fbpx

Sí puedes practicar deportes durante el embarazo

Escucha este artículo


Te contamos los deportes que puedes practicar, cómo evitar lesiones y los beneficios que trae la actividad física para ti y el bebé

Sí puedes practicar deportes durante el embarazo

Claro que es importante cuidarse durante el embarazo para gozar de muy buena salud, pero eso implica en cierta medida practicar deportes y desmitificar la teoría de que en esa condición no es lo más recomendable. Natación, estiramiento, pilates, ciclismo, equitación y hasta esquí, son recomendables durante la gestación solo que se deben seguir ciertas normas, que repasaremos en LatinAmerican Post.

Lo primero que hay que reiterar es la alimentación sana, que dicho sea de paso no es solamente importante durante el embarazo, sino también durante cualquier etapa de la vida. Se trata de fortalecer una dieta rica en verduras y frutas acompañada de actividad física, la cual puede ser moderada y apegada a las recomendaciones médicas.

Ejercicios moderados

Lo primero que debes saber es que está científicamente comprobado que realizar ejercicio en el embarazo alivia los dolores, fortalece los músculos, mejora las posturas, alivia el estrés y ayuda a dormir mejor. Sin embargo, hay que conocer del tema en profundidad para evitar dolencias.

Hola hace hincapié en un factor importante y es que si antes de quedar embarazada hacías ejercicio de manera intensiva, ya estando en este estado debes reducirlo para evitar peligros para él bebe. Por eso se recomienda caminar, nadar, yoga, pilates, bailar o hacer aeróbic de bajo impacto. El objetivo es mantener el equilibrio entre mente y cuerpo.

Durante los primeros días de ejercicios se recomiendan unos 10 a 15 minutos, los cuales deben aumentar gradualmente hasta llegar, al menos, a 30 minutos diarios. Al cabo de unos meses, y ya por el cansancio acumulado en el cuerpo, y con el embarazo más adelantado, lo ideal es reducir la intensidad y el tiempo de estas sesiones.

La hidratación es fundamental. La botella de agua debe acompañarte siempre. La idea es ingerir antes, durante y después de la actividad física. Vestirse con ropa cómoda y adecuada también es recomendable, usar gorra y protector solar.

Lee también: 6 mitos sobre el embarazo que no debes creer

Hola afirma que es clave estar alerta a las señales del cuerpo o sensaciones del organismo como dolores abdominales, dificultad para respirar, mareos, visión borrosa, intenso dolor de cabeza o contracciones de larga duración, pues si las sientes durante los ejercicios entonces debes suspender de inmediato y acudir a tu médico.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de ♥️Metodo Canguro♥️ (@metodocanguro) el

Cuando el embarazo es de alto riesgo o se padecen afecciones cardíacas es mejor consultar en primera instancia a un experto, el cual te debe indicar que actividad practicar y como evitar lesiones.

La Fundación Española del Corazón sugiere hacer ejercicios antes de quedar embarazada. Por lo que si todavía no estás en embarazo deberías ingresar en este mundo paulatinamente y no de forma brusca.

Los 3 ejercicios más indicados son:

1. Caminar a paso ligero para que haya una preparación cardiovascular adecuada y las rodillas no sufran.

2. Nadar: La natación aporta uno de los mayores beneficios debido a la gran cantidad de movimientos que permite realizar sin ejercer presión sobre las articulaciones, más el agua, que ayuda a armonizar los músculos. No es recomendable saltar ni bucear, tampoco estar en jacuzzi y saunas.

3. Ejercicios aeróbicos de bajo impacto como yoga, pilates o estiramientos son sugeridos para el equilibrio, así como la orientación de un instructor. El ejercicio diario, cuando se inicia, debe ser entre 20 y 30 minutos y con precaución. Para quienes no pueden realizarlo diariamente se recomiendan tres sesiones a la semana de 30 a 40 minutos.

¿Cómo se evitan lesiones?

  • El calentamiento previo es fundamental, debes hacerlo durante cinco minutos.
  • Controla la frecuencia cardiaca: esta no debería superar las 140 pulsaciones por minuto, sobre todo en los momentos en los que se realiza actividad de máxima intensidad.
  • Evita rutinas que impliquen contener la respiración.
  • Evitar los mareos: no te tumbes sobre la espalda cuando hagas yoga o pilates. Si te sientes muy agotada, para la actividad. Si el clima es muy caluroso o húmedo, es preferible no ejercitarse.
  • Siguiendo estos consejos y con la supervisipon de un médico, podrás estimular la circulación de la sangre, mejorar tu presión arterial, no aumentar de peso, reducir notablemente el riesgo de diabetes gestacional, fortalecer tus músculos y, por si fuera poco, facilitar el parto.

Deportes no recomendados

CNN en español aclara que en general, no es necesario que la mujer embarazada limite el deporte, siempre que no se fatigue excesivamente o no corra el riesgo de lesionarse, y, por ende, complicar el feto. La doctora Begoña Olartecoechea, del Departamento de Ginecología y Obstetricia de la Clínica Universidad de Navarra, ofreció al medio en cuestión, importantes detalles en relación al deporte durante el embarazo.

Olartecoechea explica que el yoga, pilates, taichí, estiramientos y natación, son los más sugeridos, pero agrega que ciclismo, equitación y esquí solo pueden practicarse durante el primer trimestre.

También se recomiendan evitar en la parte final del embarazo ejercicios que supongan impacto del peso del feto en la pelvis, como por ejemplo aerobic, zumba, footing y tenis. Lo mismo para algunos deportes que estén relacionados con esfuerzos violentos como tenis, equitación y remo. Otros deportes son totalmente prohíbidos durante los 9 meses como alpinismo, automovilismo, deportes de contacto, esquí alpino y submarinismo.

 

LatinAmerican Post | Onofre Zambrano
Copy edited by Marcela Peñaloza