fbpx

La insolencia de los medios de comunicación con el deporte femenino

En el mundo del fútbol, la desigualdad económica entre hombres y mujeres es un tema que ha sonado con gran eco últimamente debido a las denuncias y críticas expuestas por las jugadoras de la selección femenina de Estados Unidos, actual campeona del mundo.

Mujeres futbolistas en un partido.

Mujeres futbolistas en un partido. / Imagen de referencia / Pixabay

LatinAmerican Post | Christopher Ramírez

Escucha este artículo


Read in english: The insolence of the media with women's sports

De acuerdo con El País de España, para el Mundial femenino de este 2019, en Francia, se dispuso un presupuesto total de 30 millones de dólares para todos los equipos que participaron de este torneo. Así, al ser Estados Unidos la campeona, las futbolistas norteamericanas tuvieron derecho a un premio de casi 4 millones de dólares, según reportó El Economista de España.

Ahora bien, estas cifras se quedan cortas (demasiado) si se hace un paralelo entre el dinero destinado a la premiación femenina y el mismo ítem en el Mundial masculino. Según el diario El Mundo, Francia, al coronarse como campeón en Rusia 2018, se quedó con 38 millones de dólares; es decir que solo el onceno francés ganó ocho millones más que lo que la FIFA destinó para todos los equipos de la Copa del Mundo de mujeres.

“Si realmente la FIFA se preocupa por el juego de hombres y mujeres de igual manera, ¿por qué está dejando que la brecha crezca? (…) No creo que la FIFA nos tenga, en general, el mismo nivel de respeto que tiene hacia los hombres”, dijo la capitana de Estados Unidos, Megan Rapinoe.

Un problema de todo el deporte

Pero la desigualdad salarial entre hombres y mujeres no es propia del fútbol solamente, sino del deporte en general. Esta es una de las tantas problemáticas que se visibilizan en todo el mundo deportivo, y así lo refleja la revista Forbes en su lista de los atletas mejor pagados en el planeta.

El ranking de la famosa publicación la lidera el futbolista Lionel Messi con 127 millones de dólares, seguido por su colega Cristiano Ronaldo con 109 millones y, en tercer lugar, Neymar con 105 millones

Por supuesto, hasta este punto sorprende que los tres atletas que más dinero reciben sean futbolistas, pero desde el cuarto puesto la lista la empiezan a dominar deportistas de otro tipo de disciplinas como el fútbol americano o el baloncesto.

Sin embargo, lo que más se ha criticado es que de los 100 deportistas que conforman la lista, solo uno es mujer: Serena Williams, y no ocupa precisamente un buen lugar. La tenista estadounidense, la actual número 9 del mundo, se posiciona en la casilla 63 con ingresos totales de 29 millones de dólares; casi 100 millones menos que Messi.

Lee también: ¿Qué dificultades enfrenta el fútbol femenino alrededor del mundo?

¿Desigualdad mediática?

No obstante, como es costumbre, el fútbol le juega una mala pasada a la prensa internacional, pues, en lo que parece un círculo vicioso, la desigualdad en el balompié tiene mayor atención mediática que la desigualdad presente en otros deportes.

Son muchas las publicaciones, ya sea en medios de comunicación o investigaciones académicas, que ponen en el centro de esta problemática al fútbol, pero muy pocos son los que reconocen, por ejemplo, que :

  1. Según la gerente general de Mitchelton-Scott, Shayne Bannon, un equipo masculino del UCI WorldTour (máximo nivel del ciclismo) puede ostentar un promedio anual de casi 19 millones de dólares. Un equipo femenino de la misma categoría no supera los 200 mil dólares. “Eso significa que los hombres tienen 75 veces más dinero para trabajar”, explica el portal Planeta Triatlon.
  2. Mientras que los hombres aseguran al menos ingresos superiores a los 33 mil dólares, las mujeres no cuentan con un salario mínimo en el ciclismo. Este derecho se otorgará solo hasta 2020, tal y como lo detalló el presidente de la Unión Ciclística Internacional, David Lappartient.
  3. “Un 17% de las ciclistas profesionales no reciben ningún salario y más de la mitad trabajan en un segundo empleo para llegar a fin de mes”, indica el portal Ciclismo Femenino. Y es que solo el 8 % de las mujeres se acomoda un sueldo de casi 45 mil dólares.

Cabe aclarar que estos son datos recogidos en tres portales diferentes (Planeta Triatlon, Ciclismo Femenino y Cycling News), todos con una información muy parecida entre sí; y es que es muy poca la investigación y noticias que existen, en este caso, sobre la brecha económica de géneros en el ciclismo.

Para la muestra un botón: Google ofrece un total de 6.510.000 resultados sobre la “desigualdad mujeres en el fútbol”, un 89% más que los que arroja la “desigualdad mujeres en el ciclismo”, con 735.000 resultados.

Fernando Cabrera, columnista de Forbes en México y experto en derecho del deporte, citó a la Organización Internacional del Trabajo (OIT), cuando explicó que “cualquier distinción, exclusión o preferencia basada en motivos de raza, color, sexo, religión, opinión política, ascendencia nacional u origen social que tenga por efecto anular o alterar la igualdad de oportunidades o de trato en el empleo y la ocupación”, puede ser considerado como discriminación.

Teniendo en cuenta esto, se podría decir que los medios de comunicación, al dejar de lado los problemas de género presentes en otros deportes diferentes al fútbol, no solo no contrarrestan esta problemática, sino que colaboran a la discriminación laboral en el planeta.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…