fbpx

¿Imprimir dinero en el extranjero? Una solución para los países latinos

Muchos países optan por producir sus billetes en otras latitudes debido a que es un proceso costoso y delicado, algunos otros tienen razones diferentes

¿Imprimir dinero en el extranjero? Una solución para los países latinos

Aunque en los últimos tiempos se ha ido prescindiendo del efectivo y se ha ido migrando hacia los medios de pagos digitales. Según el diario El Economista, aproximadamente aún el 9% del dinero que circula en el mundo, corresponde a su forma más líquida (billetes y monedas).

Read in english: Is printing money abroad the solution for Latin American countries?

Este efectivo en algunos casos es producido dentro en su país de origen, sin embargo, existe una gran cantidad de países alrededor del mundo que no producen su propio dinero y le encargan esta tarea a un grupo de compañías especializadas.

La principal razón para que esto último suceda es que para los países más pequeños no resulta rentable invertir en las imprentas y demás tecnologías para producir una pequeña cantidad de billetes que necesita su economía.

En el caso de los países de América Latina nos encontramos con países que producen su propio dinero, otros que producen alguna parte del mismo, otros que no lo hacen y otros que ni siquiera cuentan con una moneda propia.

En este último caso se encuentran países como Ecuador y El Salvador. Países cuya economía se encuentra formalmente dolarizada, es decir, que dependen de la cantidad de dólares que imprima la Reserva Federal de los Estados Unidos. Muchos analistas señalan esto como uno de los obstáculos más problemáticos de la dolarización, pues hace imposible que los países mantengan una política monetaria autónoma.

También encontramos el caso de Panamá, que, aunque su economía no se encuentra formalmente dolarizada, ya que aún circula el balboa, la mayoría del dinero que circula en las calles del país son dólares estadounidenses.

Lea también: Estos son los 5 billetes más extraños del mundo 

No es un proceso autónomo, ni siquiera para los países con su propia casa de la moneda

Aunque en teoría los países de la región con las economías más importantes cuentan con sus propias casas de la moneda, donde sus bancos centrales mandan a imprimir el dinero necesario, estas no siempre se dan abasto y no siempre cumplen con la totalidad de esta función.

Brasil, México, Colombia, Argentina, Chile y Venezuela cuentan con sus casas de la moneda. Sin embargo, estas dependen de una gran cantidad de insumos importados para lograr producir los billetes y monedas por lo que de alguna moneda terminan siendo dependientes del extranjero también.

Según refleja la BBC, se han dado casos en los cuales países como Argentina o Paraguay han recurrido a las casas de la moneda de Brasil y Chile para que estas se hicieran cargo de la impresión de una parte de los billetes que necesitaban colocar en circulación.

También se encuentra el caso de Venezuela, país que vive una escasez de efectivo y que en los últimos meses ha actualizado su cono monetario y ha realizado una reconversión monetaria donde las autoridades del banco central de este país han reportado la llegada de aviones cargados de efectivo según se refleja en el medio DW.

Finalmente, los países de la región con economías más pequeñas han recurrido a imprimir sus billetes en el exterior debido a los altos costos que lleva realizar esta tarea. Este es el caso de países como Bolivia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Uruguay y Paraguay.

 

LatinAmerican Post | Daniel Ramírez Pérez

Copy edited by Laura Viviana Guevara Muñoz

Escucha éste artículo


We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…