fbpx

Las 10 mejores frases de Friends

Hace exactamente 25 años se estrenó una de las series más importantes de la historia de la televisión estadounidense: Friends. Entre risas, momentos y referencias la serie hoy en día es una de las pocas que goza de suficiente popularidad para que todavía siga vigente. 

Intro de la serie 'Friends'

Captura de la intro de la serie 'Friends'. / Tomado de: Youtube.com/Netflix

Escucha este artículo


Read in english: Top 10 best phrases of Friends

Es por eso que desde LatinAmerican Post te traemos las 10 frases más memorables no solo de los personajes principales sino de otros que también marcaron la serie a lo largo de sus 10 temporadas. 

1. Joey no comparte la comida (Joey doesn’t share food)

En medio de una cita, el más coqueto de la serie, Joey, le molesta cuando Sarah, coge de repente unas cuantas papas fritas de su plato, motivo suficiente como para no verla una segunda vez. Al discutirlo con Phoebe, ella piensa que es ridículo, pero hasta que no llega Rachel no se da cuenta de lo importante que es la comida para Joey. 

 

2. ¡Giralo! ¡Giralo!  (Pivot! Pivot!)

Cuando Ross decide comprar un sofá nuevo y no quiere gastar más dinero, decide subirlo por su propia cuenta por las escaleras del edificio. Con ayuda de Rachel y Chandler, Ross los dirige y llegando a cada esquina Ross grita ¡Giralo!, lo cual resulta molesto para el resto del equipo. Al final llegan a tal punto que “No se puede girar más” (I don’t think is going to pivot anymore).

 

3. Gato Oloroso (Smelly Cat)

A lo largo de las temporadas Phoebe nos ha demostrado sus talentos en diferentes trabajos, desde manager, masajista hasta cantante del Central Perk. En una de sus actuaciones nos descrestó con su presentación de la canción Gato Oloroso. Un clásico para los fans. 

 

4. ¡SIete, siete, SIETE! (Seven, seven, SEVEN!)

La temporada cuatro de la serie nos regaló una de las mejores escenas de Monica. Pues ella y Rachel se encuentran explicandole a Chandler las zonas erógenas de las mujeres, las cuales son numeradas del uno al siete. De esta manera, Mónica realiza un recorrido hipótetico recorriendo las zonas, hasta llegar al siete, siete, ¡SIETE!

Lee también: 'The Crown', El as bajo la manga de Netflix

5. ¿Cómo has estado? (How you doin’?)

Como ya lo mencionamos, Joey es uno de los más coquetos del grupo. Cada vez que trata de conquistar a alguna mujer le pregunta ¿Cómo has estado?, acompañado de un tono un tanto seductor. 

 

6. Ellos no saben que nosotros sabemos que lo sabemos (They don't know that we know that the know)

Cuando el romance entre Chandler y Mónica floreció, la pareja lo intentó mantener oculto para el resto de sus amigos. Cosa que al final no lograron porque Rachel, Joey, Phoebe se enteraron, lo único es que Chandler y Mónica no sabían que ellos sabían que lo sabían. Una confusión muy divertida.

 

7. Sin útero, no hay opinión (No uterus, no opinion)

Rachel, quien revolucionó la industria de la moda con su icónico peinado, nos dio esta maravillosa frase cuando estaba embarazada y de repente comenzó a sentir contracciones aún cuando no era la hora. Ross, al llegar al hospital y enterarse de la situación le responde que es normal y que muchas mujeres ni lo sienten. Al respecto Rachel le contesta “sin útero, no hay opinión”.

 

8. Un Mississippi, dos Mississippi, tres Mississippi (One Mississippi, Two Mississippi, Three Mississippi)

Ross, celoso del bronceado de Mónica, decide hacerse el mismo procedimiento. Al momento de entrar a la cabina y recibir el bronceado contó los segundos añadiendo Mississippi, logrando que se bronceara dos veces por la parte delantera, y quedando de un color no deseado. 

 

9. ¡Oh por Dios! (Oh my god!)

Los más fanáticos probablemente leyeron esta frase con la voz de Janice, una de las exnovias más memorables de Chandler. Janice se caracterizaba no solo por esta frase sino por su risa escandalosa. 

 

10. ¡No estábamos juntos! (We were on a brake)

Una de las relaciones más inestables fue la de Ross y Rachel, por eso en una de sus separaciones y al escuchar la voz de otro hombre al llamar a Rachel, Ross tiene una aventura con una mujer en un bar. A la mañana siguiente se entera que todo fue un malentendido causando la famosa frase ¡No estábamos juntos!
 


 

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…