A pesar de que este problema ha sido documentado por muchos, no se ha tomado ninguna acción o reconocimiento público para detenerlo.

Hasta 2018 en Afganistán, donde tener relaciones sexuales antes de casarse es un delito, "la ley establecía que las mujeres y las niñas podían ser encarceladas hasta por tres meses por no aprobar las pruebas de virginidad", como se lee en The Rolling Stone.

En Indonesia, por ejemplo, las mujeres que desean ingresar a las fuerzas policiales deben tomar el examen por "razones de moralidad", como se lee en Reuters. Entonces, aunque las respuestas de TI fueron horribles, podemos usar esto como una oportunidad para tomar medidas en esta práctica que incluso ha cobrado vidas en algunos lugares del mundo.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…