fbpx

Bioplásticos: no son tan buenos como creemos

Escucha éste artículo


Descubre por qué la Universidad de Bonn no considera que esta alternativa ‘sostenible’ sea del todo eco amigable

Bioplásticos: no son tan buenos como creemos

La Universidad de Bonn descubrió que los bioplásticos, alternativa a los productos hechos a partir de petróleo, no son tan buenos como creemos. Esta institución explica que el consumo de bioplásticos a nivel mundial podría aumentar las emisiones de gases invernadero y cambiar por completo el uso de la tierra.

Read in english: Bioplastics: they are not as good as we think

Según la doctora Neus Escobar del Instituto de Economía de los Alimentos y los Recursos de la Universidad de Bonn y autora del estudio, "esto podría potencialmente llevar a un aumento en la conversión de áreas forestales a tierras cultivables. Sin embargo, los bosques absorben considerablemente más CO2 que el maíz o la caña de azúcar anualmente, aunque solo sea por su mayor biomasa".

El estudio, que será publicado próximamente en la revista científica Environmental Research Letters, desarrolló el experimento bajo dos posibles escenarios. Por un lado, se consideró un contexto en el que los productos hechos con plástico a partir de petróleo no cuentan con impuestos. Por otro lado, se condujo el estudio bajo la premisa de que los bioplásticos tengan subsidios tributarios y los derivados del petróleo tengan gravados impuestos.

En el segundo escenario, donde los bioplásticos están subsidiados y los basados en petróleo tienen una carga tributaria mayor, las consecuencias podrían ser nefastas pues eventualmente el plástico tradicional dejaría de ser utilizado y se cambiaría por elementos hechos a partir de caña de azúcar, maíz, entre otros. Esto, eventualmente, elevaría la emisión de gases efecto invernadero.

Lee también: La Amazonía se está acabando

"El consumo de bioplásticos de cultivos alimenticios en grandes cantidades no parece ser una estrategia efectiva para proteger el clima", afirmó Escobar. De hecho, la creencia popular de que los bioplásticos reducirán la contaminación en mares y océanos podría ser mentira. De acuerdo con EurekAlert!, el hecho de que estos plásticos provengan de plantas no significa que se vayan a degradar fácilmente.

Sin embargo, no todo son malas noticias. Según la científica, "esto probablemente se vería diferente si se utilizaran otros recursos de biomasa para la producción, como los residuos de cultivos". Adicionalmente, hay una ventaja en los bioplásticos y es que estos ayudan a reducir la dependencia en los combustibles fósiles y todos sus derivados.

Escobar recomienda a los gobiernos a nivel mundial establecer líneas claras de reciclaje y reutilización del plástico. De esta forma se asegura que el material ya producido será utilizado nuevamente.

 

LatinAmerican Post | Marcela Peñaloza

Copy edited by Laura Viviana Guevara Muñoz

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…