fbpx

Campesinos e indígenas se unen a protestas en Ecuador

El estado de excepción continua en Ecuador pese al levantamiento del paro, y distintos sectores, incluyendo comunidades indígenas, se han levantado contra el gobierno.

Campesinos se unen a protestas en Ecuador.

Campesinos se unen a protestas en Ecuador. / Foto: twitter.com/CONAIE_Ecuador

LatinAmerican Post | Juliana Suárez

Escucha este artículo


Read in english: Peasants and indigenous people join protests in Ecuador

Debido a alzas en la gasolina, varios sectores del país, encabezados por los transportadores, habían entrado en paro Nacional, lo que llevó a la decisión del presidente Moreno de decretar estado de excepción para restaurar la seguridad a los ciudadanos. 

48 horas de protestas que llevaron a la detención de más de 350 personas, conflictos violentos entre autoridades y manifestantes e incluso periodistas heridos, los transportadores decidieron levantar el paro. A pesar de que el viernes 4 de octubre habían dicho que no cesarían las protestas hasta que el gobierno quitara el decreto que eliminaba el subsidio de las gasolinas, anunciaron en la noche de ese mismo día que se retirarían del paro pues ya habían manifestado sus inconformidades con el gobierno y no tenían más por hacer.

Hoy, días después de que el caos comenzara tanto en las ciudades como en las zonas rurales, distintos sectores siguen unidos en contra del gasolinazo, lo que ha llevado a que se hagan otras demandas.

El presidente Moreno ha sido firme en que no dialogará con quienes no tengan propuestas serias y estén abiertos a llegar a acuerdos que beneficien al país. Incluso afirmó que la medida ha sido para parar de beneficiar al pueblo sin "acudir a chantajes" a quienes también llamó "contrabandistas".

 

 

Entre los grupos que se han unido en contra de la decisión, líderes campesinos y comunidades indígenas han alzado la voz. Por un lado, los campesinos se han unido pues afirman que el aumento de la gasolina implica una afectación directa en el transporte de sus productos, que llegan a todo el país. Según BBC Mundo, un líder campesino en la comunidad rural de Molleturo afirmó “que si el gobierno no derogaba el decreto 883, por el que puso fin a cuatro décadas de subsidio a los combustibles, ellos no terminarían con la protesta”.

Lea también: Crisis en Ecuador: ¿Por qué se declaró el estado de excepción?

Las protestas en esta vía rural y en otras se tomó las calles y los manifestantes tiraron piedras para impedir el paso de los carros como signo de protesta. Como resultado, algunas zonas rurales quedaron aisladas por días pues los distintos grupos bloquearon las vías. El mismo líder campesino, Manuel Pacheco, afirmó mientras las manifestaciones sucedían que "el presidente (Lenín Moreno) dice que el aumento del combustible no nos afecta, pero si nos tenemos que movilizar de Molleturo a Cuenca (capital provincial) el viaje nos sale dos dólares, ahora tendremos que pagar 5, pero si nosotros llevamos para vender una gallina, no nos van a pagar el doble".

A estas inconformidades se han unido también comunidades indígenas de distintas regiones del país. Tras el levantamiento del paro por parte de los transportadores, líderes indígenas reafirmaron su compromiso con el paro Nacional y pidieron seguir con las protestas hasta que el decreto sea revocado.

De acuerdo con la BBC, “la CONAIE, la mayor central indígena del país, anunció en un comunicado el sábado su propio "estado de excepción", en los territorios ancestrales y advirtió que retendrá a miembros de las fuerzas del orden que se acerquen a sus dominios”. 

 

 

Siendo así, estas comunidades han bloqueado los pasos con piedras y neumáticos. En el comunicado de la confederación afirman que el autodenominado estado de excepción se da ante la “falta de conciencia de la fuerza pública para comprender el carácter popular de las demandas del paro nacional contra el Paquetazo".

En los primeros días de la semana, grupos de indígenas se han movilizado desde distintas regiones hasta Quito, donde se reunirán el miércoles 10 a protestar contra el gobierno. El presidente Lenín Moreno quiso dialogar con colectivos indígenas pero estos se negaron e hicieron un llamado a reunirse y manifestar.

 

 

Por su parte, los transportadores afirmaron que, al no haber podido llegar a acuerdos con el gobierno, deberá haber una revisión en los precios de los pasajes, pues el costo actual no alcanzaría a cubrir los aumentos. Esta alza en los pasajes afectaría a gran parte de la población ecuatoriana, razón por la que tantos sectores se unieron a las protestas.

A la movilización del miércoles se unirán también otros sectores, especialmente movimientos sindicalistas y miembros de la oposición

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…