fbpx

¡La suerte está echada! Lo que trae la Libertadores y la Sudamericana

Escucha este artículo


Ambos campeonatos muestran lo mejor del fútbol sudamericano a nivel internacional y este es el análisis ¿Qué puede suceder con los equipos grandes? ¿Cuál es el grupo de la muerte?

¡La suerte está echada! Lo que trae la Libertadores y la Sudamericana

En la noche del pasado 17 de diciembre, la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), sorteó las fases previas y grupos de su Copa Libertadores, así como los choques directos de la Copa Sudamericana.

Cabe recordar que en la primera, el campeón de este 2018 fue River Plate, en una serie contra Boca Juniors que se demoró casi un mes en finalizar, y que, finalmente, dejó como resultado un apasionante 5-3 en el global.

Por su parte, en la Copa Sudamericana el primer lugar lo obtuvo el club Atlético Paranaense, de Brasil, al derrotar por 4-3 en penales, al Atlético Junior, de Colombia. Esta final, en específico, tuvo emociones de todo tipo, entre las que destacan el fallo de un penal por parte de Jarlan Barrera al minuto 111 de partido, que le daría el tan anhelado título al equipo colombiano.

En consecuencia, se espera que para el año 2019 ambos torneos cuenten con las mismas emociones que ofrecieron en este 2018.

Te puede interesar: River Plate gritó "Campeón" por cuarta vez en la Copa Libertadores

¿Qué podría ocurrir?

Copa Libertadores

Desde que inició en 1960, han sido 25 los equipos que alguna vez se han alzado con la Copa Libertadores, de los cuales, 15 participarán en la edición 2019.  

Los dos últimos finalistas, River Plate y Boca Juniors están ‘obligados’ a clasificar a octavos de final teniendo en cuenta su nombre, figuras y grupos.

River, en el Grupo A, se medirá con Inter de Porto Alegre, Alianza Lima y el clasificado entre Palestino, Medellín, Talleres o Sao Paulo, en la fase previa. Como mínimo, se espera que el equipo ‘millonario’ se clasifique como segundo de su grupo, por detrás de Internacional o Sao Paulo, los otros favoritos de ese grupo y que también alcanzaron la Copa Libertadores en años anteriores.

Boca, por su lado, se enfrentará a Atlético Paranaense, Jorge Wilstermann y Deportes Tolima, en el Grupo G. Sobre el papel, los posibles clasificados serían el equipo argentino, junto con el actual campeón de la Copa Sudamericana, Atlético Paranaense.

Otro de los equipos que tiene como obligación llegar, al menos, hasta la fase de grupos es Atlético Nacional, de Colombia. El máximo campeón de este país clasificó a la Fase 2 luego de ganar la copa local. Entre sus contrincantes en el camino a los grupos se encuentran La Guaira, Libertad de Paraguay o Real Garcilaso, todos ellos sin mucha historia en la Copa.

Sao Paulo se juega la clasificación contra Talleres de Córdoba. Ambos equipos llegaron a la fase previa al ocupar el quinto puesto de sus respectivas ligas locales, por lo que llegan con un nivel bastante similar. Sin embargo, el equipo brasileño tiene más copas, ya que fue campeón y debería demostrar su jerarquía en esta serie.

En el otro lado de la balanza se encuentran, por ejemplo, Peñarol, Flamengo y Liga Deportiva Universitaria de Quito. Los tres equipos ya se alzaron con el título, y en este 2018, dos de ellos fueron campeones y uno subcampeón en sus respectivos países. Todos ellos hacen parte del Grupo D y están a la espera de un rival boliviano.

Asimismo, el Grupo F: Palmeiras, San Lorenzo, Junior y el clasificado entre Melgar, U. de Chile, Caracas, Delfín o Nacional de Paraguay, se muestra como uno de los más complejos: Palmeiras, campeón del Brasileirao; San Lorenzo, tercero en Argentina y Junior, subcampeón Sudamericana, así como campeón del segundo semestre en Colombia.  

Por último, está el Grupo H, con el campeón del 2017, Gremio; campeón de Chile; Universidad Católica y campeón de la Copa de Argentina, Rosario Central. Además, lo más seguro es que les espere la visita de Atlético Nacional, campeón en 1989 y 2016.  

 

Copa Sudamericana

En cuanto a la Copa Sudamericana, han sido 15 equipos los que se han coronado campeones de este torneo, en las 17 ediciones que se han jugado. Solo Boca (2004 y 2005) e Independiente de Avellaneda (2010 y 2017) han conquistado el título en más de una ocasión. Sin embargo, a comparación de la Libertadores, solo Independiente será el único campeón que participará en esta edición.

Cabe destacar que tanto River, San Lorenzo, Universidad de Chile, Sao Paulo, Liga Deportiva Universitaria de Quito, Inter de Porto Alegre y Boca (campeones en años anteriores de la Sudamericana), estarán participando en la Copa Bridgestone Libertadores. Tal vez, en un futuro, uno o varios de ellos puedan participar de la Sudamericana al quedar terceros de su grupo en la Libertadores.

Por el momento, lo más importante que hay por decir es que, de acuerdo a historia y actualidad, los choques más atractivos son: Corinthians vs Racing Club y Deportivo Cali vs Guaraní. Son dos encuentros que tienen a grandes protagonistas de cada liga local, además de tener cierta historia en el ámbito internacional. De hecho, la primera serie presentada tiene a Corinthians, campeón de la Copa Libertadores, en 2012, y Racing, en 1967. Cali, por su parte, fue subcampeón de la ‘Novia de América’, en 1978 y 1999.

Por otro lado, los demás equipos denominados “grandes” que también participan en esta Sudamericana, tienen que, sobre el papel, pasar sin mayor problema a los 16° de final: Independiente sobre Binacional; Colo Colo sobre la Universidad Católica de Perú; Santos sobre River Plate de Uruguay; Fluminense sobre Antofagasta y Botafogo sobre Defensa y Justicia.

Sin embargo, esta última llave también podría dar sorpresa y ser una de las más atractivas de la copa: Botafogo es uno de los equipos importantes de Brasil, mientras que Defensa y Justicia no tuvo un paso para nada despreciable en la pasada Copa Sudamericana, en donde casi deja en cuartos de final a Junior de Barranquilla, actual subcampeón.

 

LatinAmerican Post | Christopher Ramírez Hernández