fbpx

El caso de Balotelli y 5 vergonzosos episodios de racismo en el deporte

Que estemos en el siglo XXI no significa que los episodios de racismo se hayan acabado por completo. Y los deportes, desafortunadamente, son un escenario donde suelen ocurrir.

Mario Balotelli durante un partido contra Inglaterra.

Mario Balotelli durante un partido contra Inglaterra. / Foto: Football.ua

LatinAmerican Post | Laura Viviana Guevara Muñoz

Escucha este artículo


Read in english: The case of Balotelli and 5 shameful episodes of racism in sports

El más reciente episodio se dio la semana pasada cuando el popular futbolista Balotelli, al defender un balón en la zona del tiro de esquina, los aficionados del equipo contrario, Hellas Verona, comenzaron a “ulular, como hacen los monos”, según La Vanguardia. 

Balotelli, molesto, decidió lanzar el balón hacia la tribuna, para después dirigirse a los vestuarios “amenazando con negarse a seguir compitiendo”, recalca el mismo medio. Como si fuera poco, uno de los directivos del Hellas se refirió a la situación y a la forma de actuar del futbolista como una “payasada”, motivo suficiente para que la sanción impuesta le impida entrar a cualquier estadio en los próximos diez años. 

Sin embargo, el episodio de Balotelli no es el único caso reciente de racismo que se ha vivido no solo en el fútbol sino en otros deportes. 

Bulgaria vs Inglaterra

Este episodio ocurrió en la fecha de la clasificación a la Eurocopa 2020, el pasado 14 de octubre. El partido, que terminó con goleada a favor de los Ingleses, tuvo que ser detenido en dos ocasiones ante los cantos racistas a jugadores de raza negra. El escándalo inclusive fue comentado por el primer ministro Boris Johnson, quien pidió duras sanciones. 

En su momento, el primer ministro afirmó que “el racismo no tiene cabida en el fútbol ni en ningún otro lugar”. Ante lo sucedido, la UEFA le impuso una dura sanción al Bulgaria, que constó de jugar un partido a puerta cerrada, “un segundo castigo en suspenso”, de acuerdo con El Mundo, y una multa de 85.000 euros.

Asimismo, de acuerdo con un comunicado de la Federación Búlgara, las sanciones hubieran podido ser peores pero no lo fueron “gracias al enorme trabajo de su administración y de sus asesores jurídicos (...)  sumados a los esfuerzos para luchar contra el racismo, la xenofobia y la intolerancia”, de acuerdo a las declaraciones recogidas por el mismo medio.

Los gestos hacia Son Heung Min

Una de las estrellas del Tottenham se vio involucrada en un fuerte choque en el partido contra el Everton. El delantero chocó con el portugués André Gomez, quien sufrió una lesión en su tobillo. Ante el momento de confusión, muchos fanáticos culparon de la entrada al coreano, quien recibió una tarjeta roja y debió dejar el campo, no sin antes estallar en lágrimas. 

Desde las gradas, varios fanáticos del Everton comenzaron a “achinar” los ojos, gesto usualmente utilizado para burlarse de los jugadores de origen asiático. De acuerdo con Perú21, este gesto, “ha sido por años una de las conductas más perseguidas y castigadas por los distintos organismos del deporte”. 

En el béisbol también sucede

En mayo del 2019, los Chicago Cubs se vieron obligados a identificar y vetar de por vida a un aficionado que realizó un gesto con la mano, el cual está asociado con el racismo. El gesto, según lo explica La Vanguardia, “consiste en una señal de OK, pero por la posición de los dedos, alude a las iniciales WP, de ‘white power’ (poder blanco), algo muy ofensivo”.

El gesto fue realizado cuando el comentarista y ex pelotero Doug Glanville, afroamericano, realizaba una intervención para la televisión. De esta manera, como lo explica ESPN, el club se encargó de la situación, afirmado que “no hay lugar para eso en nuestra sociedad, en el béisbol y ciertamente no tiene lugar en Wrigley Field. La persona responsable por ese gesto nunca volverá a ser bienvenida a Wrigley Field”.

Los Rangers contra el racismo

Otro de los episodios en el que se presentaron gestos racistas fue en el partido que los Rangers de Texas contra los Tigers de Detroit, el pasado agosto. Pues bien, durante ese juego, un aficionado realizó comentarios racistas y ofensivos además de gestos despectivos a una familia hispana. 

Jessica Romero, una de las afectadas, publicó su molestia en Facebook, adjuntando las fotos en donde el aficionado realizaba los gestos despectivos. De inmediato, el equipo les ofreció entradas para cualquier partido que se jugara en Texas a lo largo del 2019, según CNN.

Como una forma de reiterar su compromiso con evitar este tipo de acciones, el equipo afirmó que “está comprometido a proporcionar a todos nuestros invitados una experiencia segura y agradable y lamentamos mucho que esta familia haya sido objeto de este comportamiento ofensivo en el partido del sábado. No hay lugar en Globe Life Park en Arlington para que ocurra este tipo de conducta”, como lo recuerda Marca.

En el ciclismo

Frédéric Magné fue despedido de su cargo como director del Centro Mundial del Ciclismo, por su “régimen del terror”. 

El escándalo estalló cuando el medio AFP recogió varios testimonios en donde se aseguraba que el múltiple campeón del mundo en pista, era considerado “violento y manipulador”. Además, dentro de los relatos de los testigos, Magné discriminaba y realizaba comentarios racistas a cicilistas africanos a quienes le realizaba comentarios para que “regresaran a África”. Sumado a lo anterior, y de acuerdo a La Opinión, Magné tampoco respetaba a los musulmanes, ignorando por completo sus exigencias alimentarias. 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…