fbpx

México: ¿Dónde queda el Acuerdo de París?

Las grandes empresas del mundo son uno de los principales enemigos del medio ambiente por las cantidades de emisiones de gases que dejan sus fábricas.

Tablero de precios de la marca PEMEX.

Tablero de precios de la marca PEMEX. / Foto: REUTERS

LatinAmerican Post | Juliana Suárez

Escucha este artículo


Read in english: Mexico: what is going on with the Paris Agreement?

A pesar de intentos mundiales, como lo es el Acuerdo de París, muchas empresas aún no toman conciencia de sus efectos en el cambio climático. Entre ellas predominan las petroleras, la mayoría en calidad estatal.

El diario británico The Guardian publicó una investigación en la que deja en evidencia las 20 empresas responsables de un tercio de las emisiones de CO2 a nivel global. El medio se ha comprometido con la causa ambiental y ha asegurado que “su independencia significa que pueden interrogar a quienes están en el poder por su inacción” frente al tema. Lo preocupante es que muchas son estatales, cuando muchos países dicen estar comprometidos con las causas medio ambientales.

La investigación afirma que “Michael Mann, uno de los científicos liderando la investigación sobre el clima, dijo que los resultados muestran una luz en el rol de las compañías de combustibles fósiles y llamó a los políticos a que en la próxima cumbre sobre el tema en Chile en diciembre se tomen medidas urgentes para frenar las actividades dañinas”. “ Michael Mann, one of the world’s leading climate scientists, said the findings shone a light on the role of fossil fuel companies and called on politicians at the forthcoming climate talks in Chile in December to take urgent measures to rein in their activities.”

América Latina no se ha quedado atrás en esta lista de empresas que reveló el periódico británico y entre ellas destacan la petrolera mexicana, Pemex, Petróleos de Venezuela (PDVSA) y Petrobras.

Lea también: 3 jóvenes latinoamericanos que luchan por el medio ambiente

El caso de México llama la atención pues Pemex es la empresa más contaminante de América Latina, aportando el 1.67% del total de las emisiones de gases efecto invernadero en el mundo. Lo contradictorio radica, además, en que el gobierno de AMLO ratificó hace menos de un año, en diciembre del 2018, el Acuerdo de París, lo que implica que el país debía estar más comprometido a reducir su huella ambiental.

Mientras se habla de una lucha contra el cambio climático en el Acuerdo de París, el gobierno mexicano está desarrollando uno de sus planes más ambiciosos del sexsenio con la refinería Dos Bocas. Mientras que AMLO lo ha llamado una “transformación” de Pemex y de México, organizaciones como el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CMDA) ha asegurado que la contaminación que produce el proyecto es tal que podrían superar las emisiones que se estipulan en el Acuerdo de París.

El plan de Dos Bocas va también en contra de la Ley General del Cambio Climático de 2012. En ésta, “el Gobierno de México se comprometió a reducir 30% sus emisiones de gases de efecto invernadero para el 2020, y un 50% para el 2050, respecto a las emisiones del 2000”, según Expok News, portal de responsabilidad social empresarial de Cemex.

Según un informe del gobierno de México de 2018, el gas que más emite México es el bióxido de carbono con el 71% de las emisiones y después el metano con 21%. “Del total de las emisiones, 64% correspondieron al consumo de combustibles fósiles; 10% se originaron por los sistemas de producción pecuaria; 8% provinieron de los procesos industriales; 7% se emitieron por el manejo de residuos; 6% por las emisiones fugitivas por extracción de petróleo, gas y minerías y 5% se generaron por actividades agrícolas”, dice el comunicado del gobierno.

Lea también: Cómo los aerosoles afectan nuestro clima

Pero el Acuerdo de París no es el único en el que México se está comenzando a rajar, pues en septiembre muchas de las petroleras que figuran en el mismo informe emitido por The Guardian firmaron un documento durante la Cumbre del Clima de la ONU. En éste, los responsables de la mayor cantidad de emisiones dañinas para el medio ambiente se comprometieron a duplicar la cantidad de dióxido de carbono que almacenan en el subsuelo para evitar su emisión a la atmósfera.

Aunque en la lista aparecieron empresas como Chevron, Saudí Aramco y Petrobras entre otras que también figuraban en el estudio, Pemex no entró en la lista de las 12 empresas comprometidas.

Según EFE, el gobierno mexicano se comprometió a reducir en un 22% las emisiones de los gases efecto invernadero para el año 2030, mismo año que las petroleras se comprometieron a duplicar el almacenamiento del dióxido de carbono. Para esto, México “deberá pasar de generar 973 millones de toneladas de CO2 anuales a 762 millones de toneladas de dicho gas, lo que representaría una reducción de 211 millones de toneladas”.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…