fbpx

'La Sangre Rota': una obra que no te puedes perder

Escucha este artículo

 

El teatro físico llegó a Bogota para contar una sorprendente historia que genera todo tipo de sensaciones e interpretaciones en los espectadores

'La Sangre Rota': una obra que no te puedes perder

Del 11 de enero al 2 de febrero, los colombianos tienen la oportunidad de explorar el mundo LGTBI, con la sensacional obra de teatro físico “La Sangre Rota” en Casa Ensamble. La obra trata del peligroso encuentro de dos hombres en un baño público. Así, y de acuerdo con la información oficial de la obra, “sus vidas se cruzan cuando uno de ellos llega manchado de sangre y con un cuchillo en sus manos perturbado por un evento traumático que acaba de vivir; el segundo es un hombre temerario, que suele visitar los baños en busca de encuentros clandestinos. La aparición de una mujer trans en la escena revelará la naturaleza de cada uno”.

La obra es dirigida por el mexicano Saeed Pezeshki, y protagonizada por Daniel Díaza, Isabella Santiago y Alejo Díaz.

LatinAmerican Post, tuvo la oportunidad de conversar con los tres actores.

LatinAmerican Post.: Esta es una obra de México, ¿Cómo fue la adaptación y cómo ha sido la aceptación del público?

Isabela Santiago: En realidad la obra se produjo aquí en Bogotá, hace ya más de un año.

Alejo Díaz:  La idea empezó a nacer en México, él (Saeed Pezeshki) tenía en la cabeza los poemas de García Lorca (Suicidio en Alejandría y Viaje a la luna), y a partir de ahí comienza a crear esta pieza. Yo creo que la adaptación es que La Sangre Rota sucede en el  baño de una urbe que puede ser el D.F. o puede ser Bogotá.

L.P.: ¿Cómo llegan a este proyecto?

I.S.: El director, Saeed (Pezeshki), se acercó a mi una vez y me dijo que quería trabajar conmigo, después ya me contó acerca del proyecto y de ahí comenzó el proceso. Cuando yo ingresé a la obra, ya ellos estaban en el proceso de desarrollo.

A.D.: Yo conocí a Saeed en una exposición; yo soy bailarín entonces vengo del mundo de la danza. Entonces me propuso realizar un proyecto que tuviera más movimiento, de teatro físico. Un poco distinto a lo que él venía haciendo, porque él también es dramaturgo. Así fue como llegué.

Daniel Díaza: Yo esencialmente soy actor y conocí a Saeed porque estaba en un taller de entrenamiento físico y después de unas semanas de entrenamiento, me habló del proyecto y ya empezamos a entrenar, conocí a Alejo. A mitad del proceso entró Isabella para reforzar el montaje.

L.P.: ¿Qué puede encontrar la audiencia en el proyecto?

D.D.: Van a tener una experiencia única, es un momento como de espiar, de ser voyeur, de ver cosas que no estás acostumbrado a ver o que siempre te haz preguntado cómo pasan, dónde pasan. Al ser un baño público donde suceden los hechos, es un lugar donde transitan muchas personas, pero de pronto uno no pone atención a lo que pasa más allá de hacer sus necesidades. Hay toda una historia, hay muchas sensaciones, hay risa, hay llanto. “La Sangre Rota” es un momento que de verdad van a disfrutar muchísimo.

L.P.: Precisamente, ¿Qué reflexiones o sensaciones deja esta obra en la audiencia?

I.S.: Yo creo que es muy diverso. Cada persona ve algo distinto, y se entiende con diferentes partes de la obra. Yo siento que hasta quedan shockeados en algunos momentos, porque les puede parecer muy fuerte, a otros básico. Pero en realidad, yo creo que lo lindo de eso, es la cantidad de diferentes opiniones sobre la obra. La mayoría siempre quedan contentos, e inclusive de una u otra forma se han sentido identificados con lo que está pasando allí. En algún momento de sus vidas se han encontrado con otra persona en un lugar público sea un baño o cualquier otro lugar. Le comienzan a dar un montón de sensaciones y cosas que usualmente no pasan en otros tipos de obra. La audiencia se puede identificar con todo lo que ocurre dentro de la obra.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Casa E (@casaeoficial) el

 

Quizá te interese leer: Agenda Cultural: los eventos artísticos y culturales que no puedes perderte

L.P.: ¿Nos podrían contar más acerca de sus personajes y el desarrollo de éstos dentro de la obra?

A.D.:  Más que personajes super formados, cada uno encarna una sensación. Son tres sensaciones que se encuentran, que se repelen, que juegan. Yo soy la sensación que más está ahí en el espacio. Es el cuerpo que nunca sale de este lugar y por medio de este espacio es que se encuentra con diferentes personas y diferentes situaciones.

D.D.: Continuando con lo que dice Alejo, cabe resaltar que esto no es teatro costumbrista, naturalista, sino que es esencialmente teatro físico y se acerca más a la danza y puede ser un lenguaje más posdramático y por eso todos pueden tener diferente interpretaciones. Es como una sacudida de muchas sensaciones, entonces te pone a reflexionar sobre cualquier cosa que hayas conectado en la obra.

Yo soy una fuerza que entra y sale en el espacio y soy como el que está conflictuado, al borde del abismo, con muchas preguntas y con muchas necesidades por resolver en este espacio; entro, salgo a revolcar toda esta tranquilidad. Sin embargo le hemos puesto nombres a los personajes y el mío se llama Martín.

I.S.: Yo interpreto a Coral, quien entra al espacio por una necesidad física. Ella en realidad no viene buscando todo lo que sucede allí, pero aun así se encuentra con esto y causa algo de interés, morbo y hasta unos pensamientos sexuales, depende si se da. Pero ella llegó ahí a romper esa atmósfera y todo lo que está sucediendo dentro de ese baño, que ni siquiera yo sé que sucede. Ella es como un detonante de lo que está sucediendo.

L.P.: ¿Por qué deberían venir a ver esta obra?

A.D.: Si les gusta el mundo poético, el movimiento, el cuerpo, las puestas en escenas diferentes, vengan a ver La Sangre Rota. También, hay un elemento plástico que es el espacio, el cual es bellisimo, muy atractivo.

D.D.: Sí, es un riesgo maravilloso. Van a salir muy ricos de cualquier forma; es muy rico en imágenes en colores, en música. Hay que correr el riesgo con este tipo de historias para deshorizontalizar un poco, y estar inundado de otras historias.

I.S.: Para todas esas personas que les gusta el teatro, yo creo que esta es una obra que no se pueden perder. Dentro de su abanico tiene que estar La Sangre Rota.


L.P.:  Finalmente, ¿Cuál ha sido el recibimiento de esta obra en Bogotá?

A.D.: Yo creo que ha sido muy positiva, creo que Bogotá también está acostumbrada a estos nuevos lenguajes. Más que a la historia, lo chocante pueden ser los lenguajes que pueden entrelazar. La gente ha hablado muy bien. No es un una historia con una cronología lineal, cada espectador se lleva su propio punto de vista diferente, es jugar con la mente del espectador.

 

LatinAmerican Post | Laura Viviana Guevara Muñoz

Copy edited by Juliana Suárez

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…