fbpx

¿Hay algún ganador en la 'Guerra fría tecnológica'?

Escucha este artículo


Grandes empresas chinas y norteamericanas han sufrido los efectos de la guerra comercial, causándole pérdidas a ambos países, especialmente la ruptura Huawei-Google

¿Hay algún ganador en la 'Guerra fría tecnológica'?

La guerra comercial entre Estados Unidos y China, que tuvo inicio el año pasado, se ha ido escalando incesantemente. Empresas de ambos países, así como otras economías por fuera de las frontera de estos dos gigantes, y los consumidores mismos de estos dos se han visto afectados por el conflicto. Ahora, el nuevo paso que ha dado ha sido hacia la ‘Guerra fría tecnológica’. 

Read in english: Is there any winner in the 'Technologic Cold War'?

Uno de los acontecimientos más intensos de esta guerra comercial ha sido la ruptura de las relaciones entre Google y el segundo mayor productores de teléfonos inteligentes en el mundo, Huawei. Esto se debe a la decisión del presidente Donald Trump de incluir a la compañía china la ‘lista negra’ empresarial. 

La tecnología es un eje fundamental del enfrentamiento. Durante el primer trimestre de 2019, Huawei vendió 59,1 millones de smartphones, un 19% del mercado y más que Apple, afirmó Perfil. 

Este corte en las relaciones entre ambas empresas le significa a Huawei no poder usar el sistema operativo de Android desarrollado por Google y que, además, tendrá acceso restringido a la tienda de aplicaciones Google Play, e incluso YouTube, Gmail, Google Maps, entre otros. 

Sin embargo, tras esta decisión, el gobierno estadounidense anunció que retrasaría la imposición de estas sanciones a Huawei durante tres meses para no afectar de manera tan abrupta a los clientes actuales. Además, dentro de este plazo, los gobiernos de ambos países podrían llegar a un acuerdo y no llevar a cabo esta sanción. 

¿Situación de doble pérdida?

De acuerdo con la BBC, esto podría llegar a afectar el rápido crecimiento que estaba teniendo Huawei internacionalmente, que además hace poco había superado a Apple en número de teléfonos vendidos en el mundo. 

Puede parecer que el que más sufre de esta decisión es China, pero lo cierto es que varias empresas tecnológicas norteamericanas se verían afectadas. Esto se debe a la dependencia entre empresas que existe en el sector del desarrollo tecnológico. En otras palabras, los dispositivos electrónicos obtienen sus componentes electrónicos de empresas de todo el mundo. 

Lea también: Este ha sido el impacto de la guerra comercial en la economía de los Estados Unidos  

Según la BBC, entre el 10% y el 13% de las ventas de algunas de estas empresas norteamericanas dependen de las empresas de telecomunicaciones de china. De hecho, Apple mismo obtiene chips de una de sus principales competencias, Samsung. 

Además, compañías como Xilinx, Qualcomm, Broadcom e Intel son proveedores de tecnología para Huawei y otras marcas chinas, y de acuerdo a la BBC, anunciaron que debían dejar de vender su tecnología para cumplir con la prohibición. Esto le generaría una pérdida de ingresos a estas. 

¿Retaliación?

El presidente de Huawei, Ren Zhengfei, afirmó que pese a las medidas de Google, la empresa seguirá desarrollando sus propios insumos para reducir la dependencia de proveedores extranjeros.

El País afirmó que las respuestas de Huawei hacia Estados Unidos con respecto a esto aún no pueden ser proyectadas, pero aseguran que habrá alguna por parte de Pekín, y que éste podría ser aplicado al iPhone. De acuerdo con El Tiempo, Apple obtiene una quinta parte de sus ganancias del mercado chino. 

Los iPhone ya venían perdiendo impulso dentro de China debido a su desaceleración económica y porque otras marcas estaban ganando en la competencia de los smartphones. Según Xataka, el último trimestre de 2018, la participación de Apple en el mercado de China era de un 11.5% y había presentando una disminución de sus ventas de un 19.9%.

No obstante, Fortune expresó en abril de este año que pudo haber habido una esperanza para que Apple fuera más competitivo dentro de China con la reducción en los costos de sus productos, elevando sus ventas en un 6%.

Una respuesta agresiva por parte de China podría amenazar a Apple, una de las mayores competencias mundiales en tecnología. Goldman Sachs aseguró que una represalia del gigante asiático, como bien podría ser la prohibición de venta de productos de esta compañía estadounidense dentro del mercado chino, podría hacer que las ganancias de Apple se reduzcan en un 29%.

De hecho, la firma Lynx Equity Strategy asegura que aunque China no tome represalias directas contra EEUU, el sentimiento nacionalista podría llegar a afectar las ventas de Apple en el país. 

 

LatinAmerican Post | Valentina Moya

Copy edited by Juliana Suárez

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…