fbpx

Con este libro aprenderás a entender el lenguaje no verbal

'Miénteme si puedes' es una enciclopedia del lenguaje no verbal y con ella descubrirás las tendencias corporales de mentirosos, de políticos o un poco de ti mismo

Portada del libro

Portada del libro "Miénteme si puedes" de Rosa María Cifuentes. / Tomado de: planetadelibros.com

LatinAmerican Post | Juliana Suárez

Escucha este artículo


Read in english: With this book you will learn to understand nonverbal language

Si quieres aprender a reconocer a un mentiroso, a un buen líder o un mal político, o incluso entender el porqué de las acciones psicopáticas, no debes limitarte a escuchar y entender, debes prestar atención a los movimientos, ya que éstos son los que revelan las verdades detrás de las palabras.

Así es, detrás de cada buen discurso, existe un lenguaje no verbal que revela mucho más que las palabras. La periodista, investigadora y coach peruana, Rosa María Cifuentes, ha dedicado parte de su vida al estudio de este tipo de comunicación. Según su último libro, 'Miénteme si puedes', “el 85% de la comunicación humana es no verbal. Y en tiempos modernos, resulta cada vez más necesario desarrollar ‘habilidades blandas’, las mismas que incluyen alcanzar un nivel de comunicación óptimo empático y generoso".

Las miradas, las sonrisas, la forma de vestir y hasta el más mínimo movimiento puede develar algo que estás intentando esconder, por eso es importante aprender a autoconocernos y ser conscientes de cada una de nuestras acciones.

'Miénteme si puedes' presenta, entonces, una guía que nos puede ayudar a reconocer algunas acciones de nuestro lenguaje no verbal que pueden estar mostrando cosas de nosotros mismos que no nos damos cuenta. También, nos enseña a identificar a quien puede ser infiel, o lo que develan los movimientos de un niño o un adolescente.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Rosa María Cifuentes (@rmcifuentes) el

 

Lee también: ¿Sabes por qué es importante entender tus sueños?

En otros temas generales, también podemos aprender sobre la comunicación corporal de los políticos, que podría resultar efectivo en medio de acciones democráticas, por ejemplo, para saber por quien votar también guiándonos en el tipo de líder que cada político puede ser.

Para que nos contara un poco más acerca sobre las verdades que revela nuestro cuerpo, hablamos con Rosa María Cifuentes.

LatinAmerican Post: ¿En qué momento surge tu interés por estudiar el lenguaje corporal?

Rosa María Cifuentes: Yo soy magister en periodismo, mi primer trabajo fue en periodismo policial. Y estuve muy metida en el campo de la criminalística y con ese gusto decidí salir del país a capacitarme en lectura corporal pero también en lectura de rostro. Ahora entreno empresas en las áreas de recursos humanos y de venta, y en mi país me entrevistan como periodista para analizar los discursos políticos.

L.P.: ¿Cuál es la relación entre este coaching y el periodismo?

R.M.C.: Nunca me he desligado del periodismo mismo, mucho menos del policial. Pero ahora también trabajo con psiquiatras. Pero siempre ambas cosas me ayudan a estar al pendiente de análisis, de seguimiento de casos policiales o temas candentes a nivel social en mi país y en Latinoamérica. Incluso participé en un documental que se hizo del Chapo Guzmán. Analizo caras de criminales y lo utilizo para contribuir desde la evaluación como periodista, como experta en lenguaje corporal, pero también explicando cómo la persona puede ser mejor y enfocando la salud mental y que haya más estabilidad a parte de ser consciente de la importancia del lenguaje corporal.

L.P.: ¿Cómo manejar nuestro lenguaje corporal?

R.M.C.: Tú te puedes conocer, pero no puedes manejarlo, precisamente porque dice mucho de ti sin que tú quieras. Uno demuestra lo que es y punto. Creo que lo importante es aprender a vivir las emociones, no podemos vivir en la neurosis de examinarnos todo el tiempo, pero sí podemos tratar de ser coherentes y demostrar lo que realmente nos apasiona. Si algo nos hace daño, también aceptarlo. Creo que de eso se trata el autoconocimiento. Más allá de controlar tus movimientos, es entender porqué los hago.

Lee también: 'El Jardín de las Mariposas': ¿hay luz al final del túnel?

L.P.: ¿Qué pasa entonces con personas, por ejemplo, como los psicópatas, que son expertos mentirosos?

R.M.C.: Los psicópatas pueden entrenar caras rígidas o trata de no hacer micro expresiones, por lo que se pensaría que descifrarlos es muy difícil. Pero es precisamente en esa rigidez en la que se delata: el discurso, los tiempos verbales, etc., todo te va dando pistas. 

En este caso el pie puede ser determinante de una mentira o de culpabilidad. La mayoría de personas que han cometido un delito tienen gestos delatores, uno de ellos es el pie. La persona que es culpable, inconscientemente, tiene sus pies apuntando siempre a la puerta, pensando ‘bueno, ¿a qué hora me puedo ir?’ O cubren su cara con objetos como vasos, bolígrafos o lo que puedan conseguir. Pero existen otros momentos en los que queda al descubierto y es ahí cuando se tiene que aprovechar porque se van delatando poco a poco.

Por ejemplo, Ted Bundy, el famoso asesino, era encantador e histriónico. Pero una de sus características más delatoras era su narcisismo. Su cinismo terminó por delatarlo, sin importar su gran inteligencia. 

L.P.: ¿Por qué es importante interpretar el discurso político?

R.M.C.: Debemos aprender a definir cuál es el buen político y el mal político. Nosotros como latinoamericanos estamos acostumbrados a elegir de forma muy visceral, no nos detenemos a pensar qué nos está queriendo decir. Escogemos por emotividad y sin fundamento, entonces hay que saber escuchar el discurso e interpretarlo. 

El lenguaje corporal te habla de las intenciones y del conocimiento, entonces si un político te da un discurso cuantitativo, solo te ofrece cosas pero no te fundamenta cómo lo va a hacer, te está vendiendo una mentira, un discurso visceral. O, por otra parte, si durante el discurso él no puede dejar de leer y evita la cámara, puede ser que sea nervioso, pero si lo mismo se repite en una entrevista que es algo mucho más cómodo, es posible que se deba poner en duda su capacidad de dirigir.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…