fbpx

¿Estás humanizando a tu perro?

Escucha este artículo


Vestir como humanos, tener celebración de cumpleaños u ocupar un lugar en la mesa son algunos de los indicios para saber cuándo un perro está siendo humanizado

¿Estás humanizando a tu perro?

En la actualidad, los perros y gatos son un miembro más de la familia y eso está bien. El riesgo comienza cuando se les empiezan a atribuir acciones de seres humanos. La humanización de las mascotas es una tendencia que ha crecido en los últimos años y que convierte al animal no solo en un miembro más de la familia, sino que lo asemeja a un niño o bebé. Esto sucede especialmente con perros al ser tan cariñosos y cercanos a su dueño.

Read in english: Are you humanizing your dog?

Es tan sencillo como que, si tratas de volver cada vez más humano a tu perro, él perderá su identidad. Además, se le está irrespetando su naturaleza al no permitirle realizar las actividades que hace su raza y forzarlo a actuar como si fuera otra especie.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Kibo (@kibo.sw) el

Los perros, aunque no son salvajes sino domésticos, igual tienen su instinto animal, por lo que necesitan interactuar con otros perros, salir al parque, oler, ladrar, etc. Sin embargo, esta tendencia de humanización ha llevado a incluso a que algunos dueños dejen de sacar a su perro al parque por miedo a que contraiga alguna bacteria o enfermedad. Este tipo de acciones terminan siendo dañinas para la mascota, pueden desatar ansiedad o estrés en ellos. Además, si no tiene contacto con otros animales, al tenerlo no sabrá comportarse y seguramente será agresivo.

De acuerdo con el portal Mis Animales, otra consecuencia de tratar de esta manera a tus mascotas es la pérdida de principios de jerarquía. Al consentirlo excesivamente o tratarlo como un humano, tu mascota puede perder el sentido de quién es el que manda en la casa. De esta forma, tu perro (o gato) no sabrá distinguir entre las acciones que están bien o no. Eso puede llevar a que tenga actitudes agresivas hacia otros, pensando que él es quien manda.

Lee también: ¿Sabes qué es la enfermedad periodontal en perros y gatos?

Consiéntelo, con límites

Es claro que un perro es una mascota de compañía, y lo normal es que quieras estar junto a él y él junto a ti. Eso no tiene nada de malo. Lo importante es balancear todo para que no haya malas consecuencias.

Si quieres que tu perro te acompañe en el carro mientras realizas tus diligencias o vas al centro comercial, está bien. Pero no siempre. Tampoco tiene que acompañarte a todos los restaurantes y mucho menos sentarse contigo a comer. Tu perro también debe acostumbrarse a estar solo poco a poco. De esta manera, para él, quedarse solo será normal y no le darán ataques de ansiedad, o lo que se conoce como ansiedad por separación, de acuerdo con Última Hora, que muchas veces es el causante de los desastres que cometen.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de DIOSOVNISDEMONIOS (@diosovnisdemonios) el

 

Consiéntelos, mímalos, háblales, pero nunca olvides que tú eres el dueño: tu eres el humano y él, el animal. Y recuerda que hay una diferencia entre el trato afectuoso con tu mascota y la humanización.

Los importante también, de acuerdo con la etóloga Carolina Alaguna, entrevistada por El Tiempo, es dejar ser al animal. Ya sea el caso de un perro o un gato, cada uno y también cada raza tiene necesidades distintas, por lo que los dueños tienen la principal función de no cohibirlos, pues esto puede tener graves consecuencias.

 

LatinAmerican Post | Juliana Suárez

Copy edited by Juan Gabriel Bocanegra

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…