fbpx

Todo lo que debes saber de la Universidad de modelaje webcam

América Latina ha visto crecer este negocio en los últimos años, donde mujeres y hombres pagan por ver modelos en vivo a través de internet. 

Entrega de diplomas en la Universidad de modelaje webcam.

Entrega de diplomas en la Universidad de modelaje webcam. / Cortesía Juan Bustos

LatinAmerican Post | Juliana Suárez

Escucha este artículo


Read in english: Everything you need to know about webcam modeling University

Durante la transmisión de las camgirls y los camboys, porque no es un negocio exclusivo de mujeres, los usuarios pueden pedir ciertas cosas de acuerdo a sus preferencias. De esta forma, la experiencia resulta en una conexión mucho más humana que la que se podría dar, por ejemplo, con el porno tradicional. 

A diferencia de lo que muchos podrían pensar, este trabajo necesita sentar muchas bases antes de comenzar a hacerlo, por lo que la preparación es esencial. Para ello, el mundo Webcammer se ha sumergido en el ámbito académico, por lo que han surgido universidades en las que se enseña cómo ser una webcammer profesional.

En medio de una industria reciente, Juan Bustos, un colombiano, decidió crear la primera universidad webcam, que lleva su nombre. Al ver cómo estaba creciendo el mundo del modelaje webcam en todas partes, pero sobre todo en América Latina y Colombia, este filósofo decidió que se debía explotar pero de manera responsable para permitirle a las modelos sentar las bases de un trabajo digno.

Por medio de cursos, sesiones únicas e incluso especializaciones, a los modelos interesados en destacarse en el mundo webcam se les enseña desde juguetes sexuales hasta finanzas personales y psicología. Tan solo en su tercer año de surgimiento, la Universidad Juan Bustos graduó a 1000 estudiantes. La ceremonia de graduación, llevada a cabo el pasado 22 de agosto, tuvo charlas, asesorías para la legalización y contó con la presencia de Nacho Vidal, el reconocido actor porno.

Lea también: Así están las cifras de feminicio en América Latina

En LatinAmerican Post hablamos con Juan Bustos para que nos contara sobre la universidad y su intento por la profesionalización de este oficio.

LatinAmerican Post: ¿Cómo llegaste al negocio de las webcamers?

Juan Bustos: Estaba estudiando en la universidad Antioquia filosofía y psicoanálisis. Conocí a una modelo que trabajaba en una página de estas y me interesó demasiado porque vi la oportunidad de crear una microempresa en Medellín. Cuando comencé a trabajar fui entendiendo que este trabajo no era nada fácil. Empecé a enamorarme de la carrera y como estudiaba filosofía, yo mismo inventé las estrategias académicas que me permitieran explicarle a las modelos de qué manera trabajar. 

L.P.: ¿Cómo ha evolucionado la industria en los últimos años?

J.B.: Ha dado pasos agigantados. Muchas personas ahora están interesadas en incursionar en el modelaje, lo que ha ocasionado que exista mayor profesionalización. Las mejores modelos, tienen técnicas, estudian, se esfuerzan y proyectan a través de distintos medios y herramientas.

También se ha hecho visible en Colombia, lo que ha obligado a que se establezca una ruta para la formalización del trabajo.

L.P.:  Pero aún falta mucho camino para la profesionalización y desestigmatización de este oficio. ¿Qué falta para que siga avanzando?

J.B.: Por ejemplo en Colombia, la industria aún enfrenta varios retos, comenzando por la ausencia de una legislación que norme las actividades de este sector. Si bien ya este proceso ha comenzado y el Estado empieza a recibir tributos de la webcam, muchos estudios ya hacían el procedimiento usando para ello, las normas que más se adherían a la actividad comercial que se realiza. Pero no termina allí, las modelos deben seguir profesionalizándose para mantenerse competitivas y los estudios deben tener equipos de trabajo especializados para brindar todas las herramientas a las modelos para que ellas se desenvuelvan correctamente.

L.P.: ¿Qué se enseña en una universidad Webcamer que no se pueda aprender empíricamente?

J.B.: La Universidad Webcam brinda enseñanza en temas como la seducción, la psicología del usuario, baile, creatividad, neurolingüística, manejo del lenguaje corporal, entre otros aspectos. Pongamos un ejemplo: Una mujer puede sentir que seduce y, sin embargo, no lograr sus objetivos usando solo la seducción. El conjunto de herramientas que las estudiantes obtienen permite que ellas sean capaces de expresar sus deseos con sus gestos, con la mirada y sean capaces de leer y anticiparse a lo que un usuario desea. 

L.P.: Al ingresar a la página de la universidad inmediatamente se abre un chat en el que decenas de personas hablan de diferentes temas. A veces de técnicas en la grabación, de pagos y otras curiosidades. ¿Cuál es el propósito de éste?

J.B.: El propósito es sencillo, ser la ventana para cientos de modelos en Colombia que tienen preguntas, que necesitan un lugar para compartir con la comunidad webcam, allí las modelos nuevas encuentran consejo de otras más avanzadas, algunos logran despejar dudas, otras se identifican con situaciones de otras camgirls. Es un canal de amistad en el que las modelos encuentran a otras quienes les tienen la mano.

Lea también: ¿Tienes en mente crear un emprendimiento? La amistad podría ser la clave

L.P.: ¿La Universidad proporciona algún vínculo laboral después de terminar los estudios?

J.B.: Con la Universidad le damos la posibilidad a las modelos de que las páginas las quieran contratar para shows especiales. Que sean reconocidas y que logren ponerse en la mira para proyectos aún más grandes. Si hablamos de una modelo profesional ya empezamos a ver que es una camgirl que tiene trayectoria y está ahí por una razón. Pero siempre será esencial que innove, que se reinvente y que entienda que el haber llegado ahí no significa relajarse, significa hacer esfuerzos diarios para mantenerse y seguir creciendo. Se requiere aprender algo todos los días.

L.P.: ¿Cómo combatir las críticas que surgen hacia este oficio?

J.B.: Indudablemente hay una estigmatización del oficio, el mismo que también enfrenta la industria del porno. La forma de romperlo es dándolo a conocer; que las personas sepan realmente de qué se trata, que el Estado reconozca que existe el oficio (cosa que se ha adelantado si tomamos en cuenta que pagamos impuestos específicos para la industria webcam). También, dando a las modelos las herramientas necesarias para sentirse empoderadas, capaces de reconocer y llevar con orgullo la carrera, demostrando que este es un trabajo digno.

Por otro lado, vivimos en usa sociedad machista. El machismo lo hay en todas partes, no me anima pensar en que hay machismo en el modelaje si en una sala de chat te encuentras no solo a hombres, sino también a mujeres como espectadores, que hay tanto hombres como mujeres como modelos, y que, de hecho, el modelaje es uno de los pocos oficios que reúne a una cantidad de géneros que no verás en oficinas en las que, probablemente, sí hay casos de acoso sexual y laboral.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…