fbpx

¿La ONU se está volviendo obsoleta?

“El nuevo mundo, ya no está en esta Asamblea General, sino en el lugar dónde irá esta foto”, Nayib Bukele 

General Assembly

Asamblea General de la ONU. UN Photo/Loey Felipe

LatinAmerican Post | Marcela Peñaloza

Escucha este artículo


Read in english: Is the UN becoming obsolete?

El pasado jueves 26 de septiembre, Nayib Bukele, presidente de El Salvador, se tomó un selfi para llamar la atención de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la evolución comunicativa. La idea de Bukele era hacerle entender a los mandatarios presentes y los líderes de la ONU que el mundo real se encuentra en internet y no en el podio desde el que emitía su discurso.

El mandatario salvadoreño declaró que “estar aquí, ante ustedes, en esta Asamblea General número 74, es un privilegio y un honor que quise compartir con el mundo. Ya que el mundo, el nuevo mundo, ya no está en esta Asamblea General, sino en el lugar dónde irá esta foto, a la red más grande del mundo, donde miles de millones de personas están conectadas prácticamente todo el tiempo y en casi todas las facetas de la vida”.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Nayib Bukele (@nayibbukele) el

 

Añadió además que “tal vez, dentro de algunos años, no tengamos que viajar a decenas de miles de personas a Nueva York a reunirnos en este edificio, cuando una serie de video conferencias hubieran costado varios centenares de millones de dólares menos, y estoy seguro de que prácticamente tendrían el mismo efecto, sino mayor”. 

El discurso de Bukele llega en un momento digital y ambiental revolucionario. El mandatario tiene razón, pero la ONU no es el único organismo que se está quedando atrás. El llamado es para cualquier organización que todavía piense que las redes sociales son una pérdida de tiempo o un simple pasatiempo de adolescentes.

Lea también: 5 iniciativas en las que obtendrás beneficios por reciclar

Es evidente que el mundo de hoy se mueve digitalmente, por lo que aquello que no se encuentre allí no será relevante. Lo que no esté en la red, desaparecerá. Entidades estatales, organismos internacionales y organizaciones privadas deberían compartir su quehacer en redes.  Adaptarse a los nuevos tiempos les permitirá construir en tiempo real y sin intermediarios su razón social e impactar a un mayor número de personas. Además de que podría ser una medida transparente de la gestión que llevan a cabo.

Por otro lado, en medio de las protestas por el cambio climático y la generación de conciencia del accionar humano, realizar cumbres que requieren el traslado por avión de un gran número de personas y la inversión monetaria para llevar a cabo ese tipo de conferencias parece contradictorio teniendo en cuenta el impacto ambiental y el gasto económico. Si tenemos en cuenta que la ONU promueve el bienestar social y el cuidado del planeta, emitir más gases efecto invernadero y emplear recursos en reuniones que se pueden hacer de forma digital no es coherente con la imágen y el propósito de Naciones Unidas.

La tecnología de hoy permite realizar videoconferencias de alta calidad sin necesidad de que los diplomáticos se tengan que trasladar. El dinero que se emplea en viáticos y otros gastos puede ser empleado en mejorar las condiciones de miles de personas al rededor del mundo.

La intervención de Bukele debería hacer reflexionar a la ONU sobre su forma de actuar. ¿De qué sirve realizar acciones si los millones de ciudadanos no se enteran de lo que se discute? ¿Debemos cuidar el medio ambiente, pero el organismo internacional más grande a nivel mundial no da ejemplo con políticas de cuidado medioambiental?

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…