fbpx

América Latina está en crisis

Las últimas semanas han sido críticas para la región en materia política, social, económica e incluso ambiental

Fuerza policial disipando las protestas en Santiago de Chile.

Fuerza policial disipando las protestas en Santiago de Chile. / Foto: acn.cu

LatinAmerican Post | Juliana Suárez

Escucha este artículo


Read in english: Latin America is in crisis

Las protestas de Ecuador con el alza del precio de la gasolina despertaon ante los medios un latente problema de América Latina: las economías no despegan, los cambios políticos tienen a las poblaciones inconformes y los problemas internos han desatado una ola de inconformismo en la sociedad. Por consiguiente, los pueblos se han levantado y muchos han salido a las calles a exigirle a los gobiernos cambios y respuestas.

Entre estos actos, el que más ha destacado en los últimas días han sido las manifestaciones en Chile. Lo que se vio empezó como una protesta --en su mayoría juvenil-- por el alza en el precio de los pasajes de metro, se transformó en una ola de inconformidades que van desde la educación hasta la salud y las pensiones. 

Días de toque de queda y presencia militar en las calles se han tomado las ciudades de Chile, lo que ha traído inevitablemente recuerdos de una época pasada en la dictadura de Pinochet. Así, las protestas que iniciaron como un movimiento simbólico en las estaciones de metro se convirtieron en multitudinarias marchas pacíficas y violentas, saqueos y abuso militar.

 

Cuando se pensaba que las protestas de Ecuador, en las que el presidente tuvo que declarar estado de excepción, eran una de las muestras masivas más imponentes del último tiempo en la región, llegó el caos a Chile.

Aunque en medio de la crisis lo que llama la atención ha sido el toque de queda, la presencia militar y las actuaciones violentas de algunos, muchos ciudadanos se han empeñado en protestas de manera pacífica para que los ojos no se desvíen y se centre la atención en los problemas del país. 

Lea también: Se agrava la situación en Chila bajo control militar

Con letreros como “No es por 30 pesos, es por 30 años” (refiriéndose a los 30 pesos que aumentó el pasaje del metro) y “hasta que la dignidad se haga costumbre”, el presidente Sebastián Piñera se ha visto arrinconado en un problema que se ha salido de control. A nivel regional, otros ciudadanos en redes han alzado su voz para defender al pueblo chileno y celebrar que no se queden callados ante lo que está sucediendo en su país.

Mientras tanto, las elecciones del pasado domingo en Bolivia también trajeron manifestaciones a favor y en contra del actual presidente Evo Morales, que está en busca de una nueva reelección.

“Ganamos con más del 10%, es constitucional”, pues la diferencia con su opositor, Carlos Mesa, fue de 10,56%, y eso evitaría ir a una segunda vuelta. Sin embargo, el descontento está en que se han calificado de fraudulentos los resultados, cosa que Morales ha afirmado que es un intento de golpe de Estado de la oposición.

Ante esta posición, el contendiente Mesa llamó al pueblo boliviano a protestar pacíficamente para que se realice una segunda vuelta. Los resultados del escrutinio se dieron con 99.9%, pero la oposición alega que ese último porcentaje restante podría afectar para que no se lograra la diferencia del 10%. 

La Organización de Estados Americanos (OEA) ha dicho que se debe terminar una auditoría que determine la legitimidad de las elecciones. Pero, aún así, junto con la Unión Europea, afirmaron que es mejor que se realice la segunda vuelta, pues eso crearía una sensación de confianza en los bolivianos.

 

Las reacciones han llevado a manifestaciones pacíficas y violentas en todo el país. Los opositores aseguran que hay fraude y tiene que haber segunda vuelta. Por su parte, quienes apoyan a Evo Morales también han salido a las calles a luchar por la democracia, pues aseguran legitimidad en los resultados.

Lea también: Evo Morales arremete contra la oposición

Otras elecciones están a la puerta de la esquina de América Latina y son las de Argentina y Uruguay: cada una tan polémica como la otra. Hoy, domingo 27 de octubre, ambos países decidirán quién será su presidente por los próximos años y ambos podrían tener un shockeante quiebre en gobiernos de izquierda a derecha (en Uruguay) o de derecha a izquierda (en Argentina)

En cuanto a Uruguay, la coalición Frente Limpio, de la cual es referente el expresidente Pepe Mujica, ha estado en el poder durante 15 años bajo distintas figuras. La coalición está conformada por distintas tendencias e ideologías, lo cual ha presentado tanto retos como beneficios en los años que ha estado en el poder. 

Sin embargo, y aunque tiende a la izquierda, por lo general ha tenido buena aceptación en el país. Incluso, durante los periodos anteriores tenían también la mayoría en el Parlamento, lo que había significado gran facilidad a la hora de gobernar. 

Hoy en día las cosas han cambiado y las elecciones podrían dar un giro de 180º. Se espera que el verdadero dictamen se de en la segunda vuelta, el 24 de noviembre, en el que se enfrentaría Daniel Martínez, de la coalición, contra alguno de los opositores, que reuniría a toda la población “anti-Frente Limpio”. De cualquier manera, según BBC, analistas han asegurado que así vuelva a ganar la coalición, perderán mayoría en el Parlamento, creando así nuevos retos para el futuro presidente.

Argentina también está en una lucha de poderes entre la izquierda y la derecha. Por un lado, el actual presidente Mauricio Macri se ha lanzado para la reelección, con su bandera --a simple vista fallida-- de salvar la economía del país, y por otro lado Álvaro Fernández con Cristina Fernández de Kirchner (CFK) como su fórmula vicepresidencial, que representa la izquierda pero carga consigo una desconfianza por presunta corrupción.

Macri intentó frenar el declive económico en el que está el país desde años atrás. Sin embargo, sus promesas fueron en vano pues hoy el país sigue marcado “por la recesión, una inflación galopante y una desconfianza general de los inversores como consecuencia del deterioro de sus principales indicadores”, aseguró BBC. 

Todo esto podría apuntar a que Macri no tendrá un buen futuro en las elecciones que se realizarán, pero no es así. Que el contendor del actual presidente sea CFK, aunque la figura presidencial sea Álvaro Fernández, tampoco tiene a muchos argentinos felices. Lo cierto es que gran parte de la crisis económica de Argentina actual, que Macri no ha podido contener, viene desde el gobierno de Fernández de Kirchner (2007-2015). Por otro lado, los temas de corrupción que giran entorno a la ex presidenta y la percepción de una izquierda populista tampoco ayudan a la oposición.

Lea también: #SíSePuede, Macri no se da por vencido

Por si fuera poco, América Latina también está en crisis ambiental, lo cual no ha parado desde el incendio masivo en el Amazonas, “el pulmón del mundo”. Manchas de petróleo han llegado a las playas de Brasil, contaminando más de 2500 kms de costas y afectando decenas de animales.

El primer indicio de esto se dio meses atrás, en agosto, pero según afirmó Flávio Lima, un experto de la Universidad Estatal de Rio Grande do Norte, a BBC, “en la historia de Brasil, desde el punto de vista del ámbito marino, no tenemos registro de un incidente así… una magnitud muy grande”.

A pesar de que aún no se sabe la causa, si ha sido una fuga accidental o propiciada de manera criminal, pero la densidad de las manchas les ha dado pistas de que puede venir de petróleo venezolano. A pesar de que el director de Petróleos de Venezuela (PDVSA) lo ha negado, lo cierto es que el daño se ha presenciado recurrentemente en los últimos meses y podría traer daños más grandes. Tanto militares como ciudadanos voluntarios están limpiando las playas y se ha destinado un equipo de investigación para lograr conocer el origen.

México también ha dado de qué hablar en los últimos días pues los casos de violencia y narcotráfico se han agravado en el país. Culiacán fue el escenario de uno de los operativos más polémicos de la historia de México, en donde el hijo del 'Chapo', Ovidio Guzmán, fue capturado y después liberado por las autoridades. En los mismos días, atentados violentos en otras ciudades por distintas mafias han puesto en peligro a ciudadanos y miembros de la fuerza pública.

Mientras tanto, la Ciudad de México ha presenciado un constante paro de transportadores, quienes alegan, por un lado, el precio de la gasolina. Por otro lado, los taxistas se han tomado las principales vías de la ciudad hasta llegar al Zócalo (Centro Histórico), a demandar competencia leal con respecto a las aplicaciones como Uber y Beat.

Lea también: Una semana de narcotráfico y crimen en Centro América

Lo cierto es que América Latina, tan compleja como diversa, está sufriendo una crisis que se ve a su manera en cada país y bajo distintos problemas. El pueblo de cada país se ha alzado contra el gobierno, en algunos casos más que en otros, para exigir que sus derechos se respeten y que los gobiernos cumplan sus promesas.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…