fbpx

Chile: ‘adiós bolsas plásticas’

Escucha este artículo


Desde el 3 de febrero comenzó a regir la Ley que prohíbe a las grandes cadenas de supermercados y retail la entrega de bolsas plásticas a sus clientes

Chile: ‘adiós bolsas plásticas’

“Un pequeño paso para el hombre, un gran salto para la humanidad”. Ajustada o no, la frase del astronauta norteamericano Neil Armstrong cuando pisó la Luna por primera vez en 1969, la eliminación de las bolsas en los supermercados y retail de Chile se convierte en un gran avance por proteger el medio ambiente.

Read in english: Chile: 'goodbye plastic bags'

Con sorpresa para los turistas que se encuentran veraneando en las playas chilenas, el 3 de febrero empezó a regir la normativa en todo el país. Esto, con miras a proteger la fauna y flora del país, además de los más de 6 mil kilómetros de costa bañada por el océano pacífico.

Pero no todo es felicidad, los empresarios que viven de las bolsas tipo ‘camiseta’, aquellas bolsas comunes de plástico que entregan cuando se realiza una compra, anunciaron que se han visto afectados en los últimos meses, tanto así que estuvieron en la obligación de reducir los puestos de trabajo.

¿En qué favorece al medio ambiente?

Chile se convierte en el primer país de América Latina en prohibir las bolsas plásticas desde el 3 de febrero en supermercados y retail, mientras que medianos y pequeños empresarios tendrán hasta el 3 de agosto de 2020 para dejar de usarlas. Vale la pena aclarar que las bolsas para la basura siguen vigentes.

El Gobierno chileno fue enfático en sacar del comercio las bolsas de plástico tipo ‘camiseta’ debido al uso indiscriminado de las mismas, ya que se estima que 3.400 millones de estas son usadas al año, en promedio 200 por persona y de las cuales el 90 por ciento van a parar a vertederos, rellenos sanitarios y hasta el mar.

La medida fue bien recibida por los chilenos, toda vez que el 95 por ciento de aquellos que hicieron parte de la encuesta nacional de Medio Ambiente en 2018 estuvieron a favor, desde Arica hasta Punta Arenas, siendo conscientes de que para la fabricación de éstas se necesita un minuto, pero duran más de 400 años en degradarse.

Los que pierden

La industria de las bolsas en Chile sintió en el bolsillo la implementación de la medida, ya que al año mueven cerca de 60 millones de dólares, correspondientes a más de 25 mil toneladas de esta clase de bolsas.

Le puede interesar: ¡No más plástico! El fique podría ser la solución

“El efecto inicial fue caótico. Hemos tenido que renegociar con los bancos; la venta bajó entre 20% y 25%; debimos despedir gente. Nuestra planilla de trabajadores pasó de 150 a 130 personas. Eso para cualquier empresa es complejo (…) Solo para nosotros ha significado una baja de $300 millones de pesos mensuales (USD 450 mil)”, aseguró a medio locales Claudio Morales, gerente comercial de Plásticos Mendoza, empresa proveedora de grandes supermercados, farmacias y retail, entre otros, de Chile.

Lo cierto es que las compañías tendrán de reinventarse, mientras que algunas empresas regresaron a las de papel y los supermercados y retail ofrecen bolsas reutilizables, de tela o biodegradables, que oscilan entre los 2 y 5 dólares. Eso sí, otros aprovecharon el ‘boom’ de las bolsas reutilizables gratuitas que entregaron las grandes marcas que estuvieron a favor de la normativa.

 

LatinAmerican Post | Jorge Hernández

Copy edited by Juliana Suárez

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…