fbpx

4 de las más grandes polémicas en el mundo de la moda

Desde apropiación cultural hasta banalización de la salud mental han sido algunas de las más recientes polémicas en el mundo de la moda.

Modelo Ayesha Tan Jones realizando una crítica durante la pasarela de SS20 de Gucci.

Modelo Ayesha Tan Jones realizando una crítica durante la pasarela de SS20 de Gucci. / Tomado de: instagram.com/ayeshatanjones

LatinAmerican Post | Juliana Suárez

Escucha este artículo


Read in english: 4 of the biggest controversies in the fashion world

En el pasada pasarela de USS20 de Gucci, en la que predominó el blanco en las prendas y el escenario, una modelo mostró en la palma de sus manos el mensaje “La salud mental no es moda”, convirtiéndose en la crítica número uno de la pasarela en la que estaba desfilando.

Los desfiles de moda son el escenario perfecto para que los diseñadores muestren todo su ingenio y, además, pueden aprovechar para hacer denuncias sociales. Sin embargo, muchas veces sus ideas se salen de control o traspasan los límites de lo políticamente correcto y terminan en el ojo del huracán.

Esto precisamente le sucedió a Gucci en su último desfile en Milán. La colección de Primavera/Verano 2020 que presentó el director creativo, Alessandro Michelle, buscaba dramatizar un sanatorio. El escenario era similar a una clínica: paredes, techo y sillas blancas. Las prendas, también blancas, tenían cinturones que hacían que los atuendos se asemejaran a camisas de fuerza. Durante el show, se escuchaban en el ambiente voces que decían “solo quiero ser feliz”, haciendo evidente el mensaje sobre trastornos mentales.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Uniforms, utilitarian clothes, normative dress, including straitjackets, were included in the #GucciSS20 fashion show as the most extreme version of a uniform dictated by society and those who control it. These clothes were a statement for the fashion show and will not be sold. @alessandro_michele designed these blank-styled clothes to represent how through fashion, power is exercised over life, to eliminate self-expression. This power prescribes social norms, classifying and curbing identity. The Creative Director’s antidote is seen in the Gucci Spring Summer 2020 lineup of 89 looks, he has designed a collection that conveys fashion as a way to allow people to walk through fields of possibilities, cultivate beauty, make diversity sacrosanct and celebrate the self in expression and identity. #AlessandroMichele

Una publicación compartida por Gucci (@gucci) el

 

A pesar de que la marca afirmó en Instagram que su director creativo había hecho la colección “para representar cómo a través de la moda, el poder es ejercido para eliminar la libertad de expresión. Este poder prescribe normas sociales, clasificando y frenando la identidad”, las criticas no han cesado. (designed these blank-styled clothes to represent how through fashion, power is exercised over life, to eliminate self-expression)

La modelo que realizó la crítica fue Ayesha Tan Jones y después de su protesta simbólica dijo en sus redes sociales que “es de mal gusto para Gucci usar camisas de fuerza y outfits que simulan pacientes de una institución mental, mientras pasan en una banda automática como una pieza de carne”. Criticó además que la industria de la moda se aprovechara de ciertos temas, como la salud mental, para vender., calificándolo como “vulgar, sin imaginación y ofensivo para las millones de personas que son afectadas”.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

STATEMENT for my protest of the @gucci show MENTAL HEALTH IS NOT FASHION

Una publicación compartida por YaYa Bones (@ayeshatanjones) el

 

Lee también: ¡Sin teléfonos! Conoce detalles del exclusivo desfile de Rihanna

Este fue el último escándalo, pero no ha sido el primero. A continuación traemos otros casos en los que la moda ha dado mucho de qué hablar, y no precisamente para bien.

1. Fendi - Otoño-Invierno 15/16

La marca del difundo kaiser de la moda, Karl Lagerfeld, fue el centro de las críticas en una pasarela en la que predominaron las pieles animales. Las pieles de linces, zorros, visones, martas y corderos predominaron en los glamorosos atuendos.

 

 

Como era de esperarse, especialmente en un mundo que está girando hacia la protección animal y ambiental, los defensores no tardaron en irse en contra a la marca. Desató una ola de protestas, aún más después de enterarse que uno de los abrigos de la colección costaba casi un millón de dólares. Este abrigo era, además, hecho con piel de marte cibelina. Imagínense la furia de los animalistas al entrarse un animal único de los bosques rusos.

2. Dolce & Gabanna -2018

Existe una delgada línea entre hacer un homenaje cultural y el robo o banalización de la cultura. Muchas veces, los diseñadores han quedado atrapados en esta línea y se les ha acusado incluso de deshonrar tradiciones.

Este precisamente fue el caso de Dolce&Gabanna en una colección inspirada en México en abril del 2018. En ésta, que además fue lanzada en el Museo Soumaya en la Ciudad de México, se representaba, o eso intentó la marca, las tradiciones de una cultura tan rica como la mexicana. Sin embargo, los trajes dejaron mucho que desear a la opinión pública, pues se criticó el hecho de que los diseñadores únicamente habían utilizado los más básicos estereotipos de la cultura. 

 

 

Entre los atuendos, había uno de mariachi con sombrero mexicano, una camiseta con la bandera del país y uno con túnica roja que se asemejaba a la Virgen de Guadalupe. Según estos supuestos, se generalizaba al mexicano como un mariachi 100% devoto, lo cual caía en estereotipos. Sin contar, además, que los compradores adquirirían una camiseta, como muchas otras, con la bandera del país, pero por un precio mucho más alto por ser de una marca que, además, es italiana.

3. Burberry - Otoño/Invierno - 2019

En esta colección, el distinguido diseñador Riccardo Tisci terminó pagando por llevar una de sus prendas a un nivel un tanto banalizador de la salud mental. Uno de sus sacos (hoodies) con capucha, llevaba colgando del cuello una soga. Ésta asemejaba a un nudo de ahorcamiento.

 

 

Las personas no tardaron en responder negativamente en redes sociales, asegurando que el suicidio no es moda. Debido a las críticas, Burberry tuvo que sacar la prenda de la colección y ésta nunca llegó al mercado.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…