fbpx

¿Cómo puede un videojuego ayudar a niños con autismo?

Las intervenciones basadas en juegos que requieren el uso de tecnología han demostrado facilitar la motivación y los procesos de aprendizaje en niños con Trastornos del espectro autista (TEA)

Person playing video games on a play station console.

Person playing video games on a play station console. / Reference image / Unsplash

EurekAlert | UNIVERSITAT POMPEU FABRA - BARCELONA

Escucha este artículo


Read in english: Learn how videogames can help social skills of children with autism

Narcís Parés, miembro del grupo de investigación de Tecnologías de Medios Cognitivos del Departamento de Tecnologías de la Información y la Comunicación (DTIC) de la UPF, está trabajando en una línea de investigación conocida como "interacción de cuerpo completo".

En su laboratorio, diseña diferentes aplicaciones basadas en dicha interacción para estudiar la mediación de las experiencias. En colaboración con el Hospital Sant Joan de Déu, creó Pico's Adventure, un videojuego basado en la interacción de todo el cuerpo que fomenta la comunicación social entre los participantes. El videojuego busca facilitar la interacción social de los niños con autismo a través de una serie de experiencias divertidas y colaborativas.

Como explica Parés, "los primeros estudios experimentales demostraron ser efectivos como complemento de las terapias convencionales". "Desde entonces, Pico's Adventure se ha convertido en un importante punto de referencia en la búsqueda de herramientas basadas en las TIC para promover la conducta de interacción social en niños con TEA".

En un estudio reciente, publicado en la edición avanzada en línea de Research in Autism Spectrum Disorders, un grupo de 15 niños de cuatro a seis años diagnosticados con TEA participó en cuatro sesiones en las que jugaron con el videojuego Pico's Adventure y con otros tipos de juego. La investigación fue dirigida por Narcís Parés en colaboración con investigadores del Hospital de Sant Joan de Déu y Mutua Terrassa, que han estudiado el comportamiento de los participantes de acuerdo con una escala de observación.

Lea también: Nuevo análisis de sangre puede detectar varios tipos de cáncer

Esta investigación observacional buscó estudiar las conductas de iniciación social utilizando un videojuego de interacción de cuerpo completo en comparación con el número de conductas de interacción social que ocurren durante una actividad de juego libre en niños con TEA . "En este caso, nos referimos por juego libre a jugar con juguetes (sillitas, muñecas, pelotas, etc.), solos o con un compañero, sin ninguna guía o regla", explica Parés. Los autores postularon que el videojuego podría provocar un mayor número de conductas sociales y, por lo tanto, esta tecnología podría proponerse como una herramienta para promover las habilidades de iniciación social.

El videojuego también ha demostrado ser más efectivo para reducir conductas repetitivas y mejorar la expresión gestual de los niños.

Los resultados han demostrado que el videojuego fomenta más iniciación social que el juego libre, en niños con TEA cuando juegan solos o en parejas. Además, cuando el niño jugaba con sus padres, el videojuego demostró ser tan efectivo como el juego libre para promover la iniciación social.

Los videojuegos podrían considerarse como una herramienta adecuada para fomentar el comportamiento social, además de ser útil como complemento de los tratamientos tradicionales, pero "se necesita trabajo futuro para obtener más datos que respalden esta hipótesis", agregó el investigador.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…