fbpx

Críticas destructivas en redes sociales: el lado oscuro de la web 2.0

Escucha este artículo


Expertos debaten el fenómeno de la crítica desmedida en internet y sus consecuencias en escenarios reales, cuando se transforma en violencia

Críticas destructivas en redes sociales: el lado oscuro de la web 2.0

Crear un perfil en redes sociales y tener un poco de interacción en ellas es suficiente para convertirnos en víctimas o emisores de críticas mordaces que, camufladas bajo el derecho a la libertad de expresión del cual comulga la web 2.0, pueden afectar la salud mental y la imagen pública de otros.

Read in english: Destructive criticism in social networks: the dark side of web 2.0

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca de 800 mil personas se suicidan al año, siendo ésta la segunda causa de muerte en adolescentes y adultos jóvenes desde 2016. Muchos de estos casos han sido asociados a la presión ejercida en las redes sociales por burlas, acoso, distorsión de la realidad y la promoción de trastornos de ansiedad y depresión.

En esta sociedad se ha vuelto necesario expresar a través de las nuevas tecnologías los hechos que nos afectan como individuos o comunidad, desde una posición muy personal. Con el ánimo de generar debates que conlleven a una posible solución, se ha popularizado el uso de un lenguaje que brinca la barrera del respeto hasta caer en el macabro juego de la ofensa.

“Yo creo que estamos en un punto muy importante respecto al tema de las críticas. Creo que se nos desborda demasiada rabia, creo que nos falta prudencia, nos falta generosidad y, sobre todo, nos falta preguntar antes de emitir un juicio. Tenemos primero que saber y chequear la información. Hoy hay mucho acceso a información falsa, no podemos suponer que todo lo que dicen de una persona es cierto”, asegura la psicóloga y youtuber chilena Pilar Sordo en su más reciente video titulado El Poder de las Críticas y las Redes Sociales.

A comienzos de este año, el comediante colombiano “La Liendra”, fue noticia al ser interceptado por motociclistas que rompieron el panorámico delantero de su carro por un comentario que realizó en su cuenta de Instagram acerca de la población que reside en la Costa Caribe, el cual no fue bien recibido por algunos seguidores. Para frenar esta situación, el joven tuvo que aclarar a la opinión pública que todo se trató de un simple chiste.

Ante la agudeza de este fenómeno de no tolerancia con el pensamiento diverso, la pregunta que surge es la siguiente: ¿Cómo las críticas en entornos virtuales logran trascender a la realidad con hechos violentos que atentan con la integridad física de una persona?

Según la psicóloga y escritora española Patricia Ramírez, esta conducta se deriva por la acumulación de emociones como la ira, de sensaciones como la frustración, el afán con el que se afronta la vida y el poco equilibrio mental.

También te puede interesar: Estas son las 3 sustancias más adictivas y peligrosas 

“Otro motivo es que no sabemos criticar de forma constructiva; pensamos que los conflictos se resuelven con el insulto o hablando más fuerte, y sin argumentos; entonces, la gente termina atacando a los demás con la idea de que así obtiene poder. También hay gente que es torpe al hablar y no está entrenada en habilidades sociales, y muchas otras personas lo hacen con la intención de provocarte. La provocación es otra forma de relacionarnos con las personas. Hay gente que le encuentra gracia a ello, pero yo no”, afirma Ramírez.

No obstante, para determinar qué acciones son claves para evitar que las críticas negativas afecten la moral del ser humano, la actriz colombiana Martha Isabel Bolaños y el influenciador norteamericano Tom Bull, expresaron cuáles son sus comportamientos más frecuentes cuando las casillas de comentarios en sus redes sociales registran mensajes con contenido ofensivo hacia ellos.  

“Las ignoro. Comprendo que es normal no gustarle a todo el mundo, y si me insultan sé que es problema de quien lo dice, no mío. Cada quien saca lo que tiene en su corazón”, señala Bolaños.

Mientras que Bull argumenta que todo es cuestión de actitud. “Para ser honesto, rara vez recibo críticas de ese tipo; sin embargo, éstas me suelen herir por unos 15 segundos, luego me río de ellas y listo”.

En conclusión, la psicóloga Patricia Ramírez añade que si existe una solución y ésta radica en el manejo adecuado del lenguaje paralingüístico que posee un mensaje, es decir, la entonación, el volumen, las pausas y su contenido porque, en definitiva “hay que entrenarse, porque para esto no existe un gen”.

 

LatinAmerican Post | Carlo Mario Torres Nieves

Copy edited by Juliana Suárez

Bienestar

¿Cómo ve un recién nacido?

¿Alguna vez te preguntaste cómo ve un recién nacido? Desde que nacen, tienen todos los sentidos completamente desarrollados  ¡Aquí te lo contamos más al...

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…